Fármacos para tratar la depresión

Última modificación el 21/05/2020 por Lorena Plazas

Clases de fármacos y medicamentos

  1. Inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS
  2. Moduladores de la serotonina (antagonistas de los receptores 5-HT2)
  3. Inhibidores de la recaptación de serotonina-noradrenalina
  4. Inhibidor de la recaptación de noradrenalina-dopamina
  5. Antidepresivos heterocíclicos
  6. Inhibidores de la monoaminooxidasa (IMAO)
  7. Antidepresivo melatoninérgico

1.Inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS)

Estos fármacos impiden la recaptación de la serotonina (5-hidroxitriptamina [5-HT]).

Los ISRS son:

  • citalopram
  • escitalopram
  • Fluoxetina
  • Fluvoxamina
  • Paroxetina
  • Sertralina
  • Vilazodona

Aunque tienen el mismo mecanismo de acción, las diferencias que presentan en sus propiedades clínicas son importantes a la hora de la selección.

Los ISRS tienen un amplio margen terapéutico, son relativamente fáciles de administrar y no suele ser necesario realizar ajustes de dosis (excepto en el caso de la fluvoxamina).

Al impedir la recaptación de la 5-HT en la zona presináptica, los ISRS logran que haya más 5-HT para estimular los receptores de 5-HT postsinápticos.

Son fármacos selectivos del sistema 5-HT, pero no son específicos de los distintos tipos de receptores de este neurotransmisor.

Estimulan los receptores 5-HT1, con efectos antidepresivos y ansiolíticos, pero también estimulan los receptores 5-HT2, que provocan ansiedad, insomnio y disfunción sexual, y los receptores 5-HT3, que provocan náuseas y cefalea.

Por lo tanto, los ISRS pueden, paradójicamente, aliviar y provocar la ansiedad.

Algunos pacientes pueden parecer más agitados, deprimidos y ansiosos dentro de la semana siguiente al inicio de los ISRS o al aumento de la dosis. Los pacientes y sus seres queridos deben ser advertidos de esta posibilidad y instruidos para llamar al médico si los síntomas empeoran con el tratamiento.

Esta situación debe vigilarse estrechamente porque en algunos pacientes, en especial en niños pequeños y adolescentes, se produce tendencia hacia el suicidio si la agitación, el aumento de la depresión y la ansiedad no se detectan y tratan de inmediato.

Varios análisis de la base de datos de la FDA sobre ensayos patrocinados por la industria condujeron a una advertencia de riesgo: los antidepresivos en general están asociados con un mayor riesgo de aparición de ideas suicidas e intentos de suicidio en pacientes de ≤ 24 años de edad. Análisis posteriores de la FDA y otros datos han puesto en duda esta conclusión.

La disfunción sexual (en especial la dificultad para alcanzar el orgasmo, pero también la disminución de la libido y la disfunción eréctil) aparecen en un tercio de los pacientes o más.

Algunos ISRS causan aumento de peso. Otros, especialmente la fluoxetina, pueden causar anorexia en los primeros meses. Los ISRS tienen pocos efectos anticolinérgicos, adrenolíticos y sobre la conducción cardíaca.

La sedación es mínima o no existe, pero en las primeras semanas de tratamiento los pacientes tienden a estar somnolientos durante el día. En algunos se producen heces blandas o diarreas.

Las interacciones farmacológicas son relativamente infrecuentes, aunque la fluoxetina, la paroxetina y la fluvoxamina pueden inhibir las isoenzimas del sistema P-450 (CYP450), lo que genera interacciones farmacológicas importantes.

Por ejemplo, la fluoxetina y la fluvoxamina pueden inhibir el metabolismo de algunos beta-bloqueantes, incluidos el metanolol y el propranolol, y pueden provocar hipotensión y bradicardia.

Si el fármaco se interrumpe abruptamente puede aparecer síntomas de abstinencia (p. ej., irritabilidad, ansiedad y náuseas); estos efectos son menos probables con la fluoxetina.

2.Moduladores de la serotonina (bloqueantes de los receptores 5-HT 2 )

Estos fármacos bloquean principalmente al receptor 5-HT2 e inhiben la recaptación de 5-HT y noradrenalina. Los moduladores de la serotonina incluyen:

  • Trazodona

  • Mirtazapina

Tienen efectos antidepresivos y ansiolíticos, pero no producen disfunción sexual.

La trazodona no inhibe la recaptación de 5-HT a nivel presináptico. Ha provocado priapismo (en 1/1.000) y, al ser un antagonista alfa-1 adrenérgico, puede provocar hipotensión ortostática (postural).

Es un fármaco que provoca una sedación importante, por lo que su uso en dosis antidepresivas (> 200 mg/día) es limitado. Se administra principalmente en dosis de 50 a 100 mg a la hora de acostarse a los pacientes con depresión e insomnio.

La mirtazapina inhibe la recaptación de 5-HT y bloquea los autorreceptores alfa-2 adrenérgicos, así como los receptores 5-HT2 y 5-HT3. El resultado es un aumento en las funciones serotoninérgica y noradrenérgica sin disfunción sexual o náuseas.

No tiene efectos adversos cardíacos, tiene una interacción mínima con las enzimas hepáticas que metabolizan los fármacos y es bien tolerada en general, excepto por la sedación y el aumento de peso, mediados por el bloqueo de los receptores H1 (receptores de la histamina).

3.Inhibidores de la recaptación de serotonina-noradrenalina

Estos fármacos tienen un mecanismo de acción doble sobre la 5-HT y la noradrenalina, al igual que los antidepresivos tricíclicos. Ellos son:

  • Desvenlafaxina
  • Duloxetina
  • Levomilnacipran
  • Venlafaxina
  • Vortioxetina

Sin embargo, su toxicidad se parece a la de los ISRS. Las náuseas son el problema más importante durante las primeras 2 semanas de tratamiento; ocurren aumentos leves dosis dependientes en la tensión arterial con dosis altas.

Cuando el fármaco se interrumpe bruscamente, a menudo aparecen síntomas de abstinencia (p. ej., irritabilidad, ansiedad, náuseas).

La duloxetina se asemeja a la venlafaxina en eficacia y efectos adversos.

4.Inhibidor de la recaptación de noradrenalina-dopamina

  • Bupropion

Por mecanismos desconocidos, estos fármacos influyen favorablemente en la función catecolaminérgica, dopaminérgica y noradrenérgica. No afectan el sistema 5-HT.

El bupropión es actualmente el único fármaco en esta clase. Puede ayudar a los pacientes con depresión que tienen un trastorno concurrente de defecto de atención con hiperactividad o dependencia de la cocaína y a los que intentan dejar de fumar.

El bupropión provoca hipertensión en algunos pacientes, pero no tiene otros efectos sobre el aparato cardiovascular.

Puede provocar convulsiones en el 0,4% de los pacientes que reciben dosis > 150 mg 3 veces al día (o > 200 mg de bupropión de liberación sostenida [SR] 2 veces al día o > 450 mg de la formulación de liberación ampliada [XR] 1 vez al día); el riesgo aumenta en aquellos que tienen bulimia.

No tiene efectos adversos sobre la actividad sexual y la interacción con los fármacos que se administran simultáneamente es pequeña, aunque inhibe la enzima hepática CYP2D6.

La agitación, que es frecuente, se atenúa considerablemente al utilizar la formulación de liberación sostenida o de liberación ampliada.

5.Antidepresivos heterocíclicos

  • Maprotilina
  • Clomipramina

Alguna vez, este grupo de fármacos fue el pilar del tratamiento e incluye los antidepresivos tricíclicos (las aminas terciarias amitriptilina e imipramina y sus metabolitos de aminas secundarias nortriptilina y desipramina), los antidepresivos tricíclicos modificados y los tetracíclicos.

La administración de antidepresivos heterocíclicos en la fase aguda aumenta principalmente la disponibilidad de noradrenalina y, hasta cierto punto, la de 5-HT, al bloquear su recaptación en la hendidura sináptica.

El uso prolongado regula negativamente los receptores alfa-1 adrenérgicos de la membrana postsináptica, una posible vía final común de su actividad antidepresiva.

Aunque son eficaces, estos fármacos se utilizan poco en la actualidad, porque su sobredosis es tóxica y tienen más efectos adversos que otros antidepresivos.

Los efectos adversos más frecuentes de los antidepresivos heterocíclicos se deben a los bloqueos muscarínico e histamínico y a las acciones alfa-1 adrenoliticas.

Muchos antidepresivos heterocíclicos tienen propiedades anticolinérgicas potentes y, por tanto, no son adecuados para la tercera edad ni para los pacientes que tienen hipertrofia benigna prostática, glaucoma o estreñimiento crónico.

Todos los antidepresivos heterocíclicos, en particular la maprotilina y la clomipramina, disminuyen el umbral convulsivo.

6.Inhibidores de la monoaminooxidasa (IMAO)

  • Fenelzina
  • Tranilcipromina
  • Isocarboxazida
  • Selegilina
  • Moclobemida
  • Befloxatona

Estos fármacos inhiben la desaminación oxidativa de las 3 clases de aminas biógenas (noradrenalina, dopamina, 5-HT) y de otras feniletilaminas.

Su valor primario reside en el tratamiento de la depresión refractaria o atípica cuando los ISRS, los antidepresivos tricíclicos y algunas veces incluso la terapia electroconvulsiva son ineficaces.

Los IMAO comercializados como antidepresivos en los Estados Unidos (p. ej., fenelzina, tranilcipromina, isocarboxazida) actúan irreversiblemente y de manera no selectiva (inhibiendo la MAO-A y la MAO-B). Otro IMAO (la selegilina), que inhibe sólo la MAO-B en dosis más bajas, se encuentra disponible en parches.

Las crisis hipertensivas pueden ocurrir si los IMAO que inhiben la MAO-A y MAO-B son ingeridos junto con un alimento que contiene tiramina o dopamina o con un simpaticomimético. Este efecto se llama reacción del queso porque el queso maduro tiene un alto contenido de tiramina.

Los IMAO se usan con poca frecuencia debido a la preocupación acerca de esta reacción. Se considera que las dosis más bajas del parche de selegilina hacen seguro su uso sin restricciones dietéticas específicas, a menos que la dosis deba ser mayor que las concentraciones de inicio (un parche de 6 mg).

Los más selectivos y reversibles (como la moclobemida, la befloxatona), que inhiben la MAO-A, carecen relativamente de estas interacciones.

Para prevenir la hipertensión y las crisis febriles, los pacientes que toman IMAO deben evitar los fármacos simpaticomiméticos (p. ej., seudoefedrina), el dextrometorfano, la reserpina y la meperidina, así como:

  • Cervezas de malta
  • Vinos de tipo Chianti
  • Jerez
  • Licores o grapa
  • Alimentos pasados o añejados que contengan tiramina o dopamina (como las habas o los frijoles
  • Extractos de levadura
  • Higos en conserva
  • Pasas
  • Yogur
  • Queso
  • Nata agria
  • Salsa de soja
  • Arenque en escabeche
  • Caviar
  • Hígado
  • Cáscara de plátano
  • Carnes que hayan sido dejadas tiernizar demasiado tiempo

Los pacientes pueden llevar consigo comprimidos de 5 mg de clorpromacina y tomar 1 o 2 en cuanto noten signos de una reacción hipertensiva, mientras se dirigen hacia el servicio de urgencias más cercano.

Los efectos adversos más frecuentes son disfunción eréctil (menos frecuente con tranilcipromina), ansiedad, náuseas, mareos, insomnio, edema de los pies y aumento de peso.

No deben utilizarse con otras clases de antidepresivos y deben dejarse transcurrir al menos 2 semanas (5 semanas con fluoxetina, que tiene una semivida larga) entre la utilización de las 2 clases de estos agentes.

Los IMAO usados con otros antidepresivos que afectan el sistema de la 5-HT (p. ej., ISRS) pueden provocar un síndrome neuroléptico maligno (hipertermia maligna, degradación de tejido muscular, insuficiencia renal, convulsiones y, finalmente, la muerte).

Los pacientes que están tomando IMAO y que también necesitan fármacos antiasmáticos, antialérgicos, anestésicos locales o anestésicos generales deben ser tratados por un psiquiatra más un internista, un odontólogo o un anestesista con experiencia en neuropsicofarmacología.

7.Antidepresivo melatoninérgico

  • Agomelatina

La agomelatina es un agonista melatoninérgico (MT1/MT2) y un antagonista de los receptores 5-HT2C . Se utiliza para episodios depresivos mayores.

La agomelatina tiene menos efectos adversos que la mayoría de los antidepresivos y no causa sedación diurna, insomnio, aumento de peso o disfunción sexual. No es adictivo y no causa síntomas de abstinencia.

Puede causar dolor de cabeza, náuseas y diarrea. También puede aumentar los niveles de enzimas hepáticas, y estos niveles deben medirse antes de iniciar el tratamiento y cada 6 semanas a partir de entonces. Está contraindicada en los pacientes con disfunción hepática.

Se toma una dosis de 25 mg de agomelatina al acostarse.

Aquí les dejo una Infografía como resumen ↓

Información del autor

  1. MSD manual
  2. Lorena Plazas. Licenciada en enfermería. Trabajo propio

Última actualización: [05/05/2020]