Imagen Pública de la Enfermería 1*Parte

Última modificación el 17/03/2020 por Lorena Plazas

Enfermería se replantea su Identidad y su Imagen ante un cambio de modelos.

Dejando uno más agotado y obsoleto, que ha servido para llegar hasta donde se encuentra actualmente, para evolucionar a otro más humano a través de un cambio de mentalidad general.

Para ello se necesita gente con habilidad e iniciativa dispuesta a pensar.

En este nuevo proyecto no hay que olvidar dar solución a la situación de la enfermera como mujer, injustamente marginada en este campo como en otros en los que pocos varones acaparan muchos cargos.

La propaganda y la imagen en los medios de comunicación no determinan la identidad de enfermería tanto como las acciones individuales de cada día con el paciente como persona concreta a las que se asocia.

La imagen ideal de la enfermería para el futuro parece requerir una combinación especial del viejo y cálido espíritu de Florence Nightingale con las nuevas habilidades profesionales.

Quizás la lámpara como símbolo de la enfermería pueda servir todavía a su propósito.

Si el personal de enfermería puede lograr combinar la luz (habilidades profesionales), con la calidez que esta irradia (respuesta personal de ayuda).

 

Los esfuerzos de enfermería en estos últimos años se han centrado en buscar la autonomía y conseguir la independencia de la profesión.

Esto es en el ejercicio profesional como en el desarrollo científico, lo que ha facilitado su apertura a otros campos del conocimiento, como son las ciencias sociales.

 

El objetivo principal es fortalecer la imagen pública de la profesión.

Esto se ejecuta a través de acciones visibles que permitan identificar y valorar a la enfermería como importante fuerza social, con relación a su esencial contribución a la salud de la población.

Planteamiento del problema

La mítica idea de la “falta de identidad profesional” esconde en realidad las verdaderas razones por las cuales los enfermeros reniegan de su pasado histórico.

Ese pasado, fundante, sin lugar a dudas, de una fuerte identidad que, mal que pese, pertenece como herencia.

El tema de la identidad profesional de la Enfermería es un tema álgido al que la mayoría de los enfermeros evaden sistemáticamente “huyendo por la tangente”.

La excusa es casi siempre la misma: utilizar el camino más transitado para el escape airoso de una discusión profunda, que no es otro que la célebre frase:

“A los enfermeros nos falta identidad profesional”.

Identidad

Este axioma es sostenido por muchos teóricos de la Enfermería.

Como ejemplo basta citar el tema titulado “Falta de identidad profesional”, del texto de Susan Leddy y J. Mae Pepper “Bases conceptuales de la enfermería profesional”.

En esta sección las autoras se sostienen en un estudio realizado por Weiss y Remen de 1983, en el que se expresa que:

“Entre las enfermeras existe una tendencia general a reducir su pericia profesional a una inclinación personal”.

Las enfermeras “Se comportan como si no fuera aceptable para ellas tener una opinión profesional.

Y, aunque manifiestan verbalmente su deseo de obtener mayor reconocimiento, más poder y extender sus derechos profesionales, se muestran visiblemente incómodas con la responsabilidad.

A través de gestos y de palabras, las enfermeras comunicaron su subordinación a las ideas y deseos de los médicos”.

Carencia de Identidad

La hipótesis de la carencia de identidad se fundamenta o sostiene erróneamente desde los conceptos de rol, responsabilidad, autonomía e imagen.

Si bien son factores determinantes de la identidad y coadyuvantes de los procesos identificatorios, no son sinónimos de ésta ni mucho menos.

Y en esta confusión radica en gran parte, el enfoque erróneo que suele dársele al tema.

Dicha afirmación es por lo tanto una falacia desde el vamos, ya que no hay identidad más arraigada que la que posee esta profesión.

O, mejor dicho: pocas profesiones gozan de una identidad tan fuerte como la que posee Enfermería.

No hay que olvidar que la Enfermería es una de las prácticas más antiguas, más aún que la medicina misma.

 

Según Donahue, la Enfermería es “La más antigua de las artes y la más joven de las profesiones.”

 

 

Davison y la historia de enfermería

  • En su libro “Historia de la Enfermería” – traducción española del original “Nursing The Finest Art. An Illustrated History” – afirma:
  • “Davison sostiene que la Enfermería merece ser reconocida como la “Piedra angular de su [la medicina] fundación”.
  • Sin duda la madre-enfermera precedió al mago-sacerdote o curandero.”
  • Claro está que la identidad a la que se hace referencia está fuertemente ligada a usos y costumbres del viejo oficio devenido en profesión con que contó históricamente Enfermería.
  • Se está consciente de los importantes cambios ocurridos en la enfermería en los últimos años en el mundo, tanto en la formación y especialización de sus recursos humanos como en la práctica diaria.
  • Pero se sabe que aún queda mucho por hacer en este terreno.

Definición de enfermería por Virginia Anderson

  • “Consiste principalmente en ayudar a las personas (sanas o enfermas)”.
  • “A llevar a cabo aquellas actividades que contribuyen a la salud o a su recuperación”.
  • “(O bien a una muerte tranquila), las cuales podrían efectuar sin ayuda si contaran con la suficiente fuerza, voluntad o conocimiento”.

Enfermeria en constante cambio

Esto justifica que la enfermería ha existido y existe desde tiempos inmemorables.

Representa un servicio imprescindible para la sociedad.

Razón por la que historiadores y sociólogos describieron a lo largo de los tiempos, cómo la imagen y la función del personal de enfermería han sido objeto de diversas transformaciones.

La enfermería, como otras profesiones, es un concepto social y como toda actividad social se desarrolla en un contexto histórico en permanente cambio y conflicto.

Aún la práctica de los cuidados de enfermería se basa en conocimientos antiguos empíricos, cuyos valores son determinados por ciertas ideologías dogmáticas.

Estas ideologías son influidas por la moral tradicional y modelos basados en la abnegación y el sacrificio.

Información del autor
  1. Lorena Plazas. Enfermera. Trabajo propio
  2. Por Duyckinick, Evert A. – recortados por Image: Florencia Nightingale.png fuente .Original: Duyckinick, Evert A. galería del retrato de hombres y mujeres eminentes en Europa y América. Nueva York: Johnson, Wilson & Company, 1873. , de dominio público, Enlace
  3. Por Henrietta Raehttp://wellcomeimages.org/indexplus/image/V0006579.html , de dominio público, Enlace
  4. Por El Conmunity – Pop Culture Friki desde Los Ángeles, CA, EE.UU. (zombi enfermera) [ CC BY 2.0 ], via Wikimedia Commons
  5. See page for author [CC BY 4.0], via Wikimedia Commons
  6. See page for author [CC BY 4.0], via Wikimedia Commons
  7. By Russ Hamer (Own work) [CC BY-SA 3.0 or GFDL], via Wikimedia Commons
  8. By Pikawil from Laval, Canada (Otakuthon 2014: Nurse Joys) [CC BY 2.0], via Wikimedia Commons

Última actualización: [19/05/2019]