Cáncer de mama

Última modificación el 24/09/2019 por Lorena Plazas

Cáncer

El cáncer no es una sola enfermedad sino un grupo de más de 200 enfermedades distintas en las que se produce un crecimiento anormal de las células, hasta convertirse en masas de tejidos llamados tumores. Básicamente, hay dos tipos de tumores:

  • Benignos o no cancerosos
  • Malignos o cancerosos.

Los tumores malignos se conocen por su capacidad para invadir y destruir tejidos y órganos, tanto los que están cerca como los que están lejos del tumor original. La muerte se produce cuando la propagación del cáncer daña de tal manera los tejidos y los órganos vitales, que no pueden funcionar.

Las células del cáncer atacan el tejido sano y nunca dejan de multiplicarse. El cáncer tiene un comportamiento distinto en cada persona, según su tipo. Puede darse a cualquier edad, pero es más probable que afecte a personas de edad avanzada; por lo general a partir de los 55 años. El cáncer también puede presentarse en niños, y de hecho, es la segunda causa principal de muerte en niños de edades comprendidas entre 1 y 15 años.

Los factores externos que pueden causar el cáncer incluyen el estar expuesto a determinados productos químicos como el benceno y el asbesto (amianto). Los pintores, los fabricantes de neumáticos, los destiladores y los fabricantes de zapatos, están expuestos a menudo al benceno. Los trabajadores de minas, aislamiento y astilleros están expuestos a menudo al asbesto.

Factores ambientales

Estos factores influyen en la exposición de :

  • Agentes contaminantes ambientales, como los gases del escape del automóvil.
  • Radiaciones del sol, por lo cual hay que tomar estrictas medidas de prevención.
  • Niveles altos de rayos X, sobre todo en el caso de trabajadores que manejan aparatos que emiten tales radiaciones.
  • Radiaciones electromagnéticas, igual que en el caso anterior.
  • Dieta con gran cantidad de grasas y poca fibra.
  • Consumo de tabaco, sea en forma directa (fumador primario o activo) o indirecta (fumadores pasivos, aquellos que comparten el ambiente en el que el fumador primario arroja el humo).
  • Abuso de las bebidas alcohólicas o de determinadas drogas.

Factores internos 

  • Obesidad
  • Infecciones causadas por el virus del papiloma virus con respecto al cáncer de cuello uterino
  • Hepatitis B crónica
  • Historial familiar en el que exista el cáncer

Formas para tratar el cáncer

Las posibilidades de supervivencia a una enfermedad oncológica dependen del lugar del cuerpo en que se encuentre el cáncer, de la precocidad con que se haga el diagnóstico y de las clases de tratamiento utilizadas.

Hay cinco formas principales de tratar el cáncer:

  • Cirugía, es decir, la extirpación de las partes del cuerpo afectadas y, en algunos casos, de partes adyacentes que se supongan en riesgo de haber sido invadidas.
  • Radioterapia.
  • Quimioterapia.
  • Terapia hormonal
  • Terapia biológica.

Para el tratamiento del cáncer, el médico puede utilizar un solo método o una combinación de varios. Los avances en la investigación no sólo con respecto a estas terapias, sino también en cuanto a las técnicas de diagnóstico han hecho descender el índice de mortalidad a causa de enfermedades oncológicas.

La información y educación con respecto a algunos de los factores que mencionáramos antes, pueden hacer que los individuos sean capaces de prevenir diversas clases de tumores. En ese sentido, el papanicolaou como prevención del cáncer cervical y el abandono del hábito de fumar con respecto no sólo al cáncer de pulmón sino a otros tumores, pueden evitar estos casos en un gran sector de la población.

La glándula mamaria

En su mayoría, los senos están formados por grasa; también contienen nervios, vasos sanguíneos y un tejido conectivo que ayuda a mantener todo en su sitio. El tejido de los senos es una red de glándulas de leche y conductos y dicha red parece un racimo de uvas.

Las glándulas que producen leche se llaman lóbulos, que es como un saco en forma de pelota. Por su parte, los conductos son como canales que transportan la leche desde los lóbulos hasta el pezón cuando una mujer está amamantando.

Glándula mamaria. Imagen 4

El proceso degenerativo

Las células normales del cuerpo crecen, se dividen y mueren en forma ordenada. Durante los primeros años de vida de una persona, las células normales se dividen de manera más rápida que cuando llega a edad adulta y en esta etapa, las células de la mayor parte de los tejidos se dividen únicamente para reemplazar a las células más gastadas o a las que están por morir y para sanar lesiones.

Y entonces, el problema es que las células cancerosas continúan creciendo y dividiéndose, con el peligro de propagarse a otras partes del cuerpo. Estas células se acumulan y forman tumores (masas o protuberancias) que pueden comprimir, invadir y destruir el tejido normal.

Si las células se desprenden del tumor, pueden trasladarse a través del torrente sanguíneo o el sistema linfático a otras partes del cuerpo donde pueden establecerse y formar una “colonia” de tumores. En este nuevo lugar donde se ubican las células cancerosas, continúan creciendo. A la propagación de un tumor hacia otro sitio se le llama metástasis.

El cáncer se clasifica según la parte del cuerpo en donde se inicia. Es decir, por ejemplo, si el cáncer de mama se extiende a los huesos, de todos modos se le sigue llamando cáncer de mama.

El riesgo de cáncer de mama se relaciona con varios factores que afectan el nivel hormonal a lo largo de la vida, como la edad a la que se presentó la primera menstruación, el número de embarazos, la obesidad y la actividad física. Algunos estudios también han demostrado cierta conexión entre el consumo de alcohol y un aumento en el riesgo de padecer cáncer de mama.

Diferentes tipos de cáncer de mama

Los diferentes tipos de cáncer de mama que hay son:

1.Carcinoma ductal invasivo

Se trata del tipo más común de cáncer y aparece en los conductos de la leche, los cuales conectan las glándulas productoras de leche al pezón.

Carcinoma ductal invasivo. Imagen 2

2.Carcinoma lobulillar invasivo

Este tipo de cáncer comienza en las glándulas donde se produce la leche.

Cáncer lobulillar infiltrante. Imagen 1

3.Cáncer in situ.

Esta forma de cáncer aún no ha invadido el tejido normal del seno, ni se ha extendido a otros lugares del cuerpo.

Imagen 3

Imagen 3

4. Pre-cáncer

Generalmente es un tipo de cáncer menos grave.

Características del cáncer

Además del tipo de cáncer de mama, los especialistas también hacen una diferencia en cuanto a las características del crecimiento del tumor, es decir, su tamaño y se si ha extendido a otras partes del cuerpo.

En este sentido, en cuanto al tamaño, mientras más pequeño sea el tumor mejor será la posibilidad de un tratamiento exitoso. El tumor es considerado como pequeño, cuando tiene menos de dos centímetros.

  • La extensión de cáncer de mama puede ser LOCAL, cuando se encuentra en un solo tejido del seno, sin importar si se encuentra en diferentes partes del mismo.
  • Es REGIONAL, cuando el tumor se ha extendido a los ganglios linfáticos, principalmente aquellos localizados debajo del brazo, en la axila y llamados también ganglios axilares.
  • El cáncer de mama es considerado DISTANTE, cuando se ha extendido a otras partes del cuerpo. Ha hecho metástasis, como dicen los expertos.

Etapas del cáncer de mama

La clasificación por etapas es el proceso de investigar hasta dónde se ha propagado el cáncer. Esto es muy importante porque la elección del tratamiento y el pronóstico de recuperación dependerá de la etapa en que se encuentre la enfermedad.

El sistema TNM

Es el que se usa de manera más frecuente y proporciona tres datos claves:

  • T, que se refiere al tamaño del Tumor y a sí el cáncer se ha propagado a tejidos y órganos cercanos.
  • N, que describe en qué medida se ha extendido el cáncer a los Nódulos o ganglios linfáticos cercanos.
  • M, que muestra si el cáncer se ha extendido (Metástasis) a otros órganos del cuerpo.

Las letras o los números que aparecen después de la T, N y M proveen más detalles acerca de cada uno de estos factores. Para presentar de manera más clara esta información, las descripciones del TNM pueden agruparse en un grupo más sencillo de etapas, denominadas etapa 0 a etapa IV (0-4).

En general, mientras más bajo es el número, menor es la propagación del cáncer. Un número más alto, como la etapa IV (4), significa que el cáncer es más grave. Después de analizar los resultados de las pruebas, el médico informará sobre la etapa en que se encuentra el cáncer.

Por último, los doctores realizan una clasificación más en cuanto a las etapas del cáncer de mama. Las etapas son 0, I, II, III y IV. Entre más alto el número de la etapa, más grave es el cáncer.

La etapa depende del tamaño del tumor en el seno (T), si el cáncer se ha extendido a los ganglios linfáticos de la axila (N) o si hay algún signo de metástasis (M).

Evaluación médica

Existen tres maneras para detectar el cáncer en sus primeras etapas. Ellas son:

1.La mamografía

Consiste en una radiografía del seno. Con este método, se puede detectar el tumor mucho tiempo antes de que sea lo suficientemente grande como para que una mujer o el doctor lo puedan sentir o tocar. Bajo este método, es posible encontrar el tumor hasta dos años antes de que se pueda sentir.

La mamografía se puede hacer cada año a partir de los 40 años de edad. Sin embargo, antes de los 40 años, si se corre el riesgo de desarrollar cáncer de mama, se debe consultar con el médico sobre cuando empezar a hacer los análisis.

2.El examen clínico de la mama

Es un examen de los senos realizado por un doctor o por un profesional de la salud. El doctor buscará señales de cosas anormales, examinando la piel y el pezón y tocando los senos para determinar si hay bultos.

Todas las mujeres de 20 a 39 años de edad deben hacerse un examen clínico de los senos, por lo menos cada tres años. Las mujeres mayores de 40 años necesitan un examen cada año.

3.El autoexamen del seno

Consiste en el examen que la mujer hace de sus propios senos. Toda mujer, a partir de los 20 años de edad debe hacerse el autoexamen del seno cada mes y algunos días después del último día de su periodo. Si ya no tiene el periodo, se debe examinar los senos el mismo día de cada mes.

Los tres exámenes son necesarios para detectar el cáncer a tiempo.

Existe a su vez el ultrasonido, que también se llama sonograma, usado a menudo para distinguir entre un quiste lleno de líquido y una masa sólida en el seno. Si el ultrasonido muestra que la masa es sólida, es posible que se requiera de una biopsia.

La biopsia es un procedimiento quirúrgico en el que se extrae tejido del seno para analizarlo. Es un método relativamente seguro y libre de complicaciones. Es una buena manera de determinar si el bulto es benigno o canceroso.

Relación médico – paciente

Es importante la relación con el  médico para un buen funcionamiento del tratamiento, por lo que se recomienda llevar las preguntas que tengan por escrito, explicar clara y brevemente cualquier cambio observado en el cuerpo, y recordar que no hay preguntas necias, además, esto puede ayudar a optimizar el tiempo de la consulta.

Alimentación

Las pacientes con cáncer suelen padecer pérdida de apetito. Este rechazo a comer también se puede deber a otros efectos secundarios del tratamiento, como son los vómitos y las náuseas. Sin embargo, una buena alimentación es básica para que el paciente se sienta mejor, con más energía, y para que obtenga las calorías necesarias para reconstruir los tejidos normales y evitar la pérdida de peso.

Se debe beber mucha agua durante todo el día para contrarrestar el efecto de la deshidratación que provocan algunos tratamientos.

Se recomienda seguir una dieta equilibrada, sin que por ello se deban ingerir alimentos específicos.

Náuseas y vómitos

Por lo general se presentan al mismo tiempo, pero tienen características distintas. La náusea consiste en una sensación desagradable en la parte de atrás de la garganta y el estómago. La sensación puede ocasionar vómitos o no.

La náusea produce:

  • Saliva
  • Mareos
  • Aturdimiento
  • Dificultad para digerir los alimentos
  • Cambios en la temperatura de la piel
  • Aceleración del ritmo cardíaco

Los vómitos son contracciones fuertes de los músculos abdominales (del estómago) que hacen que el contenido del estómago suba y salga por la boca.

El médico deberá analizar qué tipo de náuseas está padeciendo la paciente y él recomendará el mejor tratamiento. Afortunadamente, se ha avanzado mucho en la prevención y el control de las náuseas y los vómitos.

Diarrea y estreñimiento

A veces, las personas con cáncer padecen de diarrea, una defecación frecuente, acuosa y laxa que ocurre 3 o más veces al día La diarrea comúnmente es provocada por algunos agentes quimioterapéuticos, por otros medicamentos como los antibióticos, por la radiación al aparato gastrointestinal, por el cáncer mismo, por infecciones y por suplementos alimenticios;(por lo regular, líquidos altos en proteínas).

La diarrea es un efecto secundario relativamente común que requiere atención inmediata. La diarrea no tratada podría conducir a la deshidratación, una pérdida significativa de líquidos y electrolitos (como potasio, magnesio y sodio) del cuerpo. La deshidratación podría provocar efectos secundarios severos y hasta poner la vida en peligro.

El estreñimiento en las personas con cáncer (defecación poco frecuente y/o difícil) podría ser causado por diferentes factores. Las causas más comunes son el cáncer en sí, el tratamiento, los medicamentos, la alimentación, la deshidratación (pérdida de líquidos o agua) y el sedentarismo.

Caída del cabello

Para muchas personas con cáncer, la pérdida de su pelo podría ser uno de los aspectos emocionalmente más perturbadores de la lucha contra la enfermedad. Representa, por supuesto, una muestra visible de la presencia de la enfermedad.

Cada día, al mirarse al espejo, se recuerda que tiene cáncer y que su vida ha sido desestabilizada de muchas, muchas maneras. Hasta usted mismo se ve muy diferente, y tener que ajustarse dramáticamente a una apariencia tan cambiada puede minar hasta al más fuerte superviviente.

La pérdida de pelo por quimioterapia sucede porque la acción de algunos medicamentos contra el cáncer es la de matar células cancerígenas de crecimiento rápido. Sin embargo, algunas células normales también se multiplican rápidamente, y la quimioterapia generalmente también las destruye. Los folículos pilosos (al igual que las células de la médula ósea y de los intestinos) son células normales de crecimiento rápido y la quimioterapia también las afecta.

Síntomas

Por lo general, la pérdida del pelo en las personas que están tomando ciertos agentes quimioterapéuticos empieza varias semanas después de la primera o segunda sesión, aunque esto puede variar de persona a persona. El cabello empieza gradualmente a adelgazarse antes de caer en volúmenes mayores. Algunas personas dicen que cuando el pelo empieza a caer sienten algo de dolor y comezón en el cuero cabelludo.

Cambios en las uñas

En ocasiones ocurren cambios en las uñas de las manos y pies mientras se recibe el tratamiento. Las uñas pueden oscurecerse o presentar rayas o crestas. Estos cambios son pasajeros, aunque tomarán algo de tiempo para que se recuperen.

Por ello, es importante proteger las manos y los pies. Por ejemplo, no se recomienda cortarse las uñas, en su lugar, mejor limarlas suavemente. No usar loción o cremas y siempre usar guantes mientras se trabaje con algún producto que dañe la piel.

Continuar leyendo

Información del autor
  1. http://www.tuotromedico.com/temas/cancer.htm
  2. Lorena Plazas. Lic. en Enfermeria. Trabajo propio
  3. https://web.archive.org/web/20180921104349/http://drcotrina.com:80/ 1 y 2
  4. http://vmccancerdemama.blogspot.com/2013/05/tipos-de-cancer-de-mama.html. Imagen 3
  5. https://curiosoando.com/pezones-invertidos/anatomia-mama. Imagen 4
  6. https://www.lavanguardia.com/vida/20151019/54437304640/cancer-de-mama-sobrevive.html. Imagen portada

Última actualización: [24/09/2019]