La importancia de enfermería en la cirugía plástica

Todo paciente que se encuentra a la espera de cualquier cirugía, atraviesa diferentes estados emocionales; es de suma importancia la participación de enfermería en este proceso.

Cirugía plástica

La cirugía plástica es una especialidad quirúrgica que se ocupa de la reconstrucción de irregularidades faciales y corporales debido a trastornos congénitos, traumatismos, quemaduras y enfermedades. La cirugía plástica se dedica a corregir áreas alteradas del cuerpo y es de naturaleza reconstructiva.

Para la realización de este artículo se recurrió a la web iecirugiaplastica.es donde se detalla en forma clara y precisa cada procedimiento quirúrgico; y la información que todo paciente desea encontrar sobre cirugías plásticas, estéticas y reparadoras.

¿Cuál es la diferencia entre cirugía plástica y estética?

Es importante recordar que los términos “cirugía plástica” y “cirugía estética” no son equivalentes. La confusión sobre dichos términos ha dado lugar a conceptos erróneos públicos sobre las dos especialidades. La cirugía estética es la “cirugía del aspecto”. Es electiva, se centra en la estética de la belleza y en mejorar la apariencia mediante técnicas quirúrgicas y médicas.

Cuidados de enfermería

Tras cualquier intervención quirúrgica, todo paciente sometido a cirugía debe contar con los cuidados pre y postoperatorios. Estos cuidados se pueden desarrollar en diferentes áreas, tales como unidades de hospitalización convencional, de recuperación postanestésica, ambulatoria, de cuidados intensivos o de cuidados críticos intermedios.

La educación prequirúrgica hacia el paciente es una herramienta de enfermería que ayuda a afrontar el proceso posoperatorio. Es determinante brindar apoyo social y familiar al paciente; ya que esto aumenta el afrontamiento y disminuye los niveles de ansiedad. También es necesario involucrar a la familia brindándole un proceso educativo. Estas acciones son conocidas como atención primaria.

Durante el proceso quirúrgico, indiferente al tipo de cirugía, los cuidados de enfermería tienen una importancia fundamental en la disminución de riesgos, bienestar, recuperación y  aceptación de secuelas que puedan derivar del procedimiento quirúrgico.

Es importante que el medico cirujano programe con el paciente una cita prequirúrgica con enfermería para despejar cualquier tipo de inquietudes. La entrevista previa tiene resultados muy positivos sobre el nivel de ansiedad, comodidad, dolor y el autocontrol del miedo a lo desconocido.

Enfermeria deberá aprovechar la cita previa para brindar asesoramiento al paciente con una explicación clara sobre el procedimiento que se le va a practicar y las condiciones en que se encontrará después de la cirugía; disminuyendo así los niveles de ansiedad y generando en el paciente un alto grado de satisfacción.

En la cita previa a la cirugía se realizaran los estudios preoperatorios, (normalmente un mes antes del procedimiento) y ellos son: laboratorio completo, electrocardiograma (ECG) y radiografía de tórax). Se fijará la fecha de la intervención y se le entregará al paciente el consentimiento informado para su firma.

Proporcionar cuidados de enfermería a pacientes que serán intervenidos en una cirugia plástica involucra una diversidad de acciones que parten desde el auto reconocimiento del ser como cuidador, hacia el conocimiento del ser que es receptor del cuidado, al lograr comprender el significado o concepto que cada individuo tiene sobre las formas ideales de su cuerpo; se logrará alcanzar una relación terapéutica y de crecimiento mutuo entre la enfermera y el paciente.

Acciones de enfermería 

Prequirúrgico

  1. Para que los cuidados de enfermería garanticen una atención de calidad se debe realizar el clásico PAE o Proceso de Atención de Enfermería comenzando con la valoración, diagnóstico, planificación, ejecución y evaluación. Con la aplicación de este método se obtiene un plan de cuidados personalizado y humanista centrado en el logro de los resultados esperados
  2. Evaluar al paciente y obtener una historia clínica completa que permita identificar cualquier tipo de alteración potencial o complicación ante la intervención quirúrgica plástica, estética o reparadora.
  3. Consultar por alergias, es necesario saber si el paciente tiene alguna alergia y si la tuviera, se deberá comunicar a todo el equipo quirúrgico.
  4. Disponer del protocolo de cuidados prequirúrgicos de enfermería en cirugía plástica.
  5. Preparar al paciente con un baño prequirúrgico y colocar camisolín, gorro, botas y barbijo.
  6. Advertir a los pacientes que deben retirarse todas las joyas y elementos metálicos y mantener las uñas sin esmalte al ingresar al quirófano.
  7. Colocar venoclisis en una zona acorde con el lugar de la cirugía. Observar que se encuentre permeable.
  8. Administrar suero y fármacos según indicaciones medicas. Rotular con fecha y datos de medicación.
  9. Comprobar que el paciente tenga pulsera identificatoria y historia clínica al momento de ser trasladado por el camillero.
  10. Brindar apoyo emocional. Es indispensable que los enfermeros del área de recuperación tengan contacto y comunicación con el paciente y sus familiares antes de que el paciente ingrese a la sala de operaciones.

Recepción del paciente en quirófano

  1. Un paciente que ingresa al quirófano es una persona que se encuentra en un estado de vulnerabilidad total; la contención y la empatía por parte de enfermería es primordial. Se le debe preguntar el nombre al paciente y dirigirse hacia él con respeto, cordialidad y dedicación; estas actitudes lo harán sentir mas seguro.
  2. Conectar al paciente al monitor para el control de signos vitales.
  3. Colocar un cobertor al paciente para regular la temperatura ambiental; ya que el quirófano es frío y favorece a la vasoconstricción.
  4. Administrar oxígeno humidificado por cánula nasal o por mascarilla, a 6 l/min. según esté indicado.
  5. Dejar conectada la cánula de Guedel, hasta que el paciente recobre el estado de conciencia o presente reflejo nauseoso.
  6. Observar la administración de líquidos parenterales: cantidad, velocidad del flujo a través de una bomba de infusión o manual. Examinar el sitio de la venopunción para detectar posible infiltración o flebitis.
  7. Control de los signos vitales cada 5 a 15 minutos según el estado del paciente. Valorar las cifras y sus características (hipertensión, hipotensión, arritmias cardiacas, taquicardia o bradicardia, taquipnea o bradipnea, hipertermia o hipotermia).
  8. Llevar el control de líquidos (ingresos de líquidos parenterales, y egresos: diuresis, drenajes, sondas, etc.)
  9. Examinar la permeabilidad de las vías respiratorias.
  10. Aspirar secreciones perceptibles en orofaringe o nasofaringe.
  11. Mantener en ayuno al paciente.
  12. Llevar el registro de fármacos administrados y el control de sus efectos.

Postoperatorio inmediato

El posoperatorio inmediato abarca desde la recuperación anestésica hasta las 24 horas.

  1. Monitorizar signos vitales.
  2. Vigilar signos y síntomas tempranos de hemorragia u otras complicaciones como: extremidades frías, oliguria (menos de 30 ml/hora) retraso en el llenado capilar (más de 3 segundos), hipotensión, taquicardia, pulso débil, diaforesis fría.
  3. Orientar al paciente una vez que recupere el estado de conciencia con respecto a su entorno.
  4. Restablecer el equilibrio fisiológico, aliviar el dolor y prevenir complicaciones futuras.
  5. Administrar medicación indicada, (Heparina, analgesicos y antibióticos) según criterio médico.
  6. Preservar la seguridad del paciente y promover su comodidad. Colocar las barandas laterales de la camilla y mantener la alineación correcta de su cuerpo.

Postoperatorio mediato

El posoperatorio mediato comprende desde las 24 horas hasta las 72 horas.

  1. Realizar control de signos vitales, observar el estado respiratorio ante los efectos de los anestésicos.
  2. Valorar el nivel del dolor.
  3. Administrar medicación indicada y observar la respuesta del paciente.
  4. Evaluar la integridad de la herida.
  5. Colocar fajas postquirúrgicas según  zona intervenida.
  6. Aplicar pantalón neumático durante la etapa transoperatoria y en el post operatorio, a los pacientes con mayor riesgo (con él se aplican presiones de 20 a 35 mmHg desde el tobillo hasta el muslo, con el cual se aumenta el riego sanguíneo y se mejora la circulación.
  7. Observar evolución de la ingesta oral, estado nutricional, ruidos intestinales, distensión abdominal, flatos y heces.
  8. Controlar diuresis por sonda vesical o espontánea.
  9. Chequear equilibrio de líquidos, valores de hematocrito y hemoglobina. Laboratorio.
  10. Vigilar la integridad de la piel, (enrojecimiento, inflamación o cambio de color).
  11. Controlar si hay sangrado.
  12. Cuantificar fluido de los tubos de drenajes y comprobar su permeabilidad.
  13. Valorar el tipo e integridad del vendaje y accionar según necesidad.
  14. Ver tolerancia a la actividad, animar al paciente a levantarse de la cama bajo supervisión.
  15. Registrar en el report las acciones de enfermería con nombre completo, matrícula y fecha.

Alta del paciente

Una vez recibido el alta del paciente las acciones de enfermería se basaran en:

  1. Enseñar sobre los cuidados en el hogar: higiene personal, descanso, administración de medicamentos, nutrición, higiene de la zona quirúrgica.
  2. Animar al paciente a realizar preguntas para despejar dudas.
  3. Indicar próxima consulta con el médico cirujano.

Tipos de cirugías plásticas o estéticas 

Dentro de las cirugías plásticas o estéticas, las mas distinguidas son:

  • Abdominoplastia: cirugía de abdomen o liposucción abdominal.
  • Aumento de pecho: aumento del volumen de las mamas.
  • Blefaroplastia: operación de los parpados caídos.
  • Cirugía genital o intima.
  • Ginecomastia: extirpación de la glándula mamaria en el hombre a través de una incisión en la areola o la eliminación de la grasa mediante una liposucción.
  • Lifting facial, de muslos y brazos: cirugía para reposicionar los volúmenes faciales o corporales.
  • Liposucción: técnica que remodela distintas partes del cuerpo mediante la extracción de la grasa acumulada.
  • Mastopexia: procedimiento para levantar las mamas caídas y flácidas, puede ser con o sin prótesis.
  • Otoplastia: cirugía que remodela las orejas.
  • Reduccion de pecho: técnica que consiste en la extirpación de grasa.
  • Rinoplastia: cirugía de nariz.

Información del Autor
  1. Plazas Lorena, Enfermera, trabajo propio.
Referencias bibliográficas
  1. https://iecirugiaplastica.es/
  2. Espitia Cruz, Luz Carine; 2009, El cuidado de enfermería en el contexto de la cirugia plástica, Umbral Científico, Núm. 15, pp. 8-14, Universidad Manuela Beltrán, Bogotá, Colombia. Disponible en: https://www.redalyc.org/pdf/304/30415144002.pdf

Última actualización: [ 13/05/2021 ]

Up, up, and away! Discover your buzz with Delta-8 THC and CBD Vape pens, tanks, liquids at irresistible prices! Shop Now

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.