Cómo lidiar con la cuarentena

Última modificación el 20/06/2020 por Lorena Plazas

Cuarentena y sus consecuencias

Por Marianela Santillán – Psicóloga en Belgrano
07/06/2020

Continúa la cuarentena en la Ciudad de Buenos Aires, y se trata de algo que nos desafía a todos. Y no solamente desde el aspecto de la salud física, por la incertidumbre ante una enfermedad desconocida, o desde el económico, ya sea relacionado con el trabajo y la falta de actividad, sino también en lo referente a nuestra salud mental y todo lo que implica. Cada uno tiene herramientas diferentes para pasar este momento encerrado en casa, o trabajando bajo el riesgo de un posible contagio.

Estrategias para tener en cuenta

Es importante que cada sujeto pueda hacer un auto-registro para reconocer sus sentimientos y también los recursos que tiene disponibles ya sean materiales o emocionales. En cuanto a estrategias, hay que tener en cuenta que hablamos de una situación (primero por la pandemia, y luego por la cuarentena o aislamiento) que, si bien genera incertidumbre, es temporal y no algo permanente.

Tal vez es útil el poder pensar no sólo en la etapa de cuarentena sino también en el después; hacer pequeñas planificaciones y rutinas diarias para calmar cierta ansiedad, pero además idear pequeños proyectos futuros, para así no quedarnos con la idea de futuro sólo desde lo trágico o mortífero, como tal vez los medios de comunicación exhiben.

Desde hacer ejercicio, leer un libro, ver películas, hacer un curso online u ordenar la casa son excelentes planes, siempre y cuando surjan desde un lugar de deseo genuino y no por una presión social, por el mandato de estar activos y optimistas las 24 hs cuando también está bien y es perfectamente saludable el hecho de no querer hacer algo, de permitirnos sentirnos mal o preocupados.

Lo importante es intentar lograr un equilibrio, no ir del todo a nada ni viceversa, y en el camino, no intentar tapar o negar los malestares con actividades. Pueden surgir interrogantes y emociones nuevas, pero lo que nos ayuda a redescubrirnos y rearmarnos para esta situación es poder poner en palabras, ya sea para nosotros mismos o para compartir, como nos sentimos.

No negar la situación y los posibles malestares, porque sólo a partir de ellos, haremos más visibles los recursos para controlarlos o disminuirlos.

Distanciamiento social

Por otro lado, algo que se escucha mucho es la expresión DISTANCIAMIENTO SOCIAL. Hay que pensar que resulta un tanto paradójica porque podríamos pensar en distancia pero sólo física, ya que los lazos sociales parecen haberse fortalecido, no sólo en como los percibimos sino en como los ejercemos. Este momento nos lleva a pensar en red, en lo comunitario, en la acción grupal: el cuidado y la asistencia colectiva.

La amenaza de muerte que trae la pandemia nos enfrenta a la incertidumbre, y es parte de nuestra naturaleza desmentir algo de eso tan inconciliable para que nos resulte menos angustiante.

En nuestro contexto actual, vamos aprendiendo a lidiar con estas ideas, y a hacer una revisión personal general repensando valores como la importancia del cuidado de la vida y la salud más allá de lo físico o lo visible.

Ilustración de Joelena Despard
Información del autor
  1. Santillán Marianela. Psicóloga. https://marianelasantillan.com/psicologa-belgrano/
Redacción
  1. Plazas Lorena. Enfermera.

Última actualización: [ 07/06/2020 ]