Artículos relacionados con disfunción eréctil y eyaculación precoz

Como sabrán; recibo diariamente correos de usuarios que me piden temas a desarrollar en el ámbito de la salud; por tal motivo en este artículo deseo explicar de forma sencilla y clara dos temas de salud sexual masculina: la disfunción eréctil y la eyaculación precoz.

Descargo de responsabilidad: esta publicación puede incluir enlaces de afiliados. Si hace clic en uno de ellos, es posible que recibamos una comisión sin costo adicional para usted.

Disfunción eréctil

La disfunción eréctil es la incapacidad de lograr y/o mantener una erección, lo suficientemente rígida y duradera que permita tener una relación sexual.

Factores de riesgo

Los principales factores de riesgo son:

  1. Depresión.
  2. Diabetes mellitus.
  3. Dislipidemia.
  4. Edad.
  5. Enfermedad de Peyronie.
  6. Esclerodermia.
  7. Estrés.
  8. Hipertensión arterial.
  9. Obesidad.
  10. Prostatectomía.
  11. Sedentarismo.
  12. Tabaquismo.

Causas

La causa más importante de disfunción eréctil es por medicamentos; el 25% de los hombres que sufren este problema es por motivo de consumo de fármacos. Sumado a esto;  entre las causas más comunes se encuentran:

  1. Alcohol.
  2. Alimentación.
  3. Alteraciones vasculares y neurológicas.
  4. Deficiencia de testosterona: niveles de testosterona por debajo de 225 ng/dL que se asocian a un aumento en la incidencia de la disfunción eréctil.
  5. Desórdenes hormonales: hiperprolactinemia, hipo e hipertiroidismo.
  6. Diabetes.
  7. Fármacos.
  8. Hipertensión arterial.
  9. Obesidad.
  10. Tabaco.

Diagnóstico

El diagnóstico de la disfunción eréctil deberá estar enfocado en el momento de su aparición, en los factores de riesgo, la asociación con otras disfunciones sexuales (eyaculación precoz), relación con la pareja y tratamientos previos recibidos.

La disfunción eréctil se puede diagnosticar por medio de un test realizado online; es rápido y discreto. También será necesario solicitar laboratorio para saber sobre los niveles de testosterona en la mañana, prolactina, perfil lipídico, hemoglobina glicosilada creatinina, TSH T4.

Tratamiento

El objetivo del tratamiento para la disfunción eréctil deberá estar orientado en  restaurar la satisfacción de la vida sexual y no solo la erección rígida; incluyendo el manejo de los factores de riesgo y enfermedades asociadas. Los factores más relevantes en el tratamiento son: 

  1. Asesorar al paciente sobre los cambios de estilo de vida: (suspensión del consumo de alcohol y tabaco) y el incremento de la actividad física.
  2. Derivar al paciente con médicos especialistas en casos de hipertensión, diabetes o depresión.
  3. Farmacoterapia: se utilizan inhibidores de la PDE5 que son antagonistas competitivos de la acción de la PDE5 y por lo tanto inducen un aumento intracelular de los niveles de GMP cíclico en el músculo cavernoso, lo que conlleva la relajación del músculo liso y la erección en respuesta al estímulo sexual. Los 3 agentes de esta clase actualmente de venta libre son sildenafilo, vardenafilo y tadalafilo.
  4. Inyección intracavernosa: es la segunda línea de tratamiento. Implica una inyección de prostaglandina E1 (PGE1) en el cuerpo cavernoso.
  5. Mantener una integración y comunicación entre el equipo médico para establecer un tratamiento coordinado.
  6. Protesis peneana: esta modalidad de tratamiento se ubica en tercera línea. Por tratarse de un procedimiento invasivo e irreversible, debe limitarse a quienes tienen un componente orgánico severo irreversible, refractario a los tratamientos orales e intracavernosos.

Eyaculacion precoz

La eyaculación es la liberación de semen por el pene al producirse el orgasmo (clímax sexual). Cuando el hombre es sexualmente estimulado, el cerebro envía señales al área de los genitales a través de los nervios de la médula espinal para hacer que los músculos pélvicos se contraigan; dichas contracciones musculares producen el orgasmo y a través de este se transporta el esperma (semen) que viaja a lo largo de la uretra hasta la punta del pene donde es eyaculado (liberado).

La eyaculación precoz ocurre cuando el hombre no puede controlar el momento de la eyaculación, y eyacula antes de que él y/o su pareja se sientan listos. Esto puede causar angustia tanto al hombre como a su pareja. La eyaculación precoz está presente en 1 de cada 3 hombres.

Definir qué es la eyaculación precoz suele ser un tanto complejo; porque todo dependerá de la cantidad que perturbe en la calidad de vida sexual,  psicológica y conyugal. Si el hombre y su pareja se sienten cómodos y satisfechos con un coito corto no tiene porqué ser un problema real.

Podría decirse que el “tiempo” para eyacular no es fijo ni reglado; sin embargo la duración considerada como “normal”oscila entre los 30 segundos y 44 minutos, con una mediana de 5.4 minutos. Las emociones o situaciones que atraviesa el hombre en el momento de la relación sexual son motivos suficientes para intervenir en la eyaculación.

Hay casos en los que el hombre eyacula sin apenas tener un contacto sexual; otros lo hacen en un periodo de 1 a 2 minutos. Por eso siempre se indica que si esta situación de eyaculación temprana perjudica la calidad de vida sexual es necesario buscar ayuda con un profesional médico especializado en el tema.

Causas

La eyaculación precoz sucede debido a que el cerebro responde con mucha rapidez ante los distintos estímulos sexuales y existe una pérdida de control sobre la eyaculación. Las causas pueden ser:

  1. Abstinencia de largos períodos por alguna disciplina férrea.
  2. Alteración en los niveles de neurotransmisores en el cerebro como la Serotonina.
  3. Altos niveles de ansiedad generalizada en el paciente y su pareja.
  4. Baja autoestima.
  5. Desorden hormonal.
  6. Distorsión de la realidad sexual mediante la visión de pornografía.
  7. Factores genéticos.
  8. Hipersensibilidad en la zona del glande.
  9. Imagen corporal distorsionada.
  10. Infección de la uretra o la próstata.
  11. Miedo a fallar durante el encuentro sexual.
  12. Problemas en las relaciones de pareja o la comunicación.

Diagnóstico

No existe una prueba para la eyaculación precoz por medio de un diagnóstico autoinformado, pero si, un test online que ayuda muchísimo para comenzar con el tratamiento.

Dicho test es una prueba que está diseñada por profesionales de la sexualidad masculina con una base científica respaldada en el índice internacional urológico. (PEDT).

Tratamiento

La eyaculación precoz suele estar originada por un conjunto de circunstancias interrelacionadas profundamente entre sí. De ahí, la necesidad de recibir un diagnóstico rápido y eficaz para empezar el tratamiento.

El tratamiento para la eyaculacion precoz consiste en terapia psicológica, conductual, farmacológica y TENS. A continuación de describen las características más importantes de cada tratamiento:

Terapia psicológica

La terapia psicológica consiste en:

  1. Aliviar la ansiedad.
  2. Buscar soluciones efectivas.
  3. Comprensión sobre uno mismo, el cuerpo y la patología.
  4. Conocer el origen del problema.
  5. Mantener la calma.
  6. Conservar una comunicación fluida con la pareja.
  7. Trabajar los sentimientos y emociones que puedan estar relacionados con la sexualidad.

Terapia conductual

La terapia conductual se basa en:

  1. Ejercicios sencillos que ayudan al cuerpo a crear tolerancia contra la eyaculación precoz.
  2. Método de compresión o de parada: este método consiste en la parada o compresión del pene unos instantes antes de que el individuo sienta la pulsión eyaculatoria cerca.
  3. Método de parada y reinicio: es similar al de compresión; pero en este caso se debe cesar la actividad sexual en el momento que se siente cerca el impulso eyaculatorio.
  4. Preservativo: el uso de condones también puede reducir la sensación y ayudar a un hombre a tardar más en eyacular.

Terapia farmacológica:

Los medicamentos para la eyaculación precoz deben ser recetados estrictamente por un médico. Los fármacos más habituales son:

  1. Cremas y aerosoles anestésicos: se aplican en la cabeza del pene media hora antes de tener una relación sexual.
  2. Dapoxetina: inhibidor selectivo de la recaptación de serotonina que tiene aprobación para su uso en eyaculación precoz.
  3. Fluoxetina, Paroxetina, Sertralina, Clomipramina (Antidepresivos).
  4. Modafinil (Provigil): fármaco utilizado para los trastornos de sueño como la narcolepsia.
  5. Silodosin (Rapaflo): su uso principal es para la hiperplasia prostática benigna.
  6. Tramadol (Analgesico).

Terapia TENS

La terapia TENS, por sus siglas en inglés (Transcutaneous Electrical Nerve Stimulation) es una técnica no invasiva, y consiste en modular la respuesta del nervio tibial, mediante la sobre estimulación del mismo. Se centra específicamente en la modulación de los impulsos nerviosos que llegan y salen a través de las raíces de los nervios a nivel del sacro, y estos incluyen los nervios involucrados en el proceso de la eyaculación.


Información del Autor
  1. Plazas Lorena. Enfermera. Trabajo propio.
Referencias bibliográficas
  1. https://salud-masculina.info/
  2. Ceballos, María del Pilar; Álvarez Villarraga, J. David; 2015, Guía de disfunción eréctil, Sociedad Colombiana de Urología, Revista Urología Colombiana, vol. XXIV, núm. 3, pp. 185.e2-185.e22, Colombia. Disponible en: https://www.redalyc.org/pdf/1491/149143142010.pdf

Última actualización: [08/10/2021]

Find a sponsor for your web site. Get paid for your great content. shareasale.com.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.