Diferencias entre mascarillas filtrantes, quirúrgicas y de tela

Última modificación el 16/07/2020 por Lorena Plazas

¿Cómo se previene la COVID-19?

Evitando la transmisión. Y para ello:

  • Quédate en casa salvo que tengas que salir por necesidad primaria evitando siempre las visitas en tu domicilio.
  • Mantén la distancia de seguridad de al menos dos metros.
  • Al toser o estornudar tápate la boca con la parte interna del codo. También puedes usar un pañuelo de un solo uso, tirándolo posteriormente a la basura.
  • Lávate frecuentemente las manos con agua y jabón, durante al menos 20 segundos (o lo que se tarda en cantar dos veces cumpleaños feliz) o con una solución hidroalcohólica.
  • Evita tocarte la cara, la boca, la nariz o los ojos especialmente fuera de casa.
  • No compartas utensilios personales (toallas, cubiertos, vasos…)
  • Ponte la mascarilla especialmente si te encuentras en espacios comunes ya que puede servir como un medio de control de la fuente de infección al reducir la propagación a través de las gotas respiratorias. Ana Panadero, urgencióloga. Hospital Marina Baixa.

¿Se recomienda el uso de mascarillas?

El Ministerio de Salud recomienda el uso de mascarillas a la población sana en dos situaciones concretas:

  • Cuando no se puede garantizar la distancia de seguridad en el trabajo, en la compra, en espacios cerrados o en la calle.
  • Cuando se utiliza el transporte público.

El uso de mascarillas en estas situaciones podría frenar la propagación del virus “solo si se hace uso correcto y asociado a las medidas de prevención”.

¿El uso de mascarillas es la medida más importante en la prevención de la COVID-19?

No. El uso de mascarillas en la comunidad debe considerarse como una medida complementaria y no como reemplazo de las medidas preventivas establecidas y que todos conocemos:

  • Distanciamiento físico.
  • Toser y estornudar en la parte interna del codo.
  • Higiene frecuente de manos.
  • Evitar tocarse la cara, la nariz, los ojos y la boca.

¿Qué tipos de mascarillas existen?

Hay tres tipos de mascarillas:

  • Respirador o filtrante (FFP).
  • Médica o quirúrgica .
  • No médica, incluyen varias formas de mascarillas de fabricación propia o comercial. Se trata de cubiertas faciales hechas de tela, otros textiles u otros materiales como el papel. No están estandarizadas y no están destinados para su uso en entornos de atención médica o por profesionales sanitarios. Las mascarillas higiénicas son un tipo de mascarilla no médica.

¿Para qué sirven las mascarillas quirúrgicas?

Las mascarillas quirúrgicas son una barrera de contención para que cuando estornudamos o tosemos las gotículas no salgan despedidas a la caza de nuevas víctimas. Sirven para evitar que contagiemos a otras personas. Sin embargo, no son capaces de filtrar el virus de fuera hacia adentro y a nosotros no nos protegen más allá de las posibles salpicaduras.

Tienen una capa externa (normalmente azul) con un material con ciertas propiedades impermeables, una capa interna (la que va junto a la boca) con un material capaz de retener la humedad y una capa media donde está el filtro. ¡Importante! Poner dos mascarillas quirúrgicas superpuestas, una en cada dirección, no mejora la protección frente al virus.

¿Para qué sirven las mascarillas filtrantes?

Las mascarillas FFP2 (filtran el 92 %) y las FFP3 (filtran el 98 %) sí son capaces de filtrar el virus de fuera hacia adentro. Estas mascarillas deben ser utilizadas prioritariamente por el personal sanitario o por pacientes con otras patologías previas ya que sí previenen del contagio por el virus.

¿Qué tipo de mascarilla es adecuada para los ciudadanos?

Para el común de los ciudadanos, para realizar actividades tales como ir de compra, usar el transporte público o acudir a trabajos no de riesgo, el uso de mascarillas quirúrgicas es adecuado.

¿Son útiles las mascarillas caseras?

Desde el European Centre for Disease Prevention and control emitieron un informe el pasado día 8 de abril en el que concluyen que puede valorarse el uso de mascarillas de tela si existen problemas de suministro, ya que el uso prioritario debe ser para los profesionales sanitarios.

Ahora bien, advierten de que el uso de mascarillas caseras debe considerarse solo como una medida complementaria y no como un reemplazo de las medidas preventivas establecidas. Como ya hemos comentado, el distanciamiento físico, estornudar o toser en la parte anterior del codo, la higiene meticulosa de manos y evitar tocarse la cara, la nariz, los ojos y la boca siguen siendo las medidas más importantes.

Es fundamental evitar la falsa sensación de seguridad que pueden ofrecer estas mascarillas o será peor el remedio que la enfermedad.

¿Qué materiales son mejores para fabricar una mascarilla casera?

Partimos de la base de que con técnicas y materiales caseros no obtendremos los estándares de calidad de las mascarillas FFP2 o FFP3, pero sí podemos retener un porcentaje interesante de partículas con otros materiales. Según un estudio, los filtros de la aspiradora pueden filtrar un 86 %, una camiseta de mezcla puede filtrar hasta un 70 % mientras que el tejido de una bufanda estaría en torno al 50 %.

Las mascarillas fabricadas a partir de tejido sin tejer (el material de algunas bolsas reutilizables) o de bayetas, podrían dar buenos resultados.

¿Cuál es el mejor tutorial para realizar una mascarilla casera?

En realidad no es necesario ser un experto costurero: todo el mundo puede hacer una mascarilla en casa con materiales sencillos.

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) han publicado una serie de tutoriales para hacer mascarillas con y sin máquina de coser. Puede ser conveniente dejar un bolsillo interno para introducir filtros de café de quita y pon. En el caso de no disponer de filtros de café, de aspiradora o de cualquier otro material que nos hayan recomendado, ¡no nos agobiemos!

Recordemos que, durante el estado de alarma, el posible beneficio del uso de este material frente al de otro tipo de tejido no compensa salir de casa a buscarlo ni pedirlo por Internet. Podemos usar cualquiera de los materiales comentados en el apartado anterior.

¿Cuál es la forma correcta de usar una mascarilla?

Según las recomendaciones del Ministerio de Salud, el uso correcto de la mascarilla empieza con el lavado de manos antes de ponérsela. La mascarilla debe ajustarse a la cara y cubrir boca, nariz y barbilla.

No hay que tocarla mientras se lleva puesta y, para quitársela, hay que tirar de las gomas desde atrás, sin tocar la parte frontal, tirarla en un cubo y lavarse las manos. Por comodidad e higiene, recomiendan no usar la misma mascarilla durante más de cuatro horas y sustituirla por otra en caso de que se deteriore por la humedad o el uso.

¿Son reutilizables las mascarillas quirúrgicas o filtrantes?

El Ministerio especifica que una mascarilla no debe reutilizarse si el fabricante no indica expresamente que es reutilizable. En el caso de las de tipo FFP, de ser reutilizables se indicaría en sus instrucciones con una R.

Las mascarillas quirúrgicas no son reutilizables. Si no se dispone de otra mascarilla y solo se sale a la calle una vez a la semana, puede ser una opción conservarla dentro de una bolsa al volver a casa. En una semana se habrán inactivado los posibles virus y no es necesario andar con experimentos caseros.

¿Puedo desinfectar las mascarillas quirúrgicas en casa?

Investigadores de la Universidad de Stanford desaconsejan emplear cualquier tipo de electrodoméstico casero (como hornos, microondas, robots de cocina) para la desinfección de mascarillas en el propio domicilio.

Las mascarillas no deben hacerse “al vapor”, como las lubinas. Se corre el riesgo de contaminar el hogar incluso existe la posibilidad de generar aerosoles a partir de las mascarillas potencialmente contaminadas.

¿Cuál es el mejor método para desinfectar una mascarilla filtrante, en caso de ser necesario?

En caso de escasez de material se considera que el calor por encima de los 70-75ºC durante 30 minutos no perjudicaría significativamente la capacidad filtrante de la mascarilla. Ahora bien, hay que tener en cuenta que sí puede verse alterada la capacidad de ajuste de la misma y que esta operación de desinfección debe realizarse en el entorno laboral.

Los investigadores de la Universidad de Standfor desaconsejan pulverizar las mascarillas con soluciones de alcohol o de cloro.

¿Cómo puedo lavar mi mascarilla casera?

No hay recomendaciones oficiales para desinfectar mascarillas de tela. Según los CDC, debería ser suficiente con el lavado en lavadora. Una idea sería acogernos a las recomendaciones de limpieza del Ministerio de Salud que, indican que la ropa de un enfermo de COVID-19 debe lavarse entre 60 y 90 grados durante al menos 30 minutos.


Información del autor
  1. Aberasturi Andrés, Arochena Lourdes, Garcia Marian,  2020, 123 Preguntas sobre coronavirus, Boticaria Garcia y Arantxa Castaño, España. Disponible en: file:///C:/Users/loren/OneDrive/Pictures/Enfermeria/123%20preguntas%20 corona.pdf
Redacción en el blog
  1. Plazas, Lorena. Enfermera. Elaboración de articulo para el blog Enfermeria Buenos Aires.

Última actualización: [ 16/07/2020 ]