Inventos de la medicina 1

Primeras medicaciones intravenosas (IV), 1660

Hoy día todos conocemos los beneficios de administrar medicación intravenosa directamente en vena, pero sus inicios puede que nos sorprendan.

Las primeras inyecciones de sustancias por esta vía, se deben al arquitecto y científico del siglo XVII Christopher Wren, quien en 1656, con la ayuda de una vejiga de cerdo como recipiente y una pluma de ganso como aguja, logró introducir vino y opio en la vena de un perro.

Tal vez sea interesante añadir que el perro sobrevivió después de unas horas de embriaguez.

En la década de 1660 los Drs. JD Mayor de Kiel y JS Elsholtz (Berlín) fueron los primeros en administrar inyecciones intravenosas deliberadamente (con fines terapéuticos) en humanos. Sin embargo las primeras inyecciones no llegaron a utilizarse con asiduidad hasta el año 1800.

Medicaciones intravenosas

Primeras anestesias,1800

Inhalador portátil de Murphy (1848-1850)

Fue diseñado por Edward William Murphy para ser usado por la propia embarazada, y poder aliviar el dolor durante el proceso del parto. La esponja se sumergía en agua caliente durante treinta minutos, se escurría y empapaba con cloroformo.

Se cerraba el compartimento herméticamente y los vapores eran inhalados por la boca según las necesidades de cada paciente.

Debía administrarse justo antes y después de las contracciones, nunca en el momento que estas se estaban produciendo y solo cuando el dolor era insoportable.

Inhalador portátil de Murphy

Estetoscopio Pinard, 1900

Inventado por el Dr. Adolphe Pinard (1844-1934).
El estetoscopio de Pinard permite auscultar los tonos cardiacos del embrión en el seno materno. Fue inventado por el Dr. Adolphe Pinard, un obstetra francés, en el siglo XIX.

Para su “funcionamiento”basta con colocarlo muy cerca del corazón fetal para poder detectar los latidos. Esto nos da una indicación más precisa de la posición fetal. Aun sigue en uso en muchos países…

Estetoscopio Pinard

Equipo para inmovilizar niños,1957

Diseñado para los niños, con la intención de mantenerlos sentados e inmóviles durante una radiografía de tórax, 1957.

Primeros marcapasos, 1951

En la imagen, el marcapasos externo de mesa, diseñado en 1951 por Paul Zoll, un cardiólogo de Boston. El Electrodyne Marcapasos PM-65-, estaba compuesto por un electrocardiograma para monitorear el ritmo cardíaco y un generador de impulsos eléctricos al ritmo del corazón.

Era voluminoso y pesado, se llevaba en un carro y sólo se podía utilizar hasta la extensión total del cable y su conexión a red.

Al ingeniero colombiano Jorge Reynolds, nacido en Bogotá en 1936, se le atribuye ser el inventor del primer marcapasos artificial externo con electrodos internos, en 1958.

Aunque establecer la paternidad de las grandes invenciones puede ser una tarea complicada y no exenta de polémica.

Marcapasos

Primer Holter portatil, 1949 

Norman Jefferis Holter biofísico estadounidense diseñó una mochila con un peso de 38 kg, llevaba un electrocardiógrafo que transmitia la señal por radio.
Este dispositivo permitía vigilar la actividad eléctrica del corazón durante 24 horas 0 más. Holter donó los derechos de su invención a la medicina.

Holter portátil

Primeros audífonos, 1880 

Sistema muy primitivo de audífono inventado por Graydon en 1880, basado en la transmisión ósea del sonido.

Este audífono para sordos de Richard Rhodes (1879) utiliza la conducción ósea para mejorar la audición. El audiphone consistía en una lámina de goma dura con mango que se apoyaba en los dientes para transmitir la vibración sonora a la cobertura ósea del oído interno.

Audífono

Primeros métodos de reanimación. Reanimación con Carbógeno, 1920

Inhalar esta mezcla (5% de dióxido de carbono junto con 95% de oxígeno), provocaba en el paciente una angustiosa sensación de asfixia. Como consecuencia la respiración se aceleraba aumentando la frecuencia cardíaca.

Esta mezcla gaseosa fue preparada por primera vez por el neurólogo húngaro Ladislas J. Medum con un 30% oxígeno y 70% dióxido de carbono. Durante los años 40 el Dr. Meduna la empleó en más de 15.000 tratamientos, como cura para la neurosis, el tartamudeo, la ansiedad, la colitis espástica, la frigidez  y la homosexualidad entre otros.

EI carbógeno conocido también como “Mezcla Meduna”. Se consideró una de las drogas psicodélicas más potentes, similares al LSD y la mescalina.

Reanimación con Carbógeno

Tamaño de los marcapasos de primera generación, 1958

Los inicios de la odontología

Primeras espirometrías, 1886 

Imagen que muestra la realización de una espirometría en 1886.
Al parecer en el siglo II a.c ya sentían curiosidad por medir la capacidad respiratoria de los pulmones. Galeno médico y filósofo griego hizo respirar repetidamente a un joven en una vejiga observando que el volumen de aire en el interior era siempre el mismo.

Espirometría

Bandejas de ojos surtidos del diseñador Fritz Jardon, 1939

En 1939 un técnico dental del Ejército y la Marina de EE. UU, Fritz Jardon comienza a fabricar prótesis oculares en acrilico.
Rápidamente se dejan de tallar los ojos de vidrio que se utilizaban hasta entonces, ya que los polímeros son más duraderos, se pueden limpiar y pulir con facilidad y se evitan riesgos de rotura.

Lo que comenzó como una iniciativa militar par resolver una lesión común en el campo de batalla, la pérdida del ojo, se convirtió en una revolución en las prótesis oculares.

Bandejas de ojos

Pinzas para clampear el cordón umbilical, 1850

Estas cigüeñas, se utilizaban para pinzar el cordón umbilical del recién nacido, antes de la ligadura y corte.
Están hechas de plata, la primera es francesa de 1850 con la serpiente de Esculapio enrollada alrededor del cuello.
Las otras dos de Alemania 1800.

Pinzas cordón umbilical

Primeras ambulancias,1869 

En 1869 un cirujano Edward Dalton recibió el encargo de crear un hospital cerca de Nueva York y un servicio de ambulancias para llevar a los pacientes lo más rápido posible al hospital. Sus ambulancias contaban con equipamiento médico, tablillas, morfina y”brandy”. En 1870, el servicio atendía 1.401 llamadas de emergencia.
Veinte años más tarde ya eran más del triple.

En la imagen, ambulancia tirada por caballos a las afueras del Bellevue Hospital de Nueva York 1895.

Primeras ambulancias

Primeros guantes quirúrgicos,1890  

Los primeros guantes quirúrgicos, encierran una curiosa historia: se crearon por amor.
En torno al año 1890 Carolina Hampton trabajaba como enfermera ayudante en el quirófano del doctor William Halsted.

A consecuencia del uso continuado de bicloruro de mercurio, una solución que se utilizaba para esterilizar los instrumentos en aquella época, sufrió una dermatitis severa.

A finales de año Caroline, se vio ante la alternativa de ver sus manos corroídas por los eccemas o cambiar de servicio y abandonar la sala de operaciones.
Pocos días después, ante el temor de ver desaparecer de su lado a Carolina, el cirujano William Halsted se presentó
a ésta con un par de guantes de goma extraordinariamente finos, hasta el punto de que, protegiéndole las manos, no dificultaba su trabajo.

Guantes de tal naturaleza no habían existido jamás. Los que llevaban a veces los anatomistas para las disecciones eran de un material tosco, poco práctico y desde luego inservibles para operar o ayudar en las operaciones. William y Carolina se casaron pocos años después de este episodio.

En cuanto a los guantes, fueron fabricados expresamente para él por Goodyear, una empresa de neumáticos y cumplían un requisito muy importante, eran de caucho y esterilizables al vapor.

En 1894, los guantes de goma habían conquistado las salas de operaciones del mundo entero, logrando llenar así una importante laguna que existía en los métodos de asepsia.

Guantes quirúrgicos

Puente dental de esta imagen es postmortem

Puente dental

Maletín de primeros auxilios, 1860

Incluye escalpelos, vendas, un torniquete, cloroformo, Aspirina, opio… y por supuesto Brandy.

Primeras tiendas de oxígeno, 1920

Sistema para suministrar oxígeno 1920.
Las tiendas de oxígeno se usan sobre todo en niños, a los que resulta incómodo o difícil colocarles una mascarilla de oxígeno o cuando el paciente requiere concentraciones de oxígeno elevados.

Las campanas de oxígeno (como la que aparece en la imagen), se limita a la cabeza y cuello, dejando libre el resto del cuerpo.

Tiendas de oxígeno

Respiradores coraza

La poliomielitis era conocida como”parálisis infantil”ya que la mayoría de las personas infectadas eran niños menores de 5 años.

Los padres tenían miedo de dejar salir a sus hijos al aire libre, especialmente durante el verano cuando el virus parecía alcanzar su pico máximo. Uno de cada cien niños afectados de polio padecía parálisis irreversible (generalmente en las piernas)  y, de éstos, entre un 5% y un 10% podrían morir por parálisis de los músculos respiratorios.

Debían permanecer dentro de un “pulmón de acero “o utilizar estas corazas de ventilación con presión negativa para salvar su vida.

Respiradores coraza

Primeros instrumentos para medir la presión arterial, 1860

En el siglo Vl a.C el médico y cirujano Indio Sushruta, ya mencionaba algunos de los síntomas que podrían ser compatibles con la hipertensión arterial.

Era conocida como la “enfermedad del pulso duro”. Su tratamiento consistía en realizar cortes profundos en las venas (ya que el sangrado equilibraba las presiones).
En las imágenes se observa el esfigmógrafo de Marey (1860).
Un instrumento médico empleado para medir la presión sanguínea, precursor en el siglo XIX del actual esfigmomanómetro.

Este modelo está compuesto por una palanca cuyo brazo menor se aplica sobre una arteria (ordinariamente la arteria radial), y cuyo brazo mayor está destinado a transcribir sobre una banda de papel las pulsaciones arteriales amplificadas.

Instrumentos para medir la presión arterial

Primeras transfusiones de sangre

Se realizaban directamente brazo a brazo del donante al receptor para evitar así su coagulación, conectando la vena del donante con la vena del receptor,a través de una intervención quirúrgica,y no existía la posibilidad de medir la cantidad de sangre entregada por el donante.

Esta imagen real del archivo de Burns inspiró la escena en el episodio 10 de “The Knick”.

Transfusiones de sangre

Primeros estetoscopios, 1819 

Este primitivo estetoscopio perteneció a su inventor el doctor René Laénnec (1781-1826).
Se encuentra expuesto en el Museo Científico de Londres.

La idea surgió cierto día, en el que el doctor Laénnec observó casualmente a unos niños jugando con un pedazo largo de madera, unos hablaban mientras otros escuchaban desde el otro extremo.
Más tarde, tuvo que examinar a una mujer joven con un problema cardiaco y debido a la cantidad de grasa, la percusión era limitada y la posibilidad de pegar el oído a su pecho no era “aceptable “debido a la edad y sexo de la paciente.

Recordando a los niños, enrolló unas hojas de papel formando un tubo, uno de los extremos lo puso en el pecho de la mujer y el otro en su oído. Con este método, podía escuchar los sonidos cardiacos, inclusive mucho mejor y de una manera más clara que pegando el oído.

Ese mismo día, mandó a hacer el instrumento en madera, de unos 30 cm de largo y 4 cm de diámetro. Había nacido el estetoscopio y el inicio de la era del empleo de los métodos diagnósticos para complementar la información tradicional.

En 1819 Laénnec publicó su famoso Tratado sobre la auscultación mediata, que es un texto clásico de la medicina.
Allí describió los sonidos del tórax y sentó las bases para la neumología moderna.

Estetoscopio

Primeros fórceps obstétricos

EI método de tracción axial de Delore empleando poleas y cuerdas atadas al fórceps de Tarnier en un parto.

Se debe aclarar que estos métodos tan agresivos son de una época en que una cesárea era una muerte casi segura, y se usaban principalmente para intentar salvar a la mujer. Actualmente la aplicación de los fórceps obstétricos tiene unas reglas muy claras…

Fórceps obstétricos

Primeros ECG, 1903

Los primeros electrocardiogramas (ECG) de la historia se realizaron con aparatos tan voluminosos como el que se muestra en la imagen.
EI electrocardiógrafo o galvanómetro de cuerda pesaba más de 250 Kg y necesitaba 5 personas para su manejo.

Los pacientes debían sumergir sus extremidades, (ambas manos y pie izquierdo) en unas cubetas con solución salina.
Las señales viajaban 1,5 km a través de los cables de la red telefónica de Leiden, desde el Hospital donde se realizaba el examen, hasta el laboratorio de fisiología para su registro. Sin duda un ejemplo temprano de la “telemedicina”.

Imagen.-Galvanómetro de Einthoven, por el que su inventor el fisiólogo holandés Willem Einthoven (1860-1927), fue galardonado en 1924 con el Premio Nobel de Fisiología y Medicina. Con su galvanómetro de cuerda registró la actividad eléctrica no sólo del corazón (en 1903) sino de la retina, los nervios vagos y del simpático y el tono muscular.

Galvanómetro de Einthoven

Primeros termómetros, 1886

Parece mentira, que hace tan solo unos años para poder medir la temperatura corporal, se necesitaban más de 20 minutos utilizando instrumentos de gran peso y tamaño (más de 25 cm). Hoy día existen diminutos accesorios que se conectan a un dispositivo móvil, y lo transforman en un sofisticado termómetro de infrarrojos.

Registra la fiebre, sugiere la dosis de antitérmico y avisa cuando tocan las tomas. Estos grandes cambios se los debemos (entre otros científicos), al médico ingles Sir Thomas Albutt en 1866, considerado el inventor del termómetro clínico. Sir Thomas consiguió medir la fiebre de sus pacientes en tan solo 5 minutos y redujo su tamaño a la mitad (12 cm).

Termómetro de 1886 y termómetro de 2018

Primeras jeringas hipodérmicas,1850

El Dr. Alexander Wood (Edimburgo), fue el primer médico en usar una jeringa hipodérmica y lo hizo para aliviar el dolor, inyectando morfina a su esposa, Rebecca Massey, quien padecía un cáncer por entonces incurable.
Con el tiempo creó una adicción a dicha sustancia y curiosamente no falleció de cáncer si no por sobredosis.

La jeringa tal como se concibe hoy en día se inventó en 1850 simultáneamente por el escocés Alexander Wood, (quien lo utilizó para inyectar morfina subcutánea en pacientes con neuralgia crónica)  y el francés Charles Gabriel Pravaz que en lugar de eso utiliza esta herramienta para introducir los sacos aneurismáticos perclorato de hierro con el fin de reducirlos mediante coagulación.

Hoy en día, en toda Europa son conocidas las jeringas hipodérmicas bajo el nombre de este famoso doctor (Pravaz).

En la imagen un estuche del afamado fabricante francés de instrumentos quirúrgicos Frédéric Charriére (1803-1876).

Jeringas hipodérmicas

Primeros sacaleches,1830

En la imagen un sacaleches de 1830-1856 fabricado en Londres.
Estaba compuesto por dos campanas extractoras, de diferente tamaño, fabricadas en peltre (una aleación compuesta de estaño, cobre, antimonio y plomo).

Esta especie de bomba de latón, que actuaba como jeringa, se enroscaba a las campanas y succionaba la leche materna. Está presentada dentro de su caja original de caoba roja, forrada de terciopelo.

Sacaleche

Primeras fuentes de luz, exploración, 1873

Cuando aún no existía la luz eléctrica, la observación de las cavidades del cuerpo humano se realizaba mediante lamparas de aceite o simplemente con la ayuda de una vela.

Este método permitía reflejar parte de la luz hacia la zona a observar, y evitar el deslumbramiento del observador.

Constituido por una pinza que se sujeta a una vela por dos barras de deslizamiento. Sobre una de las cuales se aplica un cuchara probablemente de plata. Ilustración que muestra un examen ginecológico Litografía de “Le ons cliniques sur les maladies des femmes “. T. Gallard 1873.

Fuentes de luz

Primera inseminación artificial, 1875

Los primeros intentos de inseminación artificial en humanos fueron llevados a cabo por John Hunter, un distinguido anatomista y cirujano escocés. Hacia 1785 un rico comerciante de tejidos acudió a él ante la imposibilidad de tener descendencia (sufría de “hipospadia”).

Hunter, le sugirió recoger una muestra de su semen en una jeringa caliente e inyectarlo directamente en la vagina de su mujer. Logró el embarazo y el nacimiento de un niño sano.

En realidad el cirujano tuvo suerte, el momento de la inseminación coincidió con el de la ovulación. Pero quienes intentaron reproducir después sus resultados, se encontraron con que la técnica era lo más parecido a jugar a la “ruleta rusa”.

Era prácticamente imposible conseguir un embarazo si no se conocía a fondo el ciclo menstrual de la mujer….
Eso sucedería unos 150 años más tarde.

Imagen.-Jeringa intrauterina Braun finales de 1800.

Jeringa para Inseminación artificial

Respirador artificial pediátrico

Continuar leyendo

Información del autor

  1. @El Estudiante Medico de Nicaragua
  2. https://www.facebook.com/Roberthozambranar/

Última actualización: [14/06/2019]

 

 

One thought on “Inventos de la medicina 1

Comments are closed.