Saltar al contenido

COVID-19

COVID-19
El COVID-19 es una enfermedad causada por un nuevo coronavirus llamado SARS-CoV-2. Se identificó por primera vez en diciembre de 2019 en la ciudad de Wuhan, China, y desde entonces se ha convertido en una pandemia que ha afectado a nivel mundial.
El virus se transmite principalmente de persona a persona a través de pequeñas partículas líquidas expulsadas por una persona infectada al toser, estornudar, hablar o respirar. También es posible contagiarse al tocar superficies u objetos contaminados con el virus y luego tocarse la boca, la nariz o los ojos.
Los síntomas del COVID-19 pueden variar, pero los más comunes incluyen fiebre, tos seca, fatiga, dificultad para respirar, pérdida del gusto o del olfato, dolores musculares y malestar general. Sin embargo, algunas personas pueden ser asintomáticas y transmitir el virus sin presentar síntomas.
La gravedad de la enfermedad puede variar desde casos leves hasta casos graves que requieren hospitalización y soporte respiratorio. Las personas mayores y aquellas con afecciones médicas subyacentes, como enfermedades cardiovasculares, diabetes o enfermedades respiratorias crónicas, parecen tener un mayor riesgo de desarrollar formas más graves de la enfermedad.
Para prevenir la propagación del virus, se han recomendado medidas de prevención como el lavado frecuente de manos con agua y jabón, el uso de mascarillas faciales, el distanciamiento social y la evitación de grandes reuniones o eventos. La vacunación contra el COVID-19 también ha sido fundamental en la lucha contra la enfermedad.
A lo largo de la pandemia, se han llevado a cabo investigaciones científicas intensivas para comprender mejor el virus, desarrollar pruebas de diagnóstico eficientes, tratamientos y vacunas. Las autoridades sanitarias y los expertos han proporcionado pautas y recomendaciones actualizadas para controlar la propagación del virus y proteger la salud pública.
Es importante estar informado sobre las últimas actualizaciones y seguir las directrices de las autoridades sanitarias locales y globales para protegerse a uno mismo ya los demás, y contribuir a frenar la propagación del COVID-19.

COVID-19
Cuidados de enfermería en paciente pronado

Cuidados de enfermería en paciente pronado

Es importante la planificación de los cuidados y asignación de responsabilidades a los diferentes miembros del equipo. El número de personas que participarán en el proceso es determinado por el médico y enfermera del paciente, según las necesidades y características del paciente, pudiendo oscilar entre un mínimo de 4 y un máximo de 6 personas.