¿Qué logra un narcisista?

Última modificación el 03/02/2021 por Lorena Plazas

El término narcisismo fue introducido en 1898 por H. Ellis para explicar la tendencia por estar enteramente absorto en la admiración de sí mismo (Ellis, 1898). Posteriormente, se empleo el concepto de narcisismo para referirse a una perversión sexual, la de una persona que trata a su propio cuerpo como objeto sexual (Näcke, 1899).

La Asociación Americana de Psiquiatría, haciendo eco del interés clínico que ha ido suscitando el trastorno narcisista de la personalidad, lo incluye en 1980 en su clasificación de enfermedades mentales. Así, aparece el trastorno narcisista de la personalidad como trastorno específico en el DSM-III (1980), el DSM-III-R (1987) y el DSM-IV (1994), incorporado al eje II en donde se describen los diversos trastornos de la personalidad.

El Trastorno Narcisista de la Personalidad (TNP), se define según cuatro rasgos: autoimagen distorsionada, falta de empatía, hipersensibilidad a la evaluación de los demás y dificultades en la relación interpersonal.

Rasgos del trastorno narcisista

1.Autoimagen distorsionada

Es la imagen distorsionada de uno mismo. Incluye sentimientos de omnipotencia, omnisciencia, poder y categoría especial. Dichos sujetos presentan una percepción egocéntrica de la realidad y fantasías de éxito, poder, brillo, belleza o amor ideal ilimitados.

2.Falta de empatía

Las personas con TNP se caracterizarían por una incapacidad para reconocer y experimentar lo que los otros sienten y, especialmente, presentan dificultades para captar las características propias de las personas con las que se relacionan.

3.Hipersensibilidad a la evaluación de los demás

Los individuos narcisistas reaccionan a las críticas con sentimientos de rabia, vergüenza o humillación. Al mismo tiempo, presentan una gran preocupación por la comparación con los otros y desarrollan fuertes sentimientos de envidia.

4.Dificultades en la relación interpersonal

El marco en el que se desarrolla el narcisismo es la intersubjetividad; sin embargo, el tipo de [wpdiscuz-feedback id=”2b8is108nj” question=””Por cierto. ¿Estás de acuerdo con esto?”” opened=”1″]relación que se establece en el narcisismo es patológica[/wpdiscuz-feedback].

Manifestaciones del trastorno narcisista

Las características o manifestaciones base, del trastorno narcisista de la personalidad son: 

  • Exhibicionismo: el narcisismo es definido como la conducta motivada por el placer de ser admirado. Entonces traducido; seria: el excesivo deseo o necesidad de atención y admiración, sumado a la tendencia a presentarse como exclusivo y único.
  • Maquiavelismo: es la tendencia de ver a los otros como extensiones de uno mismo. Se caracteriza por la manipulación y utilización de los demás en beneficio propio.
  • Sentimiento de tener derecho sobre otros: esto implica expectativas de privilegios especiales. Se traduce en orgullo, engreimiento y conciencia de exigir derechos propios. A su vez, los individuos narcisistas expresan conductas que tienen por objetivo el control de los demás.

Trastorno narcisista y el caos

El paciente con el trastorno narcisista de la personalidad actúa con conductas destinadas a satisfacer ese deseo de auto exaltación. Tiene comportamientos que logran sembrar el caos, porque es en el desorden donde consigue “ser alguien” y tener bajo control a los demás.

El caos es el sello de identidad de los jefes o líderes que dan órdenes y contraórdenes todo el tiempo. Ejemplos:

  • Implementan medidas absurdas, que en lugar de facilitar las actividades las entorpecen.
  • No se comunican claramente y dan pie a confusiones.
  • Si llegan a un buen resultado con la comunicación; les permiten reclamar el crédito, y si conducen a errores, les da el margen para culpar a los demás.
Los narcisistas también promueven el caos en situaciones más cotidianas o familiares;  corresponden a esos amigos, familiares o parejas que le dicen una cosa y luego hacen otra, sin razón aparente. Ejemplos:

  • Dicen que te van a ayudar y cuando los necesitas no aparecen.
  • Aseguran que van a llegar a una hora y aparecen a otra.
  • Juegan con tus expectativas y te quitan el equilibrio.
  • Siembran el caos y con ello aseguran un margen de control sobre el otro.
Los narcisistas usan el caos para quebrar psicológicamente a los demás. Ellos diseñan situaciones, (la mayoría de las veces de forma inconsciente), para llenar de ansiedad a los demás, es decir; para enloquecerlos un poco, y si lo logran, consiguen lo que en el fondo desean: ser determinantes en la vida de los demás, así sea de mala forma y a través de acciones hábiles para pretender engañar a alguien o conseguir algo.

Pero en este juego siempre hay una cara y un sello. En la cara está el narcisista sembrando el caos y manipulando a otros y en el sello está el narcisista siendo víctima de su propia patología. Los narcisistas son más propensos a sentirse desencantados de la vida y aburridos con la realidad, en pocas palabras, son muy depresivos y vacíos. Aunque jamás lo demuestran.

Dramatismo de los narcisistas

En el trastorno narcisista de la personalidad, el caos suele ir acompañado de dramas. El paciente con este trastorno que se siente jefe o líder, acompaña su desorden con shows de indignación y preocupación; también se mostrará compungido o histéricamente sorprendido por todo lo que ocurre; desconoce o niega que él mismo fue quien condujo todo hacia resultados inciertos.

El paciente narcisista no aparece a la hora de cumplir con un compromiso y es muy  probable que no se excuse; lo que hará es montar todo un drama. Es muy común que termine victimándose, diciendo que tiene demasiadas ocupaciones.

En el fondo, crea situaciones que le permite sentirse como si gobernara el mundo; intenta ubicarse en el centro de todo, pero no se responsabilizan de sus actos. A cambio de ello, crea escenarios para hacer un show de intensas expresiones emocionales.

Fuente bibliográfica
  1. Trechera, José Luis, 2008, Estudio empírico del trastorno narcisista de la personalidad (TNP), Acta Colombiana de Psicología, vol. 11, núm. 2, pp. 25-36
    Universidad Católica de Colombia, Bogotá, Colombia.  Disponible en: https://www.redalyc.org/pdf/798/79811203.pdf
Información del autor
  1. José Miguel Izquierdo. Psicólogo.
  2. Plazas Lorena. Enfermera. Elaboración de artículo para el blog Enfermeria        Buenos Aires.

Última actualización: [ 03/02/2021 ]