Ginecología y Cirugía Ginecológica Avanzada

Ginecología y Cirugía Ginecológica Avanzada

Ginecología y Cirugía Ginecológica Avanzada




La cirugia ginecológica avanzada consiste en abordar a través de una cirugía mínimamente invasiva la mayor parte de las patologías ginecológicas. El Dr. Dionisi (Argentina); prestigioso ginecólogo y cirujano ginecológico del Centro Dionisi (Argentina); es especialista en abordajes laparotómicos, laparoscópicos y robóticos, siendo estos dos últimos mínimamente invasivos.

Ginecología y Cirugía Ginecológica Avanzada
Dr. Dionisi

Cirugía mínimamente invasiva

La cirugía mínimamente invasiva se ha convertido en el “Gold estándar” para el diagnóstico y el tratamiento de muchas patologías. Dicha cirugía ha experimentado avances significativos y ha cambiado la forma en que se realizan las intervenciones quirúrgicas. Los avances tecnológicos han producido instrumentos laparoscópicos cada vez más pequeños con una imagen de alta calidad; y esto, permite a los cirujanos laparoscópicos realizar una disección precisa, con un mínimo de sangrado, a través de la mayoría de los planos de disección, incluso en los que son altamente vasculares.

La cirugia ginecológica mínimamente invasiva abarca los siguientes abordajes: laparoscopia, histerectomía y miomectomía. A continuación se de describe cada una de ellas:

Laparoscopia 

La laparoscopia ginecológica es una forma de cirugía mínimamente invasiva. A través de una pequeña incisión por debajo o dentro del ombligo, el cirujano introduce un laparoscopio (diminuto telescopio) que le permite visualizar los órganos pélvicos en un monitor de vídeo. Adicionalmente, el cirujano realiza otras pequeñas incisiones para colocar instrumentos quirúrgicos especialmente diseñados, que le ayudarán a realizar el mismo procedimiento que en la cirugía abierta. Requiere insuflación de gas intraperitoneal o extraperitoneal, generalmente dióxido de carbono (CO2), para crear un espacio que permita la visualización y las maniobras quirúrgicas. La laparoscopia ginecológica se realiza con anestesia general.

La cirugía laparoscópica es una de las herramientas diagnósticas y terapéuticas más importante en la presente era quirúrgica y se ha convertido en el estándar de atención para muchos procedimientos. Los beneficios de la técnica laparoscópica mínimamente invasiva son:

  • Disminución del dolor.
  • Menor uso de analgesia.
  • Movilización temprana.
  • Incisiones quirúrgicas mínimas.
  • Menor complicaciones infecciosas.
  • Reducción en la respuesta al estrés postoperatorio.
  • Estancias hospitalarias más cortas.

La cirugía laparoscópica cuenta con una gran cantidad de aplicaciones, como el diagnóstico y el tratamiento del dolor pélvico crónico, endometriosis, tumores fibroides, infertilidad y quistes ováricos. Los procedimientos ginecológicos que pueden realizarse bajo cirugia laparoscópica son:

  • Endometriosis.
  • Estadificación del cáncer ginecológico.
  • Histerectomía (extirpación del útero con o sin el cuello uterino).
  • Miomectomía (extirpación de fibromas).
  • Esterilización (ligadura de trompas).
  • Extirpación de embarazo ectópico.
  • Extirpación de quistes ováricos y miomas.
  • Extirpación de trompas u ovarios.
  • Reparación del suelo pélvico para el prolapso.
  • Suspensión del cuello de la vejiga para la incontinencia.
  • Quistectomía ovárica laparoscópica.

Histerectomía

La histerectomía es una cirugía para extirpar el útero o matriz de una mujer. La histerectomía interrumpe los períodos menstruales de la mujer, por lo que no podrá volver a quedar embarazada.

Existen diferentes tipos de histerectomía, que se clasifican en parcial, total o radical. A continuación se describe cada una:

  • Histerectomía parcial o histerectomía subtotal: se extirpa sólo la parte superior del útero y el cuello uterino se deja en su lugar.
  • Histerectomía total. se extirpa el útero completo (cuerpo y cuello uterino).
  • Histerectomía radical: se extirpa el útero, parametrios (tejidos a los lados del cuello uterino) y la parte superior de la vagina. Se realiza principalmente ante situaciones de cáncer de cuello uterino.

La intervención quirúrgica puede ser realizada por vía abdominal o vaginal, donde el útero se extrae por la vagina.

Miomectomía

La miomectomía es un procedimiento quirúrgico que tiene como objetivo extraer fibromas uterinos, también llamados miomas uterinos o leiomiomas. La miomectomía se utiliza para tratar la miomatosis uterina, extrayendo los fibromas uterinos que provocan síntomas problemáticos o que interfieran en las actividades normales de la paciente.

La miomectomía abdominal se ha vuelto menos invasiva a medida que se han desarrollado técnicas laparoscópicas.

¿En qué consiste la cirugia robótica?

La cirugía robótica conlleva el potencial de transformar la cirugía laparoscópica al proporcionar, por primera vez, instrumentos con extremos distales que imitan los intrincados movimientos de la mano humana, mientras que al mismo tiempo proporciona al cirujano una alta definición con visión tridimensional del campo operatorio.

La cirugía robótica (asistida por un robot), ha logrado el desarrollo de avances técnicos que superan a la cirugía laparoscópica. Dichos avances son: 

  • Visión en tercera dimensión (3D).
  • Alta definición visual en la consola.
  • Movimientos de las pinzas similares a los de la mano del médico cirujano.
  • Mejor posición ergonómica durante la cirugía que evita el cansancio.

Las cirugías ginecológicas que se benefician bajo el abordaje robótico son:

  • Histerectomía.
  • Miomectomía.
  • Recanalización tubárica.
  • Sacrocolpopexia.
  • Endometriosis.
  • Cerclaje transabdominal.

Información del autor
  1. Plazas lorena, Lic. en Enfermeria.
Fuente de información
  1. https://drhumbertodionisi.com

Última actualización: [08/10/2022]

69 / 100

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.