Broncoaspiración. ¿Que ocurre con el paciente?

BRONCOASPIRACIÓN

Broncoaspiración

La broncoaspiración consiste en la aspiración accidental de sólidos o líquidos por la vía aérea. Puede sobrevenir también en las personas inconscientes o en los bebés de forma que la comida queda acumulada en la boca y es llevada hacia los bronquios en el momento de aspirar lo que obstruye las vías respiratorias.

Causas

  • La broncoaspiración puede presentarse como consecuencia de padecimientos que dejen al enfermo en un estado de inconsciencia o incapaz de moverse.
  • También suele ocurrir con los bebés, o con los niños pequeños, ya que comúnmente se llevan a la boca todo objeto que encuentran a la mano. Sobre todo cuando se trata de cosas pequeñas que pueden obstruir las vías respiratorias y provocar asfixia en caso de no ser expulsadas a tiempo.
Broncoaspiración
Broncoaspiración

Síntomas de la broncoaspiración 

  • Dificultad para respirar
  • Tos
  • Estridor, es decir, ruidos al realizar las inspiraciones
  • Cianosis (coloración amoratada de la piel)
  • En casos extremos en las que la situación se sostiene en el tiempo y la privación de oxígeno es muy importante se produce pérdida del conocimiento.

Prevención

Prevención de aspiración durante la alimentación por boca

  • Dejar que el paciente descanse durante 30 minutos antes de la hora de alimentarlo; si está descansado, es probable que la persona tenga menos dificultad para tragar.
  • La persona debe estar erguida en una silla; si está postrada a la cama, se debe elevar el respaldo a un ángulo de 90 grados.
  • Si se le inclina la cabeza ligeramente con el mentón hacia abajo, ayudará a reducir la aspiración en algunos tipos de disfagia.
  • Graduar el ritmo de la alimentación y el tamaño de los bocados según la tolerancia de la persona y evitar la alimentación apresurada o forzada.
  • Alternar bolos sólidos y líquidos.
  • Introducir el alimento en la boca del paciente según el tipo de déficit. Por ejemplo, se puede dar el alimento en el costado derecho de la boca si existe debilidad facial en el lado izquierdo.
  • Determinar la viscosidad del alimento que mejor tolera la persona. Ejemplo: algunas personas degluten los líquidos espesos con más facilidad que los líquidos más diluidos.
  • Según un estudio reciente, la mayor viscosidad de los alimentos mejoró notablemente la
    capacidad de deglución en pacientes neurológicos. Esto significa que la aspiración se redujo significativamente cuando los pacientes deglutieron zumo o budín (en comparación con la deglución de líquidos).
  • Minimizar el uso de sedativos y sedantes hipnóticos ya que estos agentes pueden afectar el reflejo de la tos y la deglución.
  • Evaluar la efectividad de técnicas como dar señales, redireccionar, segmentar tareas y realizar modificaciones del entorno (para minimizar las distracciones) como alternativas de la alimentación en boca.
Broncoaspiración
Broncoaspiración

Prevención de aspiración durante la alimentación por sonda

  • Es probable que las personas que aspiran alimentos durante la alimentación oral también lo hagan con la alimentación por sonda, ya sean sondas nasogástricas o de gastrostomía.
  • Por lo tanto, la tendencia creciente es evitar el uso de la alimentación por sonda sólo con el fin de evitar la aspiración.
  • Existen situaciones en que la alimentación por sonda es necesaria, especialmente durante períodos de enfermedad aguda.

Cuando la alimentación por sonda es necesaria, las siguientes actividades pueden ayudar a reducir la aspiración:

  • Mantener el respaldo de la cama elevado al menos a 30º durante las alimentaciones continuas.
  • Cuando la persona alimentada por sonda puede comunicarse, es importante preguntarle si tiene alguno de los siguientes síntomas de intolerancia gastrointestinal: nauseas, sensacion de lleno, dolor abdominal, y calambres.
  • Estos síntomas son señales de vaciado gástrico lento que puede, a su vez, aumentar la probabilidad de regurgitación y aspiración de contenidos gástricos.
  • Medir los volúmenes residuales gástricos cada 4 a 6 horas durante las alimentaciones continuas inmediatamente antes de cada alimentación intermitente.
  • Esta evaluación es de especial importancia cuando la persona alimentada por sonda es incapaz de comunicar los síntomas de intolerancia gastrointestinal.
  • Aunque no hay información de investigación convincente respecto de qué se considera
    volumen residual gástrico excesivo, una cantidad elevada persistente (por ejemplo, mayor de 200 ml) debería causar preocupación
  • Se puede administrar un agente procinético (como la metoclopramida o la eritromicina) para aliviar el vaciado gástrico lento.
  • Puede indicarse la colocación postpilórica de la sonda de alimentación (yeyunostomía) si el vaciado gástrico lento se torna un problema. Existe controversia sobre la eficacia de esta opción.
  • La alimentación por bomba puede estar asociada con menos casos de aspiración que la alimentación por gravedad controlada en pacientes postrados con sondas de gastrostomía.

Prevención de Neumonía por aspiración mediante cuidados orales

  • La falta de dientes o dentaduras postizas mal colocadas predisponen a la aspiración al interferir con la masticación y la deglución.
  • Los dientes infectados y la higiene oral deficiente predisponen a la neumonía después de la aspiración de secreciones orales contaminadas.
  • Los resultados de un estudio reciente sugieren que la alimentación por sonda en personas mayores está asociada con una colonización patogénica significativa de la boca, aún más que la observada en las personas que recibieron alimentación por boca.
  • La evidencia indica que los cuidados dentales semanales y la limpieza de los dientes de la persona mayor con un cepillo dental después de cada comida reduce el riesgo de la neumonía por aspiración.
Neumonía
Neumonía

Tratamiento

El tratamiento de la broncoaspiración es centrarse en liberar las vías respiratorias del paciente para restaurar su función respiratoria de forma normal.

Se procederá a retirar el objeto o sustancia que obstruye las vías con el cuidado suficiente para que dicho elemento no penetre más hacia el interior.

Si se trata de un objeto lo más adecuado es la realización de las maniobras de primeros auxilios como por ejemplo la maniobra de Heimlich o RCP.

Si lo que obstruye las vías es un líquido lo más conveniente será realizar una aspiración con un aparato de aspiración y una sonda adecuada al paciente y al proceso que vamos a realizar.

Debemos de tener siempre en cuenta que aunque la obstrucción sea parcial y el paciente tenga una buena función respiratoria el líquido u objeto por pequeño que sea debe de ser retirado para evitar complicaciones futuras.

RCP
RCP

Plan de Cuidados

1.- Limpieza ineficaz de las vías respiratorias secundario a la supresión del reflejo de la tos.
Actividades:
– Realizar cambios posturales
– Fisioterapia respiratoria (respiraciones profundas, clapping, vibraciones y espiraciones forzadas)
– Mantener al paciente hidratado para facilitar la expulsión de secreciones

2.- Patrones respiratorios ineficaces secundario a la obstrucción mecánica y el dolor.
Actividades:
– Valorar el dolor con la escala EVA para asegurar el confort del paciente
– Aspiración de secreciones con sonda en pacientes intubados o traqueostomizados

3.- Deterioro del intercambio gaseoso secundario a la anestesia general o raquídea y aspiración.
Actividades:
– Mantener la vía aérea permeable realizando aspiración de secreciones o colocación del tubo de mayo, si precisa
– Mantener la oxigenación del paciente mediante la monitorización de la saturación O2 , colocando el pulsioxímetro y controlar que las alarmas estén bien ajustadas
– Colocar al paciente en una postura óptima para la oxigenación (35-45º)
– Posición de Fowler alta para facilitar la expansión máxima del pecho

4.- Alto riesgo de broncoaspiración secundario a una disminución del nivel de conciencia
Actividades:
– Valorar la función gastrointestinal para descartar peristaltismo hipoactivo
– Colocar al paciente a 30º para evitar reflujo gástrico
– Mantener la permeabilidad y el funcionamiento de los aparatos de aspiración nasogástrica para prevenir la acumulación de contenido gástrico
– Proporcionar cuidados frecuentes de la boca para evitar la colonización de la orofaringe con bacterias y la inoculación en vías aéreas inferiores
– Tratar las náuseas con rapidez

Información del autor

  1. Enfermeria Buenos Aires
  2. Lorena Plazas, licenciada en enfermería. Trabajo propio
  3. https://pxhere.com

Última actualización: [17/06/2019]