Conceptos básicos sobre la Salud Pública

Última modificación el 08/11/2020 por Lorena Plazas

“El acceso equitativo a los Servicios de Salud es un derecho esencial del Hombre contemporáneo y como tal, una condición básica para asegurar el fortalecimiento de la democracia, la gobernabilidad de las Naciones y la legitimidad de los Estados”. Pert Rosenthal y George A. O. Alleyne.

Material de estudio correspondiente a la cátedra de Enfermeria en Salud Comunitaria I, (Licenciatura de enfermería) con el objetivo de contextualizar conceptos fundamentales de la Salud Pública, integrando los mismos en un marco teórico de enfermería como proveedora de cuidados acorde con el paradigma de la transformación.

Salud Pública 

La salud pública es un concepto social y político destinado a mejorar la salud, prolongar la vida y mejorar su calidad mediante la Promoción de la Salud, la Prevención de la Enfermedad y otras formas de intervención sanitaria.

El concepto actual de salud pública plantea que estilos y condiciones de vida determinan la Salud y ello debe lograrse mediante la movilización de recursos, realización de inversiones razonadas en políticas, programas y servicios que mantengan y protejan la salud.

Salud Pública se define como el esfuerzo organizado de la comunidad dirigido a proteger, fomentar y promocionar el bienestar de la población cuando está sana y a restaurar y restablecer su salud cuando esta se pierde y, en caso de presentar alguna situación crónica de salud, restablecer el mejor estado de salud posible dentro de las limitaciones que le provoque la enfermedad, integrándolo de nuevo en su medio social, laboral y cultural.

Una definición algo más antigua y clásica dice que la salud pública es la ciencia y arte de impedir las enfermedades, fomentar la salud y la eficacia física y mental, mediante el esfuerzo organizado de la comunidad para el saneamiento del medio, el control de las enfermedades transmisibles, la educación sanitaria, el desarrollo de los mecanismos sociales que aseguren al individuo y a la comunidad un nivel de vida adecuado para la conservación de la salud.

De la misma forma que para el cuidado de un sujeto se requieren conocimientos específicos provenientes de diversas áreas sobre tratamientos, técnicas, patología, administración hospitalaria y otros, cuando se trabaja con una comunidad y esta comunidad es el sujeto de cuidados; se ejerce un rol trabajando con ella, más allá de la teoría del Proceso de Atención de Enfermería. También se requieren conocimientos de áreas que abarcan la salud pública, conceptos sin los cuales resulta imposible el abordaje de una gestión de cuidados comunitarios.

Composición de la Salud Pública

La salud pública, en la actualidad, está compuesta por:

  • Estamentos del sector sanitario (servicios públicos y privados).
  • Políticas y actividades de los ministerios.
  • Universidades.
  • Organizaciones no gubernamentales.
  • Asociaciones profesionales.
  • Grupos de la misma comunidad.
  • Personas de la comunidad.
  • Agentes sanitarios.

Salud Pública Ecológica

En la actualidad se habla de salud pública ecológica ya que los problemas ambientales emergentes (destrucción de la capa de ozono, contaminación del aire y del agua, calentamiento global, otros) tienen un importante efecto en la salud que supera el modelo simplista anterior de causa efecto-intervención. Al hablar de salud se debe hablar de:

  • Desarrollo sostenible.
  • Determinantes económicos.
  • Factores ambientales.
  • Medios para la inversión en salud.

Cuidado holístico

Desde hace un poco más de 40 años cambio el concepto biomédico de salud y comenzó a pensarse desde un cuidado holístico que comprende el bienestar, las necesidades básicas y otras aspiraciones. Ese bienestar y necesidades básicas son:

  • Vivienda.
  • Alimento.
  • Sistema sanitario.
  • Trabajo.
  • Derechos humanos.
  • Paz.
  • Justicia.
  • Vida digna.
  • Calidad de vida.
  • Creación.
  • Cultura.
  • Vejez libre de zozobras.
  • Derechos de niños, niñas y adolescentes (el juego, la identidad, la seguridad, el cuidado, entre otros).
  • Se amplía el concepto de promoción de la salud.

Esto lleva a la necesidad de reformar los sistemas de salud tomando en cuenta los principios de equidad y respeto. La Organización Mundial de la Salud considera la salud como un derecho humano fundamental y destaca algunos requisitos:

  • Paz.
  • Adecuados recursos económicos y alimenticios.
  • Vivienda.
  • Ecosistema estable.
  • Uso sostenible de recursos.

Se distingue así la relación entre condiciones sociales y económicas, entorno, estilos de vida y la salud. Puede así comprenderse holísticamente la salud. Este concepto, “holístico”, es primordial para la promoción de la salud.

Promoción de la Salud

La promoción de la salud es “El proceso que permite a las personas incrementar el control sobre su salud para mejorarla” (Carta de Ottawa para la Promoción de la Salud, OMS, Ginebra, 1986). Es un proceso político y social global que tiende no sólo a fortalecer las habilidades y capacidades de las personas sino también a modificar las condiciones sociales, ambientales y económicas. Es esencial la participación.

La Carta de Ottawa identifica tres estrategias básicas para la promoción de la salud y ellas son:

  1. Abogacía: acciones individuales y sociales destinadas a conseguir compromisos políticos y apoyo para las políticas de salud, aceptación social y apoyo de los sistemas para un objetivo de salud. Permite crear condiciones sanitarias esenciales.
  2. Facilitación: para que todas las personas puedan desarrollar su potencial de salud.
  3. Mediación: entre distintos intereses encontrados. Se requerirá mediación entre distintos socios en la definición de objetivos y normas básicas, áreas de acción y acuerdos de cooperación entre las distintas partes.

Pilares de la Salud Pública

Los Pilares de la Salud Pública son las estrategias que se apoyan en áreas de acción prioritarias y son:

  1. Construcción de Políticas Públicas Saludables.
  2. Creación de entornos favorables.
  3. Fortalecimiento de la acción comunitaria.
  4. Desarrollo de aptitudes personales.
  5. Reorientación de los Servicios de Salud.

Una consideración general para las cinco áreas es la superposición que hay entre ellas que implica que la operatividad de una requiere de la operatividad de la de las otras. De tal modo, es necesario comprender que su implementación no es factible sin la participación de todos los actores y la complementariedad de los distintos sectores participantes: instituciones, organizaciones gubernamentales/no gubernamentales y, por supuesto, de los ciudadanos que conforman las comunidades, con un enfoque regional.

1.Construcción de Políticas Públicas Saludables

“La teoría política es simplemente, el intento del hombre por comprender conscientemente y resolver los problemas de su vida grupal y su organización” (Sabine, 1998). Las políticas públicas en general son las que crean las opciones para la vida en comunidad, por consiguiente las posibilidades para que la gente pueda disfrutar de una buena calidad de vida.

Entre ellas la Política Pública Social es la que garantiza una acción estatal integral y articulada para enfrentar los problemas sociales de una determinada población, privilegiando la equidad sobre intereses particulares excluyentes. (Foro Nacional por Colombia, 1998).

Cuando se habla de política sanitaria se hace referencia a declaraciones oficiales que definen prioridades, parámetros de actuación como respuesta a necesidades de salud, a los recursos disponibles y a otras presiones políticas. Debe ser promulgada mediante normas que definan su reglamentación (prestación de servicios, programas sanitarios). Se basan en evidencia, preferencias, realidades y disponibilidad de recursos.

La política social debe contener la esencia de una política de salud como parte del sector social del desarrollo. Para ello, en la mayoría de los casos, se aceptan y adaptan a la realidad de cada país, lineamientos planteados por las mayores autoridades mundiales en materia de salud y ellas son:

  • Organización Mundial de la Salud.
  • Naciones Unidas.
  • Organización Panamericana de la Salud.

Políticas Públicas Saludables (PPS)

El concepto de Políticas Públicas Saludables (PPS) se refiere específicamente a aquellas políticas que tienen una reconocida y fuerte influencia en los determinantes de la salud; usualmente se originan en diversos sectores y no necesariamente en el sector salud que tradicionalmente formula las políticas específicas relacionadas con la organización de la atención de la salud para la población o sistemas de servicios así como las orientaciones para el desarrollo de programas de prevención y control de enfermedades.

Las Políticas Públicas Saludables pertenecen al campo de la Promoción de la Salud y como parte del gran tema de las políticas públicas ha surgido, a partir de la reunión de Ottawa. Dichas políticas tienen un efecto crucial en la salud de generaciones actuales y futuras como responsables de modelar tanto los patrones de vida modernos como los ambientes (Milio, 1986).

2.Creación de entornos favorables

Esta segunda área de acción de la Carta de Ottawa implica un trabajo concreto en el mejoramiento de los entornos o ambientes físicos, sociales, culturales, económicos y otros haciéndolos más sanos y más amigables, no sólo para proteger la salud sino para potenciar al máximo y aumentar el nivel de calidad de vida.

Desde el punto de vista práctico esta área se complementa, fundamentalmente, con las Políticas Públicas Saludables. Es necesario pensar en microambientes tales como:

  • Viviendas.
  • Edificios.
  • Lugares de trabajo.
  • Escuelas.
  • Medios de transporte.

3.Fortalecimiento de la acción comunitaria

La participación social es un elemento esencial para el logro de los objetivos de Salud Pública, por lo tanto las estrategias, mecanismos y estímulos para incrementar la capacidad de la gente de actuar y decidir sobre sus vidas forma parte de toda operativa en Salud Pública.

Esta participación no debe concebirse sólo para fines de “salud” (en el concepto clásico de esta) sino como parte del capital social de una comunidad y por ende, vital para su desarrollo lo que implica un gran respeto por la historia, la cultura y las prioridades que tenga dicha comunidad (la salud como experiencia vital de las personas, familias y comunidades).

4.Desarrollo de aptitudes personales

Este componente es quizás el más aceptado y comprendido dentro de los proveedores de la atención de salud porque se relaciona con la educación para la salud y área de trabajo tradicional en el sector.

Esta área tiene que ver con el concepto de estilos de vida saludables porque influye en la forma como se concibe su práctica. “El término estilo de vida se utiliza para designar la manera general de vivir, basada en la interacción entre las condiciones de vida, en su sentido más completo y las pautas individuales de conducta determinadas por factores socio culturales y características personales” (Nutbeam, 1996).

De acuerdo con este concepto, los estilos de vida comprenden los siguientes comportamientos:

  • Ejercicio físico.
  • Dieta sana.
  • Ausencia de consumo de sustancias nocivas.
  • Solidaridad.
  • Respeto por las diferencias y los derechos humanos.
  • Participación, que inciden, entre otros, en la vida colectiva.

Desde el punto de vista práctico esta área de acción tampoco puede considerarse aislada de las anteriores porque las políticas públicas saludables favorecen los cambios positivos, los ambientes están íntimamente ligados y la participación es parte de los aspectos socio culturales que influyen en aptitudes y habilidades.

5.Reorientación de los servicios de salud

La reorientación de los servicios de salud es muy discutida hoy en día por el movimiento de las reformas en los sistemas de salud que buscan hacerlos más eficientes y efectivos, más orientados a la prevención de enfermedades y la promoción de la salud aun cuando para este logro sigan conspirando la comprensión de los conceptos así como la escasez de recursos técnicos y financieros y las decisiones políticas necesarias para ello.

Esto se refleja en la orientación primordial a reforzar actividades de educación sanitaria para influir en conductas individuales y a programas de intervención en prevenciones secundaria y terciaria con enfoque individualista, sin considerar los alcances de salud pública que deben tener dichos programas para lograr impactos importantes en los índices de mortalidad y morbilidad.

♦Nota: Este artículo fue tomado del material de lectura parte nº1 de la asignatura: Enfermería en Salud Comunitaria I correspondiente a la licenciatura de enfermería.

Como citar este artículo:

• Plazas Mouriz, Lorena, (2020). “Actualización de conceptos fundamentales sobre Salud Pública”. Blog: Enfermeria Buenos Aires


Información del Autor
  1. Plazas Lorena, Enfermera. Trabajo propio.
Fuentes bibliográficas
  1. Ricci Maria Teresa, Corradin Ayelen, 2018, “Actualización de algunos conceptos fundamentales”, Primera parte, Catedra: Salud Comunitaria I, Licenciatura en Enfermería, Universidad Maimónides, Argentina. Disponible en: file:///C:/Users/loren/OneDrive/Documents/Licenciatura%202019/Enfermeria% 20en%20Salud%20Comunitaria%201/Material%20de%20lectura%20parte%20% 231(1).pdf

Última actualización: [07/11/2020]