Técnica perfecta para colocar una vía

Técnica perfecta para colocar una vía

Una de las tareas básicas de enfermería es poner una vía (acceso intravenoso para la administración de medicación o suero). Ponerlas, es una de las cosas que más ilusión nos hace, sobretodo al principio, pero no es tan fácil como parece.

Como poner una vía:

  1. Poner el smarck y aseptizar la zona.
  2. Palpar una buena vena (dentro de lo posible) evitando flexuras (a poder ser). A mi me funciona muy bien pinchar en la zona donde se juntan dos venas.
  3. Coger la vía con el dedo índice y medio por las aletas y apoyar el dedo pulgar al final de la vía.
  4. Insertar la vía, con el bisel de la aguja mirando hacía arriba. La inserción no debe ser muy profunda, sobretodo si la vena se ve tanto como en la foto.
  5. Entrar la aguja suavemente, sin hacer movimientos bruscos, hasta que vemos que sale sangre.
  6. Cuando sale sangre, retirar la aguja guía, pero no del todo. Retirar hasta que vemos la punta de la aguja en el plástico. (Retirando un poco la aguja evitamos petar la vena, ya que el catéter, aunque haga pared con la vena no la perforará.) 
  7. Una vez retirada, entrar el catéter siguiendo la vena. Para ir bien, no tenemos que notar resistencia, debe entrar casi sola. Si notamos resistencia no forzar, porque es así como la podemos romper.
  8. Cuando el catéter está introducido del todo, apretar donde termina el catéter y retiramos del todo la aguja. (Así evitamos la piscina de sangre, ya que si presionamos por encima del catéter, no saldrá)
  9. Conectar el suero y comprobar que la vía es permeable. Si tenemos dudas: coger el suero y situarlo por debajo del nivel de la vía, y si la sangre refluye, es otro indicador de que está bien puesta. Todo esto lo tenemos que hacer sin soltar la vía, porque la podríamos perder. Otra opción es fijarla antes de comprobar que está a sitio, así evitas salidas accidentales.
Venoclisis
Venoclisis

Errores frecuentes al poner una vía

  • No encontrar la vena. Este era de los primeros fallos que cometía. Muchas veces pinchaba “a lo loco” sin asegurarme mucho. Lo he arreglado observando muy bien la vena y sobretodo palpándola, ya que muchas veces no se ve. Hay que palpar unos cuatro dedos del recorrido de la vena, para conocer bien en qué dirección va. Yo tenía el fallo de pinchar recto, y a veces la vena va hacía la derecha o la izquierda y hay que adaptar la dirección de la vía a la de la vena.
  • Reventar la vena. Esto es lo que más me ha pasado y el fallo ha sido por meter el catéter con la aguja dentro o retirar la aguja y con un mal movimiento me ha vuelto a entrar. Como he dicho antes, si retiramos la aguja, se reduce mucho el riesgo de reventarla, hacedme caso. Notaremos que se ha reventado la vena porque se hincha y no baja bien el suero. También se revienta por no sujetar bien la vía y al soltarla, hace un movimiento brusco.

Recomendaciones

  • Evitar poner la vía en zonas de flexura, porque si el paciente dobla la mano o la muñeca, el suero no bajará.
  • Fijar bien la vía con el apósito, así evitamos que se salga.
  • No tapar el punto de inserción con el apósito, así podemos controlar enrojecimientos o cualquier problema.
  • Limpiar la sangre que haya podido quedar, porque a parte de que es antiestético, es un caldo de cultivo para microorganismos.

Técnica perfecta para colocar una vía


Información del Autor

  1. Enfermeria real. Estudiante de 4º de enfermería. Trabajando de TCAE . laenfermeriareal@gmail.com

Última actualización: [14/06/2019]