Úlceras por presión

Definiciones de úlceras por presión

“La siguiente información publicada por la autora se puede encontrar de forma completa en la página web www.ulceras.net.”

♥ La información que a continuación se explica procede de la página web:
https://www.ulceras.net/
monografico/108/96/
ulceras-por-presion-
epidemiologia.html

“Lesión de origen isquémico, localizada en la piel y tejidos subyacentes con pérdida de sustancia cutánea, producida por presión prolongada o fricción entre dos planos duros, uno perteneciente al paciente y otro externo a él”. MJ. Almendariz

Esta definición tiene la virtud de considerar la etiología y localización de las lesiones, además de valorar las fuerzas de fricción como posible causa de las upp.

Ulceras por presión categoría IV en espalda

Una úlcera por presión 〈UPP〉 es una lesión de la piel y / o tejido subyacente que se localiza generalmente sobre una prominencia ósea, como resultado de la presión o presión en combinación con la cizalla. Un número de factores contribuyentes o factores de confusión también se asocian con las úlceras por presión; la importancia de estos factores aún no se ha dilucidado.

Se puede definir una UPP como toda lesión de la piel originada por una presión mantenida sobre un plano o prominencia ósea, o por la fricción, cizalla o combinación de las mismas, causando una isquemia que provoca degeneración de dermis, epidermis, tejido subcutáneo, pudiendo afectar incluso músculo y hueso.

La úlcera por presión es una complicación habitual en los pacientes hospitalizados y frecuentemente suele presentarse en enfermos graves y con estancias largas.

En la Unidad de Cuidados Intensivos existe una mayor incidencia debido a una serie de factores que aumentan el riesgo de aparición de las mismas (gravedad del paciente, drogas utilizadas, deterioro del nivel de conciencia, estado hemodinámico, inmovilidad, acúmulo de líquido en el tercer espacio, etc.).

Su incidencia varía entre 20-56% y su aparición puede ocasionar dolor, depresión, pérdida de la independencia, infección y aumento de la estancia y costes hospitalarios.

Fisiopatología

Los mecanismos que provocan la aparición de estas lesiones están basados en la alteración del riego sanguíneo de la zona por una causa externa, la presión, la humedad o la fricción.

♦ Presión

Es una fuerza que actúa perpendicular a la piel como consecuencia de la gravedad, provocando un aplastamiento tisular entre dos planos, uno perteneciente al paciente y otro externo a él (sillón, cama, sondas, etc.). La presión capilar oscila entre 16- 32 mm. de Hg.

Una presión superior a 17 mm. de Hg., ocluirá el flujo sanguíneo capilar en los tejidos blandos provocando hipoxia, y si no se alivia, necrosis de los mismos. La formación de una UPP depende tanto de la presión como del tiempo que ésta se mantiene; Kösiak demostró que una presión de 70 mm. de Hg. durante 2 horas puede originar lesiones isquémicas.

♦ Fricción

Es una fuerza tangencial que actúa paralelamente a la piel, produciendo roces, por movimientos o arrastres.

 

En el paciente encamado o sentado con el roce de las sábanas o superficies rugosas produce fuerzas de fricción, sobre todo en las movilizaciones al mover al paciente.

♦ Cizallamiento

Combina los efectos de presión y fricción (ejemplo: posición de Fowler que produce deslizamiento del cuerpo, puede provocar fricción en sacro y presión sobre la misma zona).

 

Debido a este efecto, la presión que se necesita para disminuir la aportación sanguínea es menor, por lo que la isquemia del músculo se produce más rápidamente.

♦ Humedad

La incontinencia es un factor de riesgo conocido para el desarrollo de úlceras por presión.

El paciente que presenta incontinencia fecal tiene un riesgo 22 veces de presentar una úlcera respecto al paciente que no presenta incontinencia fecal.

Factores predisponentes de las úlceras por presión

♦ Factores intrínsecos

  • Condición física: Inmovilidad
  • Alteraciones respiratorias/circulatorias
  • Diabetes
  • Insuficiencia vasomotora
  • TA baja
  • Insuficiencia cardiaca
  • Vasoconstricción Periférica
  • Alteraciones endoteliales
  • Anemia
  • Septicemia
  • Edad
  • Malnutrición/deshidratación
  • Factores psicológicos

♦ Factores extrínsecos

  • Humedad
  • Perfumes, agentes de limpieza
  • Estancia
  • Superficie de apoyo
  • Técnicas manuales sobre la piel
  • Medicación, sondaje vesical o nasogástrico
  • Fijaciones, férulas

Otros factores que contribuyen a la aparición de úlceras

Son factores que contribuyen a la producción de úlceras y que pueden agruparse en estos 5 grandes grupos:

♦ Fisiopatológicos

Como consecuencia de diferentes problemas de salud.

  • Lesiones Cutáneas: Edema, sequedad de piel, falta de elasticidad.
  • Trastorno en el Transporte de Oxígeno: Trastornos vasculares periféricos, estasis venoso, trastornos cardiopulmonares.
  • Deficiencias Nutricionales (por defecto o por exceso): Delgadez, desnutrición, obesidad, hipoproteinemias, deshidratación.
  • Trastornos inmunológicos: Cáncer, infección.
  • Alteración del Estado de Conciencia: Estupor, confusión, coma.
  • Deficiencias Motoras: Paresia, parálisis.
  • Deficiencias Sensoriales: Pérdida de la sensación dolorosa.
  • Alteración de la Eliminación (urinaria/intestinal): Incontinencia urinaria e intestinal.

♦ Derivados del Tratamiento

Como consecuencia de determinadas terapias o procedimientos diagnósticos.

  • Inmovilidad Impuesta, resultado de determinadas alternativas terapéuticas: Dispositivos/aparatos como escayolas, tracciones, respiradores.
  • Tratamientos o Fármacos que tienen acción inmunosupresora: Radioterapia, corticoides, citostáticos.
  • Sondajes con fines diagnósticos y/o terapéuticos: Sondaje vesical, nasogástrico.

♦ Situacionales

Resultado de modificaciones de las condiciones personales, ambientales, hábitos, etc.

  • Inmovilidad: relacionada con dolor, fatiga, estrés.
  • Arrugas en ropa de cama, camisón, pijama, objetos de roce, etc.

♦ Del Desarrollo

Relacionados con el proceso de maduración.

  • Niños Lactantes: rash por el pañal.
  • Ancianos: Pérdida de la elasticidad de la piel, piel seca, movilidad restringida.

♦ Del Entorno

  • Deterioro de la propia imagen del individuo en la enfermedad.
  • Falta de educación sanitaria a los pacientes.
  • Déficit de criterios unificados en la planificación de las curas por parte del equipo asistencial.
  • Mala utilización del material de prevención, tanto del básico como del complementario.
  • Desmotivación profesional por la falta de formación y/o información específica.
  • Sobrecarga de trabajo del profesional.
  • Intervenciones quirúrgicas, con duración superior a tres horas, pueden provocar upp.
  • Inmovilizaciones postoperatorias.
  • Ingresos prolongados en UCI.

Etiopatogenia

La aparición de upp es un proceso íntimamente ligado a los cuidados proporcionados por los profesionales de Enfermería, es el estamento sanitario más implicado y con más experiencia en este problema, constituyendo un área de cuidados específica tanto en lo que se refiere a su prevención, valoración o curación.

Las úlceras por presión son lesiones de origen isquémico localizadas en la piel y tejidos subyacentes, con pérdida de sustancia cutánea y producidas por una presión prolongada o fricción entre dos planos duros.

Las upp generalmente ocurren sobre prominencias óseas y son clasificadas según el grado de lesión tisular observado.

Úlcera en pabellón auditivo, síndrome constitucional

La principal causa de la formación de una úlcera por presión, es la presión ejercida y mantenida entre dos planos duros y la tolerancia de los tejidos a ésta. Por un lado se tiene el plano duro esquelético y prominencias óseas fisiológicas o deformantes del paciente y el otro plano duro generalmente externos a él, representado por la cama, silla, calzado u otros objetos.

La presión capilar normal oscila entre 16 y 33 mm Hg, lo que significa que presiones por encima de 16mm Hg producen un colapso de la red capilar. La isquemia local aumenta la permeabilidad capilar con la consiguiente vasodilatación, extravasación de líquidos e infiltración celular, produciéndose un proceso inflamatorio que origina una hiperemia reactiva, manifestada por un eritema cutáneo.

Éste es reversible si al retirar la presión desaparece en 30 minutos, restableciéndose la perfusión de los tejidos. Si no desaparece la presión; se produce isquemia local, trombosis venosa y alteraciones degenerativas que desembocan en necrosis y ulceración.

Úlcera necrosada

Estadios de las Ulceras por presión 

Categoría I

♦ Eritema no blanqueante

Piel intacta con eritema no blanqueante de un área localizada, generalmente sobre una prominencia ósea. Decoloración de la piel, calor, edemas, endurecimientos o dolor también pueden estar presentes.
Las pieles oscuras pueden no presentar una palidez visible.

Otras características: El área puede ser dolorosa, firme, suave, más caliente o más fría en comparación con los tejidos adyacentes. La Categoría / Estadio I puede ser difícil de detectar en personas con tonos oscuros de piel. Puede indicar personas “en riesgo” de desarrollar una úlcera por presión.

Categoría II

♦ Úlcera de espesor parcial

La pérdida de espesor parcial de la dermis se presenta como una úlcera abierta poco profunda con un lecho de la herida entre rosado y rojizo, sin esfacelos. También puede presentarse como una ampolla intacta o abierta/rota llena de suero o de suero sanguinolento.

Otras características: Se presenta como una úlcera superficial brillante o seca sin esfacelos o hematomas. Esta categoría / estadio no debería emplearse para describir desgarros de la piel, quemaduras provocadas por el esparadrapo, dermatitis asociada a la incontinencia, la maceración o la excoriación. El hematoma sugiere lesión de tejidos profundos.

Categoría III

♦ Pérdida total del grosor de la piel

Pérdida completa del grosor del tejido. La grasa subcutánea puede resultar visible, pero los huesos, tendones o músculos no se encuentran expuestos. Pueden aparecer esfacelos. Puede incluir cavitaciones y tunelizaciones.

Otras características: La profundidad de las úlceras por presión de categoría/estadio III varía según su localización en la anatomía del paciente. El puente de la nariz, la oreja, el occipital y el maléolo no tienen tejido subcutáneo (adiposo) y las úlceras de categoría/estadio III pueden ser poco profundas. Por el contrario, las zonas con adiposidad significativa pueden desarrollar úlceras por presión de categoría/estadio III extremadamente profundas. El hueso o el tendón no son visibles o directamente palpables.

Categoría IV

Pérdida total del espesor de los tejidos

Pérdida total del espesor del tejido con hueso, tendón o músculo expuestos. Pueden aparecer esfacelos o escaras. Incluye a menudo cavitaciones y tunelizaciones.

Otras características: La profundidad de la úlcera por presión de categoría/estadio IV varía según su localización en la anatomía del paciente. El puente de la nariz, la oreja, el occipital y el maléolo no tienen tejido subcutáneo (adiposo) y estas úlceras pueden ser poco profundas. Las úlceras de categoría/estadio IV pueden extenderse al músculo y/o a las estructuras de soporte (por ejemplo, la fascia, tendón o cápsula de la articulación) pudiendo provocar la aparición de una osteomielitis u osteítis. El hueso/músculo expuesto es visible o directamente palpable.

Recomiendo seguir leyendo:

  1. Escalas de Úlceras por presión
  2. Prevención de Úlceras por presión
  3. Nutrición en las Úlceras por presión
  4. Dispositivos para el alivio de las Úlceras por presión
  5. Tratamiento Úlceras por presión
  6. Upp en pediatría
  7. Lesiones por humedad
  8. Ulceras por presion, imágenes

Información del Autor

  1. Ulceras.net
  2. https://www.ulceras.net/monografico/110/98/ulceras-por-presion-categorias.html
  3. Almendariz Alonso Mª J. Úlceras por presión. En: ¿Heridas crónicas y agudas? EDIMSA Madrid. 1999.
  4. Institut Catalá de la Salut. Subdivisión de Atención Primaria. (Barcelona. Protocolo de upp.1995)
  5. Guía de cuidados enfermeros del INSALUD. (Madrid 1996)
  6. Clinical Practice Gudeline.AHCPR (USA 1994).
  7. Rodríguez M. et al. Cuidados de Enfermería al paciente con upp. Guía de prevención y tratamiento. Cádiz: Hospital Universitario Puerta del Mar, 2004.
  8. Guía de práctica clínica para la prevención y el tratamiento de las úlceras por presión del Servicio Andaluz de Salud.
  9. Fotos extraídas de la Guía de úlceras por presión de HUNTLEIGH
  10. https://pxhere.com/es/photos
  11. https://link.springer.com/article/10.1007%2Fs15006-012-0250-9, photo
  12. http://bigmouth19.blogspot.com/2015/10/que-es-una-ulcera-por-presion.html, photos

Última actualización: [13/06/2019]