Citotóxicos

La Guía de buenas prácticas para trabajadores profesionalmente expuestos a agentes citostáticos, de la Escuela Nacional de Medicina del Trabajo, define los fármacos citotóxicos como aquellos que “interfieren con el crecimiento y la proliferación de las células o con la síntesis del ADN”,.

Fármacos citotóxicos 

La mayoría de ellos se unen directamente al material genético en el núcleo de las células, o afectan a la síntesis de las proteínas celulares. Son fármacos citotóxicos:

Bioseguridad 

Por su alta toxicidad pueden ser perjudiciales para el paciente, para la enfermera que los elabora o para el medio en el que se preparan, de ahí que la bioseguridad sea un elemento primordial:

  • Bloqueo automático de puertas
  • Batas impermeables
  • Doble calza
  • Gorro
  • Doble guante
  • Mascarillas FPP3
  • Filtros de aire o salas de presión negativa para su preparación con el objetivo de evitar la formación de aerosoles peligrosos para su salud
El tiempo máximo en las campanas es de dos horas
El tiempo máximo en las campanas es de dos horas

“Manipulamos fármacos muy tóxicos, muy especiales, de un coste muy alto. Si te confundes en alguna dosis por mínima que sea puede resultar letal; por lo tanto, hay que tener unos conocimientos, una concentración y un saber trabajar y saber dónde estás y lo que estás manipulando”, afirma Aroa González.

El riesgo cero es posible con investigación y control de calidad

Forma de trabajo en la Unidad

Todo el material, sueros, medicaciones se preparan fuera de la campana, y se introducen en la cabina a través de un pasamanos.

En las cabinas no está permitida la presencia de anillos, relojes o pulseras. En una sala anexa la enfermera procede a equiparse con el material de bioseguridad.

Se realiza un lavado de manos sencillo, no es necesario que sea quirúrgico, y ya en el interior, antes de empezar a manejar los productos, deberá colocarse un segundo par de guantes estériles.

Las auxiliares de enfermería se encargarán de ir preparando las bandejas para los distintos tratamientos y de ir introduciéndolas en las cabinas donde las enfermeras las prepararán. Se utilizan compresas para la limpieza absoluta del tratamiento.

Para la elaboración de citostáticos se usan sistemas cerrados con unos punzones para evitar la utilización de agujas y serán más grandes o más pequeños, en función del tamaño del vial, con un punzón por cada vial.

El sistema es cerrado, con jeringas Luer lock, con lo que se evita el riesgo de pinchazos. Estos punzones llevan un sistema valvular que iguala la presión entre el vial y la jeringa. De esta forma se evita meter aire ni en la jeringa ni en el vial, impidiendo con ello la formación de un aerosol tóxico. Es un sistema completamente cerrado.

Jeringas Luer lock
Jeringas Luer lock

Todos los residuos se eliminan en un contenedor específico que está en una nevera refrigerada para evitar contaminantes. Mientras se trabaja, la puerta está abierta, una vez que se ha terminado se cierra por completo para evitar fugas.

Una vez finalizada la elaboración, antes de su traslado al hospital de día, que es donde otra enfermera se lo suministrará al paciente, la auxiliar lo envolverá de forma independiente en distintas bolsas dependiendo de si es necesario proteger el suero de la luz o no. En todo momento los tratamientos llevan etiquetas identificativas para garantizar la trazabilidad y seguridad de los productos.

Dada la alta toxicidad de los fármacos, el tiempo máximo de trabajo en la sala limpia es de dos horas.

Sobre prevención de Riesgo Laboral

Se trata de no estar demasiado expuesto a los aerosoles, porque en el servicio de farmacia no es como en radioterapia, que llevan su dosímetro para ver la radiación; esto es muy difícil medirlo.

De hecho, desde el servicio de prevención de riesgos laborales les hacen controles anualmente, tanto analítica como espirometría; aunque es muy difícil intentar controlar la exposición que se ha tenido a citotóxicos.

Los estudios que existen son en orina y simplemente para un tipo de citotóxico y no para todos. Pero si se controla la exposición diaria a una campana de citotóxicos, teniendo campana de seguridad biológica y con el material necesario no se debe de asumir ningún riesgo. Normalmente cada mes se rota por la unidad para limitar el tiempo anual de exposición a los citotóxicos.

El riesgo cero es posible con investigación y control de calidad
El riesgo cero es posible con investigación y control de calidad
Información del Autor
  1. Consejo General de Enfermeria de España
  2. https://www.consejogeneralenfermeria.org/
  3. https://pxhere.com

Última actualización: [18/06/2019]