¿Qué es un Riesgo y Factor de Riesgo?

Última modificación el 22/11/2020 por Lorena Plazas

Riesgo

Un riesgo es la probabilidad que un evento posee de provocar un daño. Está íntimamente ligado a la capacidad de reacción de la comunidad. La amenaza y la vulnerabilidad componen un riesgo.

La amenaza es un factor externo que se da por la potencial ocurrencia de un suceso natural o antrópico (hecho por el hombre) en un lugar específico con intensidad y duración determinada. La vulnerabilidad es una circunstancia interna en una persona o comunidad que se corresponde con la disposición o predisposición interna aumentada a padecer un daño.

El conocimiento de las amenazas y vulnerabilidades en una población disminuye la posibilidad de enfermar ya que, al conocerse, pueden tomarse medidas preventivas. Las estrategias de acción deben ir dirigidas a actuar sobre las amenazas y la vulnerabilidad.

Factor de riesgo

Un factor de riesgo es una condición social, económica, biológica, conductual o ambiental asociada con (o que causa) un incremento de la susceptibilidad de una persona para una enfermedad específica, una salud deficiente o lesiones.

Son elementos propios o del medio que aumentan la vulnerabilidad de las personas para que un hecho no deseable ocurra en la salud.

En 1993 se identificaron factores no genéticos que incrementaban la mortalidad. Si bien se encuentran en todas las regiones del mundo, varía el orden de importancia de acuerdo con el ambiente y la cultura local. Pero siempre esos mismos factores son los que conforman los actualmente considerados 10 primeros motivos reales de muerte a nivel mundial y, por supuesto, todos son en gran medida prevenibles por medio de cambios de hábitos, comportamientos o circunstancias.

Primeras 10 causas reales de muerte

Las primeras 10 causas reales de muerte actuales son:

  1. Tabaco.
  2. Nutrición excesiva o deficiente.
  3. Ejercicio aeróbico insuficiente (sedentarismo).
  4. Alcohol.
  5. Falta de inmunización.
  6. Exposición a tóxicos o venenos.
  7. Armas de fuego.
  8. Comportamientos sexuales arriesgados.
  9. Traumatismos por vehículos automotores.
  10. Consumo de drogas ilegales.

Su prevención requiere cambios sociales y de comportamiento. El nivel socioeconómico bajo y el acceso insuficiente a la atención de salud son importantes, pero en general actúan en combinación con comportamientos personales específicos.

A partir de estos conceptos, en la actualidad, psicología y ciencias sociales (comunicación, educación, cultura) toman preponderancia en las campañas de prevención sanitaria. Las principales causas de muerte están relacionadas con las llamadas enfermedades sociales.

Enfermedad social

El término enfermedad social se utiliza generalmente para denominar aquellos trastornos que provienen de la influencia del medio en el que se vive o surgen como consecuencia del mismo. Las enfermedades crónicas adquieren el carácter de enfermedad social cuando incapacitan a las personas a seguir cumpliendo con sus responsabilidades familiares, laborales y sociales.

La persona convive con una disfunción crónica que le impide llevar el ritmo de vida al que estaba acostumbrado, comprometiendo su posibilidad de hacer y de interactuar socialmente. Dicha persona no puede alcanzar un satisfactorio nivel de funcionalidad, afectando aspectos de su vida que hacen a su cuidado personal y al cumplimiento de sus roles cotidianos.

Historia de la enfermedad social

La expresión medicina social comienza a usarse en Francia a mediados del siglo XIX, en la revista “Gazzete Médicale” en un trabajo donde se entrelazan las enfermedades con las situaciones de desigualdad social. A finales del siglo XIX, un médico alemán, Alfred Grotjahn, habla de patología social y manifestaba que los pobres tenían enfermedades que diferían de los problemas de salud de los ricos.

En la década del ’30, ya en el siglo XX, en Bélgica, el Dr. René Sand define la medicina social como el arte de prevenir y curar considerando sus bases científicas, pero profundizando en el conocimiento de los lazos de la medicina con las disciplinas sociales.

En los años ’40, el profesor John Ryle de la Universidad de Oxford promovía la creación del estado benefactor, es decir, la participación de los gobiernos en el financiamiento de los servicios básicos para el desarrollo del hombre y la interrelación de economía, educación, seguridad social, salud y trabajo.

En nuestro país, el Dr. Ramón Carrillo plantea dos enunciados que cambian el concepto de Medicina Social y ellos son:

  • Todos los hombres tienen igual derecho a la vida y a la salud.
  • No puede haber política sanitaria sin política social.

Social y culturalmente nuestra identidad está dada por nuestra conducta. Somos esencialmente lo que hacemos. Nuestro comportamiento nos define socialmente.

Tipos de enfermedades sociales

Existen distintos tipos de enfermedades sociales; muchas de ellas se relacionan con la pobreza, pero no como factor necesario y ellas son:

  1. Violencias (lesiones intencionales) en todas sus manifestaciones: dirigida a terceros (social, institucional, doméstica) y autodirigida (suicidio).
  2. Accidentes (lesiones no intencionales) en sus distintas manifestaciones (domésticas, en vía pública, laborales).
  3. Derivadas del deterioro de la salud mental (baja autoestima, depresión, estrés, adicciones).
  4. Procedentes del medio ambiente (contaminación ambiental).
  5. Provenientes del medio social y entorno familiar (conductas sexuales de riesgo, embarazo adolescente).
  6. Infectocontagiosas (hepatitis, Chagas, tuberculosis, parasitosis, síndrome de inmunodeficiencia humana).

Identificación de las causas

Desde hace mucho tiempo se habla de multicausalidad de las enfermedades y de la estrecha relación entre agente, huésped y medio.

Clásicamente el agente era la verdadera causa (agente infeccioso), el huésped era el destinatario de la enfermedad (factor contribuyente que la perpetúa) y el medio ambiente (aire, agua, eliminación de residuos, por ejemplo) era el espacio donde se daban las condiciones adecuadas para que ese agente infeccioso cumpliera su actividad.

Trabajar con el concepto de triángulo epidemiológico implica:

  1. Neutralizar agentes.
  2. Apartar el agente.
  3. Detener su propagación (además de detectarlo precozmente y tratarlo adecuadamente).
  4. Aumentar la resistencia del huésped en forma pasiva y activa.
  5. Tratar el medio.

Actualmente cuando se habla de agente se hace referencia a situaciones inhóspitas del ambiente, a la dieta, a las deficiencias de factores, a las relaciones (madre, hijo, contactos sociales, familiares), desempleo, pobreza, desesperanza.

Lo mismo ocurre al hablar de huésped: se ha hecho extensivo al sujeto activo, no ya destinatario sino actor activo de prevención y participante activo del proceso de curación (o de enfermedad). Desde el paradigma de la transformación la salud es experiencia vital y por tal motivo, somos participantes de ella de manera activa.

Al concepto tradicional de medio ambiente se han agregado las construcciones, el diseño de productos, reservorios, insectos, vectores, alimentos, alérgenos orgánicos, productos químicos, radiaciones, medio ambiente ecológico.

Por lo tanto, en la actualidad, se habla de triángulo epidemiológico ampliado. Se hace referencia entonces de una red de etiologías y una red de intervenciones dirigidas a cada uno de estos factores. Y también se incorporan tres planos medioambientales propios del entorno de cada persona y ellos son:

  • Interpersonal (huésped).
  • Social – económico (ambiente).
  • Cultural – ideológico (agente).

Interpersonal

Es la interrelación entre por lo menos dos personas (madre/hijo, pareja): concepto de un otro significativo; unión física, mental, emocional. Calidad de la relación, vínculo emocional y orientación más allá de la frecuencia del contacto.

Por ejemplo, los amigos durante la infancia y adolescencia pueden favorecer o entorpecer las actitudes hacia el riesgo, los valores, los hábitos. Las expectativas que se construyen pueden ser positivas, negativas o nulas.

El profesional de la salud debe tener una actitud activa hacia estos grupos. Se ha demostrado en estudios científicos que las personas en situación de soledad aumentan las tasas de morbi-mortalidad.

Social-económico

Corresponde a grupos de trabajo, empresas, gobierno, servicios médicos, asistencia, grupos de distintas orientaciones. Las estructuras sociales son mucho más que la suma de personas. De ellas depende en muchos casos las decisiones que se toman en una región: agua, alcantarillado, electricidad, teléfonos, construcciones, escuelas, salud, industrias, prisiones, salud pública, leyes.

Estas fuerzas sociales influyen en toda la sociedad. El nivel socioeconómico bajo influye en el nivel de salud de las personas individualmente ya que exceden los alcances de las prestaciones de salud que reciben: alojamiento, trabajo, nutrición, educación, seguridad, conductas (alcohol, tabaco), recursos psicológicos.

Al ser imposible erradicar la pobreza en la actualidad se vuelve imprescindible identificar las causas reales de muerte para que las organizaciones (gubernamentales y no gubernamentales) ayuden a disminuir la mortalidad.

Cultural – ideológico

Los conocimientos y las creencias de una sociedad determinan su cultura. Es la “forma de vida de las personas” que se transmite de grupo a grupo y de generación a generación. De allí que los conceptos, creencias, valores que se le otorga a la salud también sea un hecho cultural.

Sobre la posibilidad de la esperanza de vida más saludable y feliz se oponen el materialismo, consumismo, agresividad, violencia… Pero también se habla de una paradoja cultural: ¨lo que decimos que es importante no siempre se acompaña de comportamientos acordes¨.

Para lograr cambios en el comportamiento de las poblaciones es necesario utilizar conocimientos de especialistas en comportamiento y comunicación porque es la única forma que se conoce actualmente para modificar la cultura y la ideología.


Nota: Este artículo fue tomado del material de lectura parte nº2 de la asignatura: Enfermería en Salud Comunitaria I correspondiente a la licenciatura de enfermería.

Como citar este artículo:

• Plazas Mouriz, Lorena, (2020). “Actualización de conceptos fundamentales sobre Salud Pública”. Blog: Enfermeria Buenos Aires

Información del Autor
  1. Plazas Lorena, Enfermera. Trabajo propio.
Fuentes bibliográficas
  1. Ricci Maria Teresa, Corradin Ayelen, 2018, “Actualización de algunos conceptos fundamentales”, Segunda parte, Catedra: Salud Comunitaria I, Licenciatura en Enfermería, Universidad Maimónides, Argentina. Disponible en: file:///C:/Users/loren/OneDrive/Documents/Licenciatura%202019/Enfermeria% 20en%20Salud%20Comunitaria%201/Material%20de%20lectura%20parte%20% 232.pdf

Última actualización: [22/11/2020]