¿Por qué se drogan con Artane?

El Artane, Clorhidrato de Trihexifenidilo, es una droga muy antigua, de finales de los años 60. Se ha constatado la existencia de automedicación y abuso en niños, adolescentes y adultos que comenzaron a utilizar esta droga porque era un medicamento de sus abuelos y estaba a su alcance.

¿Qué es el Artane?

El Artane es un medicamento antiparkinsoniano y está compuesto por Clorhidrato de Trihexifenidilo 2 mg o 5 mg; Fosfato dibásico de calcio, almidón, almidón pregelatinizado, estearato de magnesio c.s. (cada comprimido). El Clorhidrato de Trihexifenidilo ejerce una acción inhibitoria directa sobre el sistema nervioso parasimpático mediante el bloqueo parcial de los receptores colinérgicos colaborando en el equilibrio colinérgico dopaminérgico.

Artane se usa para tratar la rigidez, temblores, espasmos y el control deficiente de los músculos de la enfermedad de Parkinson. Se administra por varias vías, incluso por vía tópica. El uso parenteral puede causar hipotensión ortostática.

Produce además un efecto relajante sobre la musculatura estriada en forma directa e indirecta a través de la inhibición del sistema nervioso parasimpático. Sus propiedades terapéuticas son similares a las de la atropina pero sus reacciones adversas son menos frecuentes y severas que ésta última.

El Clorhidrato de Trihexifenidilo (CTHF) es utilizado ampliamente en la práctica neurológica y psiquiátrica, por sus propiedades anticolinérgicas para disminuir los síntomas de la enfermedad de Parkinson y de los distintos tipos de parkinsonismo, como el que se produce con la utilización de antipsicóticos (neurolépticos) típicos.

Artane o (CTHF) está indicado como coadyuvante en el tratamiento de todas las formas de parkinsonismo (postencefalítico, arterioesclerótico e idiopático). Este medicamento es a menudo utilizado en forma conjunta con levodopa. Además, está indicado en el control de los desórdenes extrapiramidales causados por drogas tales como dibenzoxacepinas, fenotiazina, tioxantenos, reserpina y butirofenonas.

Tiempo de vida media de la droga

El comienzo de acción por vía oral de Artane es a la hora, y la duración de acción es de seis a doce horas.

  • Comienzo de acción: 1 hora.
  • Duración de la acción: de 6 a 12 horas.
  • Tiempo de vida media: 3 – 7 horas.
  • Fase inicial de eliminación: 3 – 5 horas
  • Fase de eliminación terminal: 32.7 horas

¿Por qué se drogan con Artane?

Para responder la pregunta del título de este artículo se relatará el caso de un soldado del ejército iraquí que patrulla las calles impredecibles de Bagdad.

Ahmed Qasim, soldado iraquí, realiza un turno de 12 horas por las calles de Bagdad y dice que: Cada turno es un ejercicio de terror e incertidumbre; entonces saca una pastillita blanca llamada Artane que lo ayuda a cumplir sus deberes. “A mí me ayuda a hacer el trabajo”, comentó. “No puedo soportar trabajar sin tomar el Artane. Me hace sentir feliz y que estoy volando, pero me puedo controlar”. 

En particular, abusan del Artane ya que tiene efectos eufóricos cuando se usa en dosis altas. “Creen que este Artane les permite tener coraje y ser valientes, dijo un doctor, quien habló a condición de guardar el anonimato porque no estaba autorizado para hablar públicamente sobre el tema. Explicó: “Lo toman para no tener ansiedad ni miedo, para que puedan derribar puertas y entrar a las casas sin vergüenza alguna”. “También recurren a esta droga para calmar el estrés de su trabajo”.

En la calle, se conoce al Artane o Valium por sus sobrenombres que incluyen“la cápsula”,“la ceja”,“la cruz”,“la araña”,“aperitivo”o“comida preparada”.

A diferencia de algunos tranquilizantes y drogas como la cocaína o la heroína, el Artane no produce adicción física, pero puede producir dependencia psicológica. Sin embargo, la etiqueta del medicamento advierte que el alcohol, los barbitúricos o los narcóticos pueden intensificar sus efectos.

Los psiquiatras familiarizados con el abuso de Artane dicen que varía la frecuencia de uso entre los adictos, y en ocasiones sólo lo toman cuando están bajo presión.

Artane como droga de abuso

Reportes de numerosos psiquiatras de urgencia de Latinoamérica refirieron un aumento en el número de casos de consumidores de Clorhidrato de Trihexifenidilo (CTHF) o Artane sin indicación médica; en particular entre la población joven, que lo utilizaría en conjunto con otras drogas de abuso como el alcohol y la marihuana, por su efecto euforizante y alucinógeno.

Esta situación se ve facilitada por su bajo costo, la facilidad para comprarlo y la inexistencia de controles para su venta, que hace posible adquirir grandes dosis a un precio reducido.

En la práctica psiquiátrica las dosis utilizadas habitualmente oscilan entre 2 y 15 mg/día. Pero existen reportes de pacientes que han sufrido una progresiva tolerancia al fármaco y que los lleva a consumir dosis de hasta 100 mg/día y no presentan síntomas agudos de importancia.

En dosis mayores (en general sobre 20–25 mg/día) se ha reportado que el Clorhidrato de Trihexifenidilo (CTHF) puede causar delirium con diversos síntomas como:

  • Euforia.
  • Alucinaciones visuales.
  • Confusión.
  • Desorientación.
  • Conductas agresivas.
  • Agitación.
  • Ideas paranoides.
  • Amnesia anterógrada.
  • Auto o heteroagresividad.
  • Riesgo suicida.
  • Taquicardia.
  • Ocasionalmente arritmias.
  • Hipertensión.
  • Midriasis.
  • Vasodilatación periférica.
  • Convulsiones.
  • Retención urinaria.
  • Dificultades en la eyaculacion.

Efectos que produce la droga sobre:

El Clorhidrato de Trihexifenidilo produce efectos sobre el humor, la ansiedad, psicodélicos y potencia los efectos de otras drogas. Se describe a continuación cómo actúa en cada uno:

Humor

Repetidamente se ha señalado que el Clorhidrato de Trihexifenidilo posee efectos psicoestimulantes, euforizantes o antidepresivos. También potencia los efectos de drogas como las anfetaminas.

Los datos sugieren que el Clorhidrato de Trihexifenidilo al tiempo que inhibe la actividad colinérgica, activa las vías monoaminérgicas.

Ansiedad

Las drogas de abuso como el alcohol, los barbitúricos, los cannabinoides y los opiáceos, son comparables al Clorhidrato de Trihexifenidilo, ya que reducen la actividad colinérgica. Todas estas drogas tienen efectos ansiolíticos y euforizantes.

Efecto psicodélico

El Clorhidrato de Trihexifenidilo ha sido citado frecuentemente como una droga utilizada para conseguir estados «high», psicodélicos o alucinaciones. Se han descrito casos en que el Clorhidrato de Trihexifenidilo se ha consumido fumado con tabaco o administrado por vía IV.  La asociación con opiáceos es común.

La accesibilidad a la compra de Artane sin control de uso y el bajo precio, ha propiciado mucho su uso. El cuadro clínico de la intoxicación aguda ha sido descrito como alucinosis orgánica. Se caracteriza por la existencia de alucinaciones visuales (con ausencia de alucinaciones auditivas), conducta desorganizada no finalista y estado de ánimo eufórico con verborrea.

El nivel de conciencia, la memoria y la orientación son correctas y no existe ansiedad ni vivencia de extrañeza ante las alteraciones sensoperceptivas. El cuadro es superponible al de una intoxicación atropínica.

Potenciación de efectos de otras drogas

El Artane o Clorhidrato de Trihexifenidilo tiene un gran efecto dopaminérgico y noradrenérgico, razón por la que este fármaco es capaz de potenciar efectos en la administración aguda de alcohol, cafeína, y drogas como opiáceos y cannabinoides. En una experiencia con pacientes adictos a la heroína en tratamiento con metadona, ellos manifestaron un mejor confort y efectividad subjetiva del tratamiento después de añadir biperideno a la solución de metadona que tomaban.

En los servicios de urgencias es frecuente atender a adolescentes y adultos que han utilizado Artane y alcohol simultáneamente. Estos pacientes presentan cuadros alucinatorios tras la ingestión de Trihexifenidilo y alcohol etílico.

Reacciones adversas

Las reacciones adversas que produce el Artane tienden a ser menos pronunciadas y aún a desaparecer a medida que el tratamiento para pacientes con Parkinson continúa; por eso, cuando es utilizada por gente que no padece esta enfermedad incrementan los mg dia a dia para “sentir” lo mismo que sintieron en el comienzo.

Las reacciones adversas que produce esta droga son:

  • Alucinaciones.
  • Taquicardia.
  • Bradicardia sinusal paradójica.
  • Dilatación de pupilas.
  • Ciclopejia, dificultad temporal de la función del músculo ciliar del ojo.
  • Visión borrosa.
  • Sequedad de boca (xerostomía ) y piel.
  • Piel seca y caliente.
  • Alteración de la sudoración.
  • Músculos muy rígidos.
  • Nerviosismo.
  • Deterioro de la memoria o falta de memoria.
  • Mareos.
  • Retención urinaria.
  • Constipación.
Midriasis: dilatación de pupilas.

Síndrome de abstinencia con Artane

La existencia de tolerancia ha sido comprobada y se registraron casos en que el consumo era de hasta 2.000 mgrs de Trihexifenidilo en un mes (unos 70 mgrs/día). A partir de las 2-4 semanas es posible padecer mínimos signos de abstinencia si el fármaco se retira bruscamente.

El cuadro de abstinencia de Artane consiste en:

  • Mialgias.
  • Diaforesis.
  • Parestesias.
  • Cefalea.
  • Coriza.
  • Fatiga.
  • Malestar general.
  • Náuseas o vómitos.
  • Diarrea.
  • Ansiedad.
  • Insomnio.

La abstinencia de antiparkinsonianos-anticolinérgicos tiene efectos vegetativos (fenotiacina salifáticas o piperidínicas) e incluye insomnio, cefaleas, náuseas o vómitos, gastralgias e inquietud psicomotriz. Se caracteriza por la presencia de ansiedad, y existen casos en que esta droga ha sido objeto de automedicación en pacientes con trastornos de ansiedad.

Sobredosis de Artane

La sobredosis con Artane (Trihexifenidilo) produce síntomas centrales típicos de intoxicación por atropina (el síndrome anticolinérgico central). El diagnóstico correcto depende del reconocimiento de los signos periféricos del bloqueo parasimpático, incluidas las pupilas dilatadas y lentas; piel cálida y seca; enrojecimiento de la cara; disminución de las secreciones de la boca, faringe, nariz y bronquios; aliento maloliente; temperatura elevada; taquicardia, arritmias cardíacas; disminución de los ruidos intestinales; y retención urinaria.

Pueden presentarse signos neuropsiquiátricos como delirio, desorientación, ansiedad, alucinaciones, ilusiones, confusión, incoherencia, agitación, hiperactividad, ataxia, relamerse los labios y movimientos de degustación, pérdida de memoria, paranoia, combatividad y convulsiones. La afección puede progresar a estupor, coma, parálisis, paro cardiorespiratorio y muerte.

La sobredosis con Artane produce los síntomas del sistema nervioso central típicos de la intoxicación con atropina (síndrome anticolinérgico central).

Tratamiento por sobredosis

El tratamiento de sobredosis aguda implica terapia sintomática y de apoyo. Se debe realizar un lavado gástrico u otros métodos para limitar la absorción. Se puede administrar una pequeña dosis de diazepam o un barbitúrico de acción corta si se observa excitación del SNC.

Las fenotiazinas están contraindicadas porque la toxicidad puede intensificarse por su acción antimuscarínica, provocando coma. Puede ser necesario soporte respiratorio, respiración artificial o administración de agentes vasopresores. Se debe revertir la hiperpirexia, reemplazar el volumen de líquido y mantener el equilibrio ácido. Existe posibilidad de realizar un cateterismo urinario. No se sabe si Artane (Trihexifenidilo) es dializable.

Conclusión

La frecuencia del uso de esta droga debería llevar a un replanteamiento por parte de las autoridades de salud en cuanto a los mecanismos de control para su venta. El precio de venta en farmacias al dia de hoy es de $ 1.082.85 una caja de Artane 5 mg comprimidos x 50 o U$S 7.21 y es posible adquirirlo sin necesidad de receta retenida.

Es necesario tener presente que una persona adicta a cualquier droga padece de una enfermedad crónica que lo lleva al uso recurrente de esta sustancia química; la cual afecta al cerebro y a su capacidad para controlar el consumo. Pero las acciones que convierten a una persona en adicta/o se ven manifestadas por la búsqueda y el uso compulsivo de la droga; un estado de desinhibición que lo conduce a involucrarse en situaciones de riesgo; la disminución del juicio y el razonamiento. Todo esto modificando el funcionamiento y estructura del cerebro.

El consumidor de drogas niega tener un problema y brinda una serie de razonamientos para tratar de evadir el tema. Como individuos empáticos: “No dejemos solos a las personas adictas, no las aislemos, ello/as necesitan de nuestra ayuda…pero no saben como pedirla.”

Recomiendo lectura relacionada ➡aquí.


Información del Autor
  1. Plazas Lorena, enfermera, trabajo propio.
Referencias bibliográficas
  1. Heerlein Andres; Solís Jaime, 2002, “Delirium por Clorhidrato de Trihexifenidilo”, Psiquiatría y Salud Integral 2002; 2(4): 15 – 18, Chile. Disponible en: https://medworksmedia.com/wp-content/uploads/2017/10/0015-18-PSI-V2-N4-CASE-STUDY.pdf
  2. Soler Insa, 2000, Abuso y dependencia de fármacos antiparkinsonianos, Revista Elsevier, Vol 2 No 3, pp 172-176 (Septiembre 2000), Barcelona, España. Disponible en: https://www.elsevier.es/es-revista-trastornos-adictivos-182-articulo-abuso-dependencia-farmacos-antiparkinsonianos-10017895
  3. PubChem.”Trihexifenidilo”. https: //pubchem.ncbi.nlm.nih.gov/com (consultado el 17 de septiembre de 2018).
  4. Al-Husaini Mudhafer, Goode Erica, Kakan Atheer, 2009, El Mundo, El Espectador. Disponible en: https://www.elespectador.com/noticias/el-mundo/aumenta-numero-de-soldados-iraquies-que-abusa-del-uso-de-medicamentos/

Última actualización: [ 21/04/2021 ]

Publicaciones recientes