Cuidados de enfermería en paciente pronado

Es importante la planificación de los cuidados y asignación de responsabilidades a los diferentes miembros del equipo. El número de personas que participarán en el proceso es determinado por el médico y enfermera del paciente, según las necesidades y características del paciente, pudiendo oscilar entre un mínimo de 4 y un máximo de 6 personas.

Maniobra Decúbito Prono

El decúbito prono es una maniobra relativamente nueva, ya que empezó a utilizarse en las unidades de cuidados intensivos en la década de los 70. Para la realización de esta técnica es necesario la formación y participación de un equipo multidisciplinar para poder llevarla a cabo de una manera segura y eficaz para el paciente. En este proceso la figura enfermera representa un papel importante dado que requiere de una serie de cuidados previos y posteriores a la pronación para que no solo sea efectiva sino para evitar o minimizar posibles complicaciones derivadas de la misma.

Posibles complicaciones

  • Edema facial, palpebral o conjuntival.
  • Úlcera corneal.
  • Contracturas músculo-esqueléticas.
  • Lesión plexo braquial.
  • Úlceras por presión.
  • Desplazamiento accidental de accesos vasculares, sondas o drenajes.
  • Obstrucción del tubo endotraqueal.
  • Extubación accidental.
  • Inestabilidad hemodinámica.
  • Paro cardiaco.

Planificación de Cuidados de Enfermería

Es importante la planificación de los cuidados y asignación de responsabilidades a los diferentes miembros del equipo. El número de personas que participarán en el proceso es determinado por el médico y enfermera del paciente, según las necesidades y características del paciente, pudiendo oscilar entre un mínimo de 4 y un máximo de 6 personas.

El médico será el responsable de la movilización, indicando el inicio de cada movimiento. Deberá ponerse en la cabecera de la cama encargándose de la cabeza y cuello del paciente, por tanto, es el responsable de la vía aérea del paciente. Habrá 2 enfermeras una a cada lado del paciente, permitiendo un acceso rápido a las vías vasculares, bombas de infusión, monitor y ventilador.

Una auxiliar se encargará de las sondas y drenajes del paciente, así como de controlar las extremidades inferiores. Un celador o camillero será el encargado de gran parte del trabajo físico de la movilización. Se colocará en la dirección a la que se decide girar. Y un personal circulante proveerá de los materiales que sea necesarios al personal que realiza la técnica.

Profesionales para la maniobra

El número de personas que participan en el proceso normalmente es de 4 a 6 miembros y ellos son:

  • Medico (1)
  • Enfermeras (2)
  • Auxiliar (1)
  • Camillero (1)
  • Personal circulante (1)

Cuidados de Enfermería

Previos al decúbito prono

  1. Realizar higiene, hidratación y oclusión ocular con apósitos.
  2. Retirar Nutrición enteral por sonda nasogástrica una hora antes, y poner a derivar a bolsa contenido gástrico. Revisar fijación.
  3. Higiene oral y aspiración de secreciones bucales, faríngeas o bronquiales si fuera necesario.
  4. Revisar fijación de tubo endotraqueal-traqueotomía, proteger comisuras labiales y comprobar presión del neumotaponamiento (25-30mmHg)
  5. Acercar respirador a la cama y revisar que la longitud de las tubuladuras sea la adecuada.
  6. Observar fijaciones de catéteres, sondas y otros dispositivos.
  7. Curas necesarias si el paciente presenta heridas o drenaje en la parte anterior del tórax.
  8. Vaciar el contenido de drenajes si los hubiese, así como valorar su fijación. Los drenajes torácicos no se clamparán.
  9. Valorar y proteger zonas declives sugestivas de lesión tisular: cara, tórax, crestas ilíacas, rodillas, empeine.
  10. Evaluar sedación, analgesia y relajación muscular ajustando según necesidades.
  11. Desconectar las perfusiones innecesarias. Comprobar que los sistemas son lo suficientemente largos para realizar el giro.
  12. Preparar electrodos para monitorización cardíaca posterior.
  13. Carro de paro: revisado y preparado material de intubación orotraqueal por si extubación accidental.
  14. Preparar el rodillo facial, así como las almohadas y ropa de cama necesarios.
  15. Pre-oxigenar al paciente durante 10 minutos con FiO2 de 1.
Preparación del paciente antes del decúbito prono.

Durante la pronación

Se deberá verificar que todos los miembros que vayan a participar en la maniobra estén ubicados en su puesto y se dará la indicación de colocar la cama en horizontal. El lado hacia el que se girará al paciente dependerá de los accesos vasculares o ubicación del respirador de tal modo que facilite la maniobra.

Si el giro se produjera hacia el lado izquierdo:

  1. El miembro superior izquierdo se colocará paralelo al cuerpo, con la palma de la mano hacia arriba y debajo del glúteo izquierdo (para evitar luxación del hombro).
  2. A continuación, se desplazará al paciente hasta el borde de la cama (en este caso derecho) y se girará al paciente en decúbito lateral izquierdo. En esta posición se retiran los electrodos de la parte anterior del tórax y se colocarán unos nuevos en la espalda para monitorizarlo.
  3. Se pondrán dos almohadas, una a nivel del tórax: libera el diafragma y el abdomen permitiendo los movimientos respiratorios, y otra en la pelvis: para proteger la columna lumbar de hiperextensión y aliviar el peso de la articulación coxofemoral. Seguidamente se girará al paciente sobre las almohadas, mediante las cuales se le centran en la cama.
  4. Luego se colocará la almohada o rodillo facial en forma de “C” donde la cabeza se apoyará sobre un lado, ligeramente lateralizado evitando la extensión excesiva. Esta elevación debe ser similar a la elevación escapular para no forzar una flexión excesiva.
  5. Posicionar en forma de “nadador” los miembros superiores. Se situará un brazo apoyado a lo largo del cuerpo en posición fisiológica: rotación interna con la palma de la mano hacia arriba, manteniendo el codo y el hombro ligeramente flexionado (20-30º). La otra extremidad se colocará por encima de la cabeza en rotación externa con el codo y hombro flexionados (90º) y un rodete en la mano para mantener flexión fisiológica. La cabeza deberá estar girada hacia el brazo apoyado a lo largo del cuerpo.
  6. Se colocará 1 almohada a la altura de las tibias, de forma que las piernas queden ligeramente flexionadas.
  7. Se ubicará otra almohada sobre la zona pretibial, bajo los tobillos, formando un ángulo de 90º.
  8. Se valorará la posición de los pies para evitar posibles úlceras por presión, así como pie equino.

Siempre se deberá valorar y controlar los signos vitales y parámetros respiratorios durante todo el proceso; como así también la viabilidad de los accesos venosos y demás dispositivos.

Miembro superiores paralelos al cuerpo, con la palma de la mano hacia arriba (para evitar luxación del hombro).

Posteriores a la pronación

  1. Controlar signos vitales y parámetros respiratorios.
  2. Comprobar correcta posición de la almohada o rodillo facial, para evitar posibles lesiones oculares o cutáneas.
  3. Verificar la correcta posición y ventilación del tubo endotraqueal- traqueotomía. Auscultación por parte del facultativo.
  4. Restaurar infusión de las perfusiones.
  5. Reiniciar nutrición enteral por sonda nasogástrica (según protocolo de la unidad).
  6. Colocar drenajes, sondas.
  7. Recolocar los transductores y calibrar dispositivos.
  8. Comprobar alineación corporal.
  9. Revisar puntos de presión.
  10. Posicionar la cama Anti-Trendelemburg 15-20º, la cabeza ha de quedar lo más elevada posible en relación con el cuerpo para evitar broncoaspiración por nutrición enteral, mejorar la tolerancia de la misma y disminuir los edemas faciales y palpebrales.
Posición Prono con VM no invasiva y con Casco Cefálico.

Atención especial de Enfermería

  1. Alternar posición de miembros superiores y cabeza cada 2 horas.
  2. Verificar posibles lesiones o úlceras.
  3. Aspirar secreciones bucales y faríngeas si fuera necesario.
  4. Valorar posición y ventilación correcta del tubo endotraqueal – traqueotomía.
  5. Evaluar y controlar alineación corporal.
  6. Vigilar y prevenir las úlceras por presión (UPP).
  7. Aseo diario se procederá cuando el paciente vuelva a DS (si el tiempo de pronación es inferior a 24h) o mediante la lateralización al paciente si la hemodinámica del paciente lo permite.
  8. Controlar residuo gástrico (según protocolo).
Colocación de almohadas para prevenir las úlceras por presión (UPP).

El uso de la posición decúbito prono (DP) mejora la hipoxemia arterial, aunque no queda demostrado como afecta a la mortalidad, no se evidencia que la disminuya o no.

Es fundamental la gestión del profesional de enfermería durante todo el proceso para garantizar su adecuada realización, que la maniobra sea realmente efectiva y se eviten las posibles complicaciones. Para ello es necesario la estandarización, estudio e investigación de las actividades a realizar, así como la formación de los profesionales implicados, para poder ofrecer cuidados integrales y de calidad.


Información del autor
  1. Boix Sau, E; Pérez Romero, C; Giménez Andrés, F; 2020, Actuación de enfermería ante pacientes en decúbito prono, Revista electrónica Portales Médicos Vol. XV; nº 22; 1136, Zaragoza. España. Disponible en: https://www.revista-portalesmedicos.com/revista-medica/actuacion-de-enfermeria-ante-pacientes-en-decubito-prono/
  2. Plazas Lorena, blog Enfermeria Buenos Aires.

Última actualización: [15/03/2021]

Resumen
Nombre del artículo
Cuidados de enfermería en paciente pronado
Descripción
La planificación de los cuidados y asignación de responsabilidades a los diferentes miembros del equipo es primordial. Para la realización de esta técnica es necesario la formación y participación de un equipo multidisciplinar para llevarla a cabo de una manera segura y eficaz para el paciente.
Autor

Esta publicación fue modificada por última vez el: 15/03/2021

Publicaciones recientes