Cuidados de enfermería en pacientes con yeso

Última modificación el 21/06/2019 por Lorena Plazas

Objetivos

  • Mejorar la movilidad física si existe una alteración esquelética o de partes blandas.
  • Aliviar el dolor.
  • Mantener perfusión tisular adecuada.
  • Evitar complicaciones a causa de la inmovilidad.
  • Educar la funcionalidad durante el yeso.
  • Enseñar sobre el cuidado personal.
  • Prevenir infecciones.

Material necesario

  • Bandeja
  • Vendaje enyesado según superficie corporal.
  • Guantes descartables.
  • Venda elástica.
  • Almohadilla de algodón.
  • Recipiente con agua. La temperatura del agua afecta la velocidad en que el material del yeso se seca. Se secará con mayor rapidez en agua tibia.
  • En general, el agua debe estar tibia.
  • En fibra de vidrio, el agua debe estar a temperatura ambiente o más fría. Ver anexo 1
  • Gasas por si la piel está erosionada o para limpiar la piel.
  • Tijera.
  • Elementos para cura plana.
  • Cortadora de yeso.
  • Gafas protectoras.

Técnica 

El procedimiento lo realiza el médico y enfermería colabora.

  • Realizar una valoración integral antes de colocar el yeso.
  • La piel debe estar limpia, libre de cuerpo extraño que son favorables para la proliferación de bacterias patógenas.
  • Observar el estado neurovascular, grado y localización de inflamación, contusiones, abrasiones o laceraciones.
  • Colocación de guantes.
  • Preparar la vendas enyesadas según indique el médico.
  • Colocar vendas en el agua.
  • Acondicionar el material de tal manera que sea de fácil alcance.
  • Ubicar y sostener la parte del cuerpo que se va a enyesar manteniendo la posición deseada.
  • Cubrir el cuerpo del paciente, es decir; cubrir las partes donde no se va ha realizar el procedimiento.
No olvidar cubrir las partes donde no se va ha realizar el procedimiento.
  • Una vez preparada la piel, proveer al médico el resto del material.
  • Alcanzar la almohadilla de algodón para las prominencias óseas.
  • Cuando se termina el enyesado, se debe tener cuidado al movilizar al paciente para que no haga presión sobre el yeso fresco ya que esto puede alterar la alineación o formar abolladuras que provoquen presión.
  • Inspeccionar las terminaciones del yeso, evitando que queden puntas o defectos del yeso y puedan lastimar la piel.
  • Verificar la piel que rodea los bordes del yeso.
  • Observar frecuentemente y explicar al paciente de controlar la coloración de la piel, irrigación sanguínea, temperatura, dolor, pulso, edemas, función, olor, sangrado sobre el yeso, color parduzco.
  • Indicaciones al paciente cuando recibe el alta.
  • Explicar que el yeso no debe mojarse.
  • Si se ablanda el yeso por el movimiento o porque disminuye el edema, el paciente debe concurrir nuevamente al servicio para acondicionar el yeso.
  • Instruir al paciente para su higiene personal, dándole las pautas de cómo proteger el yeso del agua. 〈Colocación de bolsa común protegiendo el yeso, o escayola;  cinta para pegar o elástico〉.
Cubre escayolas para adultos. Imagen 1
  • Colaborar con el paciente para que aprenda a movilizarse con una extremidad enyesada.
  • Generalmente el yeso provoca picazón en la zona, no se debe introducir ningún elemento para el rascado, informar que esto puede erosionar la piel y generar una puerta de entrada para la infección.
  • El prurito puede aliviarse colocando elementos fríos sobre el yeso.
  • Cuando la zona que se enyesa tiene solución de continuidad, el médico abrirá una ventana en el yeso, haciendo seguimiento de la cicatrización, realizando curación en la herida.
  • Educar al paciente sobre las opciones para aliviar el peso del yeso, ya sea con un pañuelo en el brazo, muletas o silla de ruedas.
Colgante para yeso en miembro superior. Imagen 2
  • Utilizar los elementos necesario según norma de curación plana.
  • Registrar el procedimiento con nombre completo, numero de matricula del enfermero, fecha y hora.

Resultados esperados 

  • Que el paciente mantenga relleno de capilar normal.
  • Disminuir o quitar el dolor.
  • Movilización dentro de los parámetros posibles.
  • Mover las extremidades sin dificultad.
  • Sin presencia de signos de infección.
  • Aceptación del tratamiento.
  • El paciente sigue los consejos dados.

Eliminación del yeso

La orden es dada por el médico tratante y lo puede retirar enfermería si es norma de la institución.

  • Explicar al paciente el uso de la cortadora del yeso.
  • Cuidar los ojos del paciente y los del enfermero por si saltan partículas de yeso, utilizar máscara protectora.
  • Limpiar la piel con agua y jabón.
  • Si se va a colocar otro yeso, seguir los pasos anteriores.
  • Conectar al paciente con el servicio de Kinesiología para su rehabilitación.
  • Informar cualquier anormalidad a la persona responsable.
  • Si el paciente está internado, utilizar normas de cuidados igual a cualquier paciente encamado, cuidando en este caso la zona enyesada.
Cortadora de yeso. 

Anexo 1: existen dos tipos de materiales con los que suelen hacerse los yesos:

Yeso: se trata de un polvo blanco que se mezcla con agua y luego se deja endurecer en la superficie externa del yeso (o escayola). Este es un material con el cual es fácil trabajar porque se asienta con más lentitud, lo que le da al médico más tiempo para trabajar.

Esto también significa que produce menos calor, reduciendo así las probabilidades de sufrir una quemadura.

Fibra de vidrio: este es un tipo de plástico. Dura más tiempo, pesa menos y es mejor para las radiografías que el yeso.

Fibra de vidrio.
Información del autor
  1. Lorena Plazas. Lic. en enfermería. Trabajo propio.
  2. www.hospitaltrelew.chubut.gov.ar
  3. https://www.asister.es 1
  4. http://www.mipediatraonline.com portada
  5. http://1150hga.blogspot.com/2010/06/como-es-el-yeso-colgante-de-caldwell-y.html. Imagen 2

Última actualización: [16/06/2019]