Tensión arterial y cuarentena por COVID-19

Debido a la crisis por la pandemia de COVID-19, donde la gente debe permanecer en cuarentena o confinamiento; se sufren consecuencias que afectan todas las áreas de la salud ya sea a nivel emocional y físico; esto genera mucho estrés, cambios en el estilo de vida (sedentarismo), ansiedad y miedo, que para las personas con problemas de hipertensión no ayudan en nada; al contrario, son factores que influyen negativamente; por eso es fundamental tener en cuenta las medidas de prevención y el control de la tensión arterial.

Tensión arterial

La tensión arterial se define como la cantidad de presión que se ejerce en las paredes de las arterias al desplazarse la sangre por ellas. Se mide en milímetros de mercurio (mmHg).
El lado derecho del corazón bombea sangre con un bajo contenido de oxígeno a los pulmones y bombea sangre a menor presión que el lado izquierdo. Esto se denomina presión diastólica.
El lado izquierdo del corazón bombea sangre con alto contenido de oxígeno al resto del organismo y bombea sangre a mayor presión que el lado derecho. Esto se denomina presión sistólica.

Las mediciones de presión arterial entran en cuatro categorías generales:

  • Presión arterial normal: si el número está por debajo de 120/80 mm Hg.
  • Presión arterial elevada: es una presión sistólica entre 120 y 129 mm Hg y una presión diastólica por debajo de 80 mm Hg. La presión arterial elevada tiende a empeorar con el tiempo a no ser que se tomen medidas para controlarla.
  • Hipertensión en etapa 1: es una presión sistólica entre 130 y 139 mm Hg o una presión diastólica de 80 a 89 mm Hg.
  • Hipertensión en etapa 2: es una hipertensión más grave, es una presión sistólica de 140 mm Hg o mayor, o una presión diastólica de 90 mm Hg o mayor.

Prevención de la tensión arterial en tiempos de cuarentena

Las personas hipertensas o con problemas cardiovasculares deben continuar con el control de la tensión arterial, se hace prácticamente indispensable contar con un tensiómetro en el hogar, sobre todo durante esta cuarentena donde los centros de salud y hospitales están saturados. En el mercado existe una gran variedad de aparatos para tomar la presion y cada uno con características distintas, lo fundamental es buscar un tensiómetro digital certificado.

Formas de prevenir la hipertensión: 

  • Alimentación adecuada: baja en grasas y alta en fibra, incluyendo mucha fruta y verdura frescas.
  • Limitar la cantidad de sodio (sal):  la cantidad de sal debe limitarse a 6 g por día, una cucharadita de sal equivale a 6 g aproximadamente.
  • Aumentar la cantidad de potasio en la dieta.
  • Mantener un peso corporal sano.
  • Hacer ejercicio físico regularmente.
  • No fumar.
  • Controlar el estrés.
  • No tomar alcohol.

Fármacos utilizados en la hipertensión

Si las medidas preventivas no ayudan a controlar la presión arterial dentro de 3 a 6 meses, la hipertensión puede tratarse con medicamentos, entre ellos se encuentran:

  • Diuréticos: ayudan al organismo a deshacerse del exceso de sodio (sal) y agua, y ayudan a controlar la presión arterial.
  • Betabloqueantes: reducen la frecuencia cardíaca, la carga de trabajo del corazón y la salida de sangre del corazón, lo que reduce la presión arterial.
  • Inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina (ECA): ayudan al cuerpo a producir menos angiotensina, lo que ayuda a que los vasos sanguíneos se relajen y se dilaten, lo que a su vez reduce la presión arterial.
  • Antagonistas de los receptores de la angiotensina II: estos fármacos bloquean los efectos de la angiotensina, un componente químico que hace que las arterias se estrechen.
  • Calcio-antagonistas: relajan y abren vasos sanguíneos estrechados, además de reducir la frecuencia cardíaca y la presión arterial.
  • Alfa bloqueantes: reducen la resistencia de las arterias y relajan el tono muscular de las paredes vasculares.
  • Agonistas de los receptores alfa 2: reducen la presión arterial disminuyendo la actividad de la parte simpática (productora de adrenalina) del sistema nervioso involuntario.
  • Fármacos alfa y betabloqueantes combinados: se administran mediante goteo por vía IV a los pacientes que sufren una crisis hipertensiva. Pueden prescribirse para uso ambulatorio en pacientes con hipertensión arterial que tengan riesgo de sufrir una insuficiencia cardíaca.
  • Agonistas centrales: ayudan a reducir la capacidad de los vasos sanguíneos de tensarse o contraerse.
  • Inhibidores adrenérgicos periféricos: reducen la presión arterial bloqueando los neurotransmisores del cerebro. Estos fármacos se utilizan muy pocas veces, a no ser que los otros medicamentos no ayuden.
  • Vasodilatadores: dilatan los vasos sanguíneos, y esto permite que la sangre fluya mejor.
  • Otros productos para la medicación.

¿Cómo deben cuidarse los adultos mayores ante COVID 19?

Información del autor
  1. Lorena Plazas. Lic. en Enfermeria. Trabajo propio.
Referencias bibliográficas
  1. https://ortopedia.top/mejor-tensiometro-digital/
  2. Presión arterial alta, hipertensión,2020, Texas Heart Institute, Houston, Texas, EE UU. Disponible en: https://www.texasheart.org/heart-health/heart-information-center/topics/presion-arterial-alta-hipertension-arterial/
  3. American Heart Association, Inc. 2017, Tipos de medicamentos para la presión arterial, Dallas, EE UU. Disponible en: https://www.goredforwomen.org/es/health-topics/high-blood-pressure/changes-you-can-make-to-manage-high-blood-pressure/types-of-blood-pressure-medications
  4. Escarcega Marisol Valdés, 2020, ¿Cómo deben cuidarse los adultos mayores ante COVID 19?, Hospital Médica Sur, Ciudad de México. Disponible en: https://youtu.be/dyWJKczijfs

Última actualización: [12/04/2020]