Desde el paradigma de categorización hasta el PAE

Última modificación el 19/01/2021 por Lorena Plazas

Paradigma enfermero

En el área de la ciencia de enfermería se han identificado tres corrientes filosóficas o paradigmas imperantes en cada momento histórico. El paradigma de categorización, el paradigma de integración y el paradigma de transformación (Kérouac,1996).

Paradigma de la Categorización: Dos orientaciones

  • Centrado en la Salud Pública.
  • Focalizado en la enfermedad y unido a la práctica médica.
  • Ausencia de enfermedad. Un estado estable.

Paradigma de la Integración

  • Orientado hacia la persona de cuidado.
  • Es el ideal que se debe conseguir.
  • Salud-enfermedad: dos entidades que coexisten e interaccionan de manera dinámica.

Paradigma de la Transformación

  • Salud: valor, experiencia de vida.

Conceptos de la disciplina del Paradigma de la Transformación

El Paradigma de la Transformación, abandona el concepto de “salud-enfermedad”. La enfermedad es vivida como un crecimiento, una crisis que resulta un cambio. Este paradigma es la base de apertura de la ciencia enfermera hacia el mundo y los conceptos de la disciplina que lo constituyen son:

  • Salud: valor, experiencias vividas, según la perspectiva de cada persona, desde la concepción hasta la muerte, incluyendo la enfermedad. La salud es concebida como una experiencia que engloba la unidad ser humano y entorno.
  • Cuidado: dirigido al bienestar, tal como la persona lo define. Intervenir, significa “estar con”, y la enfermera acompaña a la persona en sus experiencias de salud. Individualiza los cuidados.
  • Persona: es un todo indivisible mayor que la suma de sus partes y diferente de esta en relación mutua y simultánea con el entorno en continuo cambio. La persona reconoce la influencia del entorno sobre ella. Orienta los cuidados según sus prioridades.
  • Entorno: compuesto por el conjunto del universo del que la persona forma parte integrante. Caracterizado por su propio ritmo y una orientación imprevisible.

En la actualidad, Marriner Tomey y Rail Alligood destacan otros dos paradigmas:

  1. Paradigma Pos-positivismo e interpretativo: alcanzando este, un grado actual de aceptación en enfermería como paradigma que orienta el desarrollo de conocimiento.
  2. Paradigma Crítico: descripto como emergente y posmoderno. Ofrece un sistema conceptual válido para indagar las interacciones entre los factores sociales, políticos, económicos, sexuales, culturales y las experiencias de salud y enfermedad.

Pensamiento crítico

El pensamiento crítico es una capacidad compleja y se puede encontrar que la habilidad de pensar críticamente supone destrezas relacionadas con diferentes capacidades como por ejemplo; la capacidad de identificar argumentos y supuestos; reconocer relaciones importantes; realizar inferencias correctas; evaluar la evidencia y deducir conclusiones. Para Robert Ennis, el pensamiento crítico se concibe como el pensamiento racional y reflexivo interesado en decidir qué hacer o creer.

Por su lado, Piette (1998), sugiere agrupar las habilidades en tres grandes categorías. Aquí su descripción:

  1. La primera de ellas se refiere a las habilidades vinculadas a la capacidad de clarificar las informaciones (hacer preguntas, concebir y juzgar definiciones, distinguir los diferentes elementos de una argumentación, un problema de una situación, o de una tarea e identificar y aclarar los problemas importantes).
  2. La segunda categoría abarca las habilidades vinculadas a la capacidad de elaborar un juicio sobre la fiabilidad de las informaciones (juzgar la credibilidad de una fuente de información, juzgar la credibilidad de una información, identificar supuestos implícitos, juzgar la validez lógica de la argumentación).
  3. La tercera se refiere a las habilidades relacionadas con la capacidad de evaluar las informaciones (obtener conclusiones apropiadas, realizar generalizaciones, inferir, formular hipótesis, generar y reformular de manera personal una argumentación, un problema, una situación o una tarea general).

Conceptos del pensamiento critico

Lógica: razonamiento sólido que se basa en hechos (evidencias).Es la base del pensamiento crítico por ser un enfoque seguro y fiable. En todas las decisiones y opiniones importantes, debemos asegurarnos de poder explicar la lógica de nuestro pensamiento.

Intuición: parte valiosa del pensamiento y se define acertadamente como conocer algo sin tener evidencias. En las personas expertas, los presentimientos intuitivos aceleran la solución de problemas, ya que poseen gran cantidad de conocimientos experimentales.

Ensayo-error: es decir, probar varias soluciones hasta encontrar una que sea efectiva, es arriesgado, pero a veces resulta necesario. Un ejemplo común en enfermería es determinar la mejor forma de aplicar un vendaje sobre una herida situada en un lugar difícil (puede requerirse varios intentos antes de determinar el mejor modo de hacerlo).

Disciplina enfermera

En la disciplina enfermera, las características del pensamiento crítico son:

  • Esta dirigido por los estándares profesionales, leyes y ética.
  • Es el proceso que permite identificar cuidadosa y rápidamente los problemas claves y los riesgos implicados, incluyendo al sujeto, familia y comunidad.
  • Se basa en principios del proceso enfermero, la resolución de problemas y el método científico.
  • Aplica lógica, intuición y creatividad, basándose en los conocimientos específicos, habilidades y experiencias.
  • Está determinado por necesidades del sujeto, familia y comunidad, así como por las necesidades de las enfermeras en brindar cuidados competentes y eficientes.
  • Requiere de estrategias que obtengan el máximo potencial humano y compensen los problemas creados por la naturaleza humana.
  • Necesita de una constante reevaluación y autocorrección.

Proceso de Atención de Enfermería (PAE)

El Proceso de Atención de Enfermería (PAE) es un método sistematizado de brindar cuidados humanista centrado en el logro de objetivos (resultados esperados) de forma eficiente. Este método científico de actuación constituye un plan de trabajo diario en el ejercicio de la práctica clínica, sobre la base de las capacidades cognoscitivas, técnicas e interpersonales, con el objetivo de atender las necesidades de las personas, la familia y su interrelación con el entorno.

Existen dos grandes razones para aprender a usar el proceso:

  1. Su uso es un requisito sujeto a los estándares para la práctica.
  2. Sus principios y reglas promueven el pensamiento crítico en el entorno clínico.

Para la Asociación Americana de Enfermería, el proceso es considerado un estándar para la práctica de la profesión; su importancia ha exigido cambios en sus etapas, favoreciendo el desarrollo de la enfermería como disciplina científica e incrementando la calidad de atención al individuo, familia o comunidad.

Es importante saber que en muchos países, la aplicación del proceso es un requisito para el ejercicio de la enfermería profesional. En nuestro país sin embargo, todavía nos falta un camino por recorrer, pero es importante su implementación porque es una herramienta que identifica la profesión en la actualidad.

Características del PAE

  • Sistemático: no deja nada al azar. Consta de cinco pasos: valoración, diagnóstico, planificación, ejecución y evaluación, durante los cuales se llevan a cabo acciones deliberadas para lograr la máxima eficiencia y conseguir a largo plazo resultados favorables.
  • Humanista: porque se basa en la idea de que, mientras se planifica y se brinda cuidados, se considera los intereses, ideales y deseos del sujeto de atención de cuidados (persona, familia o comunidad). Se debe ver al ser humano de manera holística.
  • Dinámico: permanece en continuo cambio. La observación indica cómo está el paciente; la reflexión indica qué hay qué hacer; la destreza práctica cómo hay que hacerlo. La formación y la experiencia son necesarias para saber cómo observar y qué observar; cómo pensar y qué pensar. (Florence Nightingale, 1882)
  • Interactivo: porque se basa en las relaciones que se establecen entre los profesionales de enfermería, el individuo, la familia y otros profesionales.
  • Flexible: se adapta a cualquier circunstancia de cuidados.
  • Se orienta a objetivos claros y precisos.
  • Con base teórica: se ha ideado a partir de una amplia base de conocimientos, incluyendo las ciencias y humanidades y se puede aplicar a cualquiera de los modelos teóricos de enfermería.

Etapas correlativas e interrelacionadas del PAE

1.Valoración

La valoración se define como un proceso planificado, sistemático, continuo y deliberado de recogida e interpretación de información, que permite determinar la situación de salud, y la respuesta que las personas dan a ésta. La valoración se realiza mediante la recogida de datos subjetivos, objetivos, la revisión de la historia clínica ó informes de otros profesionales.

Se deben evitar las connotaciones morales (bueno-malo), hacer presunciones, interpretar subjetivamente o cometer errores a la hora de emitir un resultado de patrón. Durante esta etapa se recogen los datos a tener en cuenta:

  • Subjetivos: describe la perspectiva individual de una situación o de una serie de acontecimientos. Estos datos son los referidos por el individuo y se recogen entre “comillas” porque comprenden las percepciones, sentimientos e ideas que tiene de sí mismo y de su proceso de salud-enfermedad. Por ejemplo: “no duermo bien”; “cada día estoy mejor”.
  • Objetivos: son los que se pueden medir con escala o instrumento: FC, FR, T/A, además de la observación. Esta información se obtiene generalmente a través de los sentidos (la vista, el oído, el olfato y el tacto) durante el examen físico.
  • Históricos: consiste en situaciones o acontecimientos que han tenido lugar en el pasado. Estos datos pueden ser importantes para identificar las características de salud normal del individuo y para determinar en experiencias pasadas que pudieran tener algún efecto en la actualidad.
  • Actuales: se refiere a acontecimientos que están sucediendo en este momento.
  • Prioritarios: que tiene prioridad o primacía sobre otra cosa.
  • Contractados: los datos se oponen a los de otras fuentes.

Durante la valoración, se reúnen datos procedentes de diferentes fuentes y ellas son:

  • Primaria: sujeto de atención.
  • Secundaria: familia, persona del entorno inmediato, otros miembros del equipo de salud, historia clínica.

2.Diagnóstico

El diagnóstico es una función intelectual compleja. Analiza e interpreta de forma crítica los datos (información) reunidos durante la valoración, permitiendo identificar los problemas reales o potenciales que constituyen la base del plan de cuidados.

Procesamiento de datos:

  • Clasificación según patrones y datos claves para cada patrón.
  • Interpretación de datos: búsqueda de datos claves que indiquen si son reales, si existe vulnerabilidad, signos o síntomas entre otros.
  • Uso de razonamiento inductivo o deductivo para analizar y obtener conclusiones.
  • Validar la interpretación de los datos seleccionados.
  • Reconocer recursos y puntos fuertes.
  • Identificar el estado de salud que es satisfactorio pero que podría ser mejorado.

3.Planificación

En esta fase se desarrollan estrategias que permiten evitar, reducir al mínimo o corregir problemas identificados en el diagnóstico. Esta etapa consta de cuatro instancias claves que son:

  1. Determinar prioridades inmediatas: ¿Qué problema necesita atención inmediata?¿Cuáles pueden esperar?¿Cuáles requieren de un abordaje interdisciplinario?
  2. Establecer los resultados: ¿Qué espera exactamente consiga el individuo y cuándo?
  3. ¿Qué intervenciones determinara el profesional para lograr el objetivo deseado?.
  4. Individualizar el plan de cuidados. El profesional deberá escribir el plan de cuidados o adaptará un plan normatizado para responder a una situación específica

4.Ejecución

La ejecución comienza después de haber desarrollado el plan de cuidados y está enfocada en el inicio de aquellas intervenciones que ayudan al sujeto de atención a conseguir los objetivos deseados. La ejecución consta de cuatro pasos importantes:

  1. Valorar el estado actual de la persona, antes de iniciar el mismo.
  2. Actuar y luego volver a valorar para determinar las respuestas iniciales.
  3. Hacer los cambios inmediatos que sean necesarios.
  4. Llevar un registro para controlar los progresos.

5.Evaluación

En la evaluación se determina si:

  • Se lograron los objetivos.
  • Las intervenciones fueron efectivas.
  • Fue necesario introducir cambios.
  • Se realizara una nueva planificación para una mejora continua.

¿Por qué es importante la implementación del PAE?

Para la profesión

  • Permite la investigación y el desarrollo de sus bases teóricas, aportando efectividad a la práctica diaria.
  • Porque logra avances en el desarrollo de la disciplina y permite aumentar conocimientos.
  • Proporciona un método organizado para designar los cuidados de enfermería.
  • Se centra en nuestro campo de actuación.

Para la/el enfermera/o.

  • Admite cambios en la conducta profesional y mejora la calidad de los cuidados.
  • Desarrolla capacidades cognoscitivas, técnicas interpersonales, etc.
  • Fomenta el desarrollo profesional y la investigación.
  • Permite obtener resultados medibles.
  • Propicia una mejor comunicación.

Para el individuo, familia o comunidad

  • Fomenta la continuidad de los cuidados.
  • Mejora la calidad de nuestras actividades.
  • Favorece que los cuidados sean personalizados.

Para el equipo

  • Facilita que el equipo interdisciplinario conozca la labor de enfermería.

Como citar este artículo:

• Plazas Mouriz, Lorena, (2021). “Desde el paradigma de categorización hasta el PAE”. Blog: Enfermeria Buenos Aires


Información del Autor
  1. Plazas Lorena, Enfermera. Trabajo propio.
Fuentes bibliográficas
  1. Alfaro LeFebre, R.(2003). Aplicación del proceso enfermero. 4° Edición. Editorial. ElsevierMasson S.A. España.
  2. Alfaro-Lefevre, R.(2009). Pensamiento crítico y juicio clínico en enfermería: un enfoque práctico para un pensamiento centrado en los resultados.4ª Ed. Barcelona. Elsevier España.
  3. Iyer, P; Taptich, B; Bernocchi-Losey,D.(1997). Proceso y diagnostico de enfermería. 3° Edición. Editorial Mc Graw-Hill. Interamericana.
  4. Reina,G.N.C. (2010). El proceso de enfermería instrumento para el cuidado. Umbral Científico, núm. 17, pp.18-23. Universidad Manuela Beltrán, Bogotá, Colombia. Disponible:
    http://www.redalyc.org/pdf/304/30421294003.pdf. [recuperado el 12 de enero, 2017].
  5. Durante,S.J. (2007). El acto de cuidar. Genealogía epistemológica del ser enfermero. Cap.3: El cuidado profesional; Cap.4: La persona cuidada. Cap.5: El método. Editorial EL UAPITI.

Última actualización: 16/01/2021