Lavado gástrico perfecto

Objetivos

  1. Cohibir Hemorragias (Hematemesis).
  2. Evacuar sustancias tóxicas medicamentosas,  venenosas o por alimentos.
  3. Fines diagnósticos.

Materiales

  • Bandeja.
  • Set para venoclisis.
  • Descartador.
  • Sonda (tipo Faucher), Ewald o Nelaton, Levin de una única luz: de 8, 10, 12, 14, 16 y 18 French dependiendo de la edad del paciente. Calibre de acuerdo al paciente.
  • Estetoscopio.
  • Guantes descartables.
  • Lubricante (vaselina o Lidocaína) según norma del servicio.
  • Jeringa de 50 cc para aspiración.
  • Recipiente (Riñonera).
  • Vaso con agua.
  • Tela adhesiva para fijación.
  • Prolongador y recipiente para sonda a brocal.
  • Tijera – gasas.
  • Pinza o sistema de clampaje.
  • Recipiente con hielo si tiene que ser un lavaje hemostático.
  • Recipiente para desecho.
  • Embudo.
  • Gasas, jeringa de amplio volumen.
  • Gafas protectoras.
  • Sachet con solución fisiológica.
  • Antídoto según corresponda.
  • Carbón activado, si está indicado, y catártico.
  • Sábanas – toallas .
  • Jarra con agua a temperatura según necesidad.
  • Tubos de ensayo o recipiente para recolectar muestra.
  • Frascos de recogida de muestras para toxicología.
Sonda (tipo Faucher)

Técnica

  • Informar al paciente del procedimiento que se le va a realizar.
  • Preparar el equipo necesario completo.
  • Lavado de manos.
  • Colocación de guantes.
  • Canalización de vía periférica.
  • Recoger muestras sanguíneas para estudio toxicológico.
  • Medir la longitud de la sonda que es necesario introducir.
  • Verificar que no exista deterioro del nivel de conciencia.
  • Valorar saturación y/o monitorización cardiaca.
  • Colocar al paciente en la posición correcta : decúbito lateral izquierdo y en Trendelemburg 15° a 20°.
El paciente intoxicado debe colocarse durante el lavado en decúbito lateral izquierdo con la cabeza 10 o 15º más baja (en Trendelenburg) ya que así, al estar la curvatura mayor del estómago en posición declive y el píloro más alto que el cuerpo gástrico, se impide el vaciado del contenido hacia el duodeno.
  • La sonda debe ser de un calibre grueso.
  • La preparación y posición del paciente es muy importante: a veces la sonda debe ser introducida por la boca y es más dificultosa de colocarla.
  • Si el paciente tiene prótesis, retirarla.
  • Lubricar la porción distal de la sonda.
  • Comenzar a introducir por la cavidad oral, sin forzar, recomendando al paciente que trague para facilitar su avance. Se le puede dar un vaso con agua y pedirle que trague mientras se inserta la sonda. Es conveniente colocar el cuello en ligera flexión ventral.
  • Valorar que la sonda ingrese por la vía correcta, si el paciente presenta crisis de tos o cianosis es signo que puede estar en vía respiratoria. Retirar y volver a recolocar la sonda.
  • Comprobar la ubicación de la sonda auscultando el epigastrio a la vez que se insufla aire con la jeringa de 50 cc.
  • Una vez se compruebe que la sonda se encuentra en  el estómago, 〈recordar como se comprueba si la sonda esta en estomago〉, aspirar con la jeringa el mayor contenido gástrico posible, reservando una muestra para su posterior análisis toxicológico.
  • Comenzar a verter la solución elegida para el lavado, introduciendo aproximadamente 150 cm³ por vez.
  • Masajear suavemente el epigastrio para favorecer la dilución del tóxico con el líquido.
  • Vaciar el estómago colocando la porción proximal de la sonda por debajo del nivel del estómago o aspirando.
  • Drenar el líquido introducido y repetir la operación hasta que el mismo salga claro o limpio según para que se efectúa el lavado gástrico.
  • Observar la cantidad de líquido, se debe recuperar aproximadamente el mismo volumen que se introdujo.
Si está indicado; administrar carbón activado
  • Repetir esta acción hasta que el contenido salga claro o un máximo de 10 veces (un total de 3 l. de líquido, cantidades superiores pueden provocar una intoxicación hídrica).
  • Durante todo momento, deben controlarse las constantes vitales del paciente.
  • Completar el lavado, si está indicado, con la administración de carbón activado y el catártico.
  • Retirar la sonda cuando se termina la operación. Se debe extraer en forma lenta.
  • Si no se retira sonda. Se fijará según normas.
  • Acondicionar el paciente.
  • Ordenar y lavar todo el material que se utilizó.
  • Registrar el procedimiento, exponer el motivo por el que se realizó el lavado, la característica del material extraído, el éxito o no del trabajo realizado.
  • Firmar con nombre completo, Nº de matricula, hora y fecha.

Contraindicado

  • Pacientes con bajo nivel de conciencia y/o riesgo de convulsiones, con la excepción de pacientes intubados.
  • Alteraciones anatómicas: estenosis esofágica, obstrucción nasofaríngea o esofágica.
  • Traumatismo craneal, maxilo-facial y/o sospecha de fractura de la base del cráneo.
  • Intoxicaciones con:
  1. Cáusticos
  2. Derivados del petróleo
  3. Espumógenos tensioactivos 
  4. Cianuro
  5. Embarazo avanzado

Importante

⊗ Las instrucciones provistas en este artículo son basadas en toda la práctica diaria como enfermera de Urgencias.

Seguir leyendo

Información del autor
  1. Lorena Plazas. Lic. en enfermería. Trabajo propio.
  2. http://quevihoy.blogspot.com/2010/03/lavado-gastrico.html. Imagen
  3. https://www.slideshare.net/ramsesfantasma/tipos-de-sondas-enfermera-medica-del-adulto-73315575. Imagen
  4. http://lavadogastrico.blogspot.com/2015/10/cateterismo-gastrico-lavado-gastrico.html. Imagen
  5. https://mejorconsalud.com

Última actualización: [14/06/2019]