Tos en la agonía

Tos en la agonía

Última modificación el 17/08/2020 por Lorena Plazas

Tos

La tos es un síntoma relativamente común en los pacientes de cáncer avanzado cercanos a la Etapa Final de la Vida/EFV/.

En un estudio pequeño, 33 % de los pacientes de cáncer avanzado ingresados en un programa de cuidados paliativos y quienes completaron la Memorial Symptom Assessment Scale informaron que la tos era un síntoma problemático.

Esto se compara con una prevalencia de falta de energía (68 %), dolor (63 %) y disnea (60 %). El tratamiento de la tos problemática en pacientes en las últimas semanas y días de vida es mayormente empírico, si bien la imaginología diagnóstica o evaluativa ocasionalmente presenta algún valor.

En otro estudio con pacientes de cáncer avanzado ingresados en una unidad de cuidados paliativos agudos, la prevalencia de la tos osciló entre 10 y 30 % en las últimas semanas de vida.

Sin embargo, investigaciones simples como revisar los medicamentos o buscar antecedentes de los síntomas compatibles con una enfermedad de reflujo gastroesofágico se justifica debido a que algunos medicamentos (por ejemplo, inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina) causan tos, o una receta para antiácidos podría proporcionar alivio. Además, los pacientes podrían tener afecciones comórbidas que contribuyen a la tos.

El reflejo de la tos protege los pulmones de materiales nocivos y despeja el exceso de secreciones. El reflejo se inicia por estimulación de receptores periféricos de la tos, que se transmiten al tronco encefálico por el nervio vago.

La activación del mecanismo central del “centro de tos” causa una profunda inspiración seguida de espiración contra la glotis cerrada; luego la glotis se abre, permitiendo la salida de aire.

Enfoque empírico de la Tos

Expectorantes

Estos aumentan el líquido bronquial y reducen la viscosidad de las secreciones, lo que mejora las probabilidades de despejar exitosamente las flemas. La guaifenesina está disponible por lo general sin receta médica entre los remedios para la tos y el resfriado común. La dosis razonable es de 200 a 400 mg cada 4 a 6 horas.

Antimuscarínicos

Disminuyen las secreciones orales, lo que puede iniciar el reflejo de la tos si el paciente tiene disfagia.

Antitusivos de acción central

Suprimen el presunto centro de la tos en el tronco encefálico. Todos los opiáceos tienen propiedades antitusivas.

El dextrometorfano está disponible sin prescripción médica entre los medicamentos para la tos. La codeína se prescribe por lo general inicialmente; si no es eficaz, el paciente recibe un opiáceo más potente como la morfina. Sin embargo, las pruebas indican que la morfina o la hidrocodona son los preferidos.

El uso de broncodilatadores, corticosteroides o esteroides inhalados está restringido a indicaciones específicas, dados los riesgos y la falta de pruebas sobre el beneficio fuera de las indicaciones específicas.

Ventolin
Información del autor
  1. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/entrez/query.fcgi?cmd=Retrieve&db=PubMed&list_uids=21300920&dopt=Abstract
  2. Instituto Nacional del Cáncer “Etapa final de la vida (PDQ®)–Versión para profesionales de salud fue publicado originalmente por el Instituto Nacional del Cáncer”.
  3. https://pxhere.com

Última actualización: [22/06/2019]