Cirugía con láser ¿En qué consiste?

En este articulo les comentare sobre los diversos procedimientos que pueden realizarse a través del láser. Y en particular he elegido la cirugía de varices para explicar más en detalle de que trata esta intervención.

Tecnología láser 

El láser está siendo cada día más familiar en nuestra vida cotidiana.

El L.A.S.E.R. (cuyas siglas en inglés significan : Amplificación de la Luz por Emisión Estimulada de Radiación), fue visto por Albert Einstein como un fenómeno factible, en 1917. Einstein mencionó por primera vez la obtención de una partícula de luz (fotón) al excitar un átomo. (Emisión estimulada). Hasta entonces se creía que la luz era emitida por los átomos en forma espontánea.

La evolución del láser tiene su auge en la década del noventa cuando la medicina solicitó a la industria diferentes longitudes de onda para su uso en innumerables aplicaciones de diferentes áreas médicas como:

  • Cirugía general.
  • Cirugía Plástica (Liposucción o lipoescultura).
  • Dermatología (Lunares del rostro).
  • Diagnóstico y tratamiento de ciertos cánceres (Pulmón, aparato reproductor, piel, cabeza y cuello).
  • Ginecología (Endometriosis, incontinencia urinaria)
  • Gastroenterología (Hemorragias en el estómago o duodeno).
  • Laparoscopia (Cálculos en la vesícula).
  • Oftalmología (Retinopatía diabética proliferativa, ceguera).
  • Otorrinolaringología (Nódulos, pólipos, angioma subglótico).
  • Patologías (Enfermedades del pulmón, vías respiratorias, ronquido, inadecuada respiración nasal, cuerdas vocales y la infección crónica de las amígdalas).
  • Urología (Cálculos renales, piedras).
  • Varices (Venas varicosas).

Los rayos láser tienen múltiples aplicaciones en diferentes áreas médicas, entre ellas la cirugía. El cirujano para hacer la incisión en la piel, en vez de usar el clásico bisturí, puede emplear un delgadísimo rayo de luz láser, que corta con mayor precisión y menor sangrado; y lo puede utilizar con igual facilidad que un bisturí corriente.

Hace años se lo bautizó como “el bisturí de luz”, pero sus aplicaciones lo han llevado a ser mucho más que un preciso instrumento de corte.

Varices 

Las venas varicosas son consideradas por mucha gente como un problema meramente estético. Aunque hay personas que  recurren a la operación de várices por cuestiones cosméticas, se trata de un problema de salud serio. Las várices pueden causar calambres y dolores molestos en las piernas. Es un problema que, si no es tratado adecuadamente, resulta en coágulos, úlceras, abultamientos, tromboflebitis y degeneración por insuficiencia venosa crónica.

Las venas varicosas son aquellas venas que se pueden apreciar por debajo de la piel a simple vista. Las várices presentan un aspecto hinchado, dilatado y con una coloración azulada o en su defecto rojiza.

Causas

Cuando todo funciona normalmente, la irrigación sanguínea de las venas es controlada por válvulas que abren o cierran para regular el paso de la sangre hacia el corazón. Si éstas válvulas no trabajan de manera adecuada, la sangre se acumula y produce várices, sus causas pueden ser:

  • Insuficiencia venosa.
  • Obstrucción del sistema venoso profundo.

Síntomas

  • Dolor.
  • Llagas en la piel.
  • Sensación de pesadez.
  • Picor.

Factores de riesgo

  • Sedentarismo.
  • Genética.
  • Embarazo.
  • Trabajar de pie todos los días.
  • Mala alimentación.

Diagnóstico

  • Ecografía Doppler.
  • Flebografía.

Tratamiento

Los cuatro métodos más extendidos son:

  1. Fleboextracción.
  2. Cirugía con láser.
  3. Microcirugía.
  4. Radiofrecuencia.

1.Fleboextracción 

La fleboextracción es la operación de várices más común, también es llamada safenolisis o safenectomía. Consiste en extraer alguna o varias de las vena safenas. Según la Organización Mundial de la Salud, este es el segundo procedimiento quirúrgico más practicado en los Estados Unidos.

Características

  • El médico comienza haciendo una incisión en cada extremo del segmento a extraer. Se realiza un corte en la parte alta de la pantorrilla y otro en la parte alta del muslo. A continuación, bloquea la irrigación sanguínea para cortar la vena y ligarla en ambos extremos.
  • Una vez que la parte dañada no está irrigada, se introduce una sonda del orificio del muslo al de la pantorrilla.
  • La sonda del segundo extremo y la vena se fijan y el cirujano tira de ellas por el extremo contrario para extraerlas. Posteriormente cierra las pequeñas heridas.
  • Aunque el procedimiento puede hacerse bajo anestesia local, lo más común es que la operación se realice bajo anestesia general.
  • El procedimiento demora unos 90 minutos en promedio. Esto depende de la cantidad de várices a retirar, de su estado y de la habilidad del cirujano.
  • Las piernas son vendadas.
  • Tras la intervención, si no hay complicaciones, el paciente es dado de alta de manera casi inmediata.

2. Cirugía con láser

La operación de várices con láser es uno de los más modernos y novedosos tratamientos para las venas varicosas. Es un procedimiento no invasivo que tiene los mismos resultados que la safenectomía y es sumamente cómodo para el paciente.

Características

La operación de várices con láser más moderna emplea una tecnología tan precisa que sólo daña las paredes de las venas. Puede ser realizada sin hacer incisión alguna.

  • Se realiza bajo anestesia local.
  • El paciente está despierto en todo momento durante la cirugía.
  • Frecuentemente, en el tratamiento externo, no se utiliza ningún tipo de anestesia.
  • Para aliviar el poco dolor que la intervención láser causa; el área se trata con frío.
  • Se requieren de 2 a 6 sesiones espaciadas de uno a dos meses para completar el tratamiento.
  • En caso de que la vena no se hubiese cerrado tras varias sesiones, se realizaría un procedimiento más intrusivo, aunque esto no es frecuente.

Otra modalidad del tratamiento láser es el tratamiento endovenoso láser. En él, se inserta una sonda con un láser que va quemando las paredes venosas por dentro. Las paredes de las venas cicatrizan y se cierran, con lo que la vena muere y es reabsorbida. Puede realizarse tanto en venas gruesas como en las arañas vasculares.

3. Microcirugía 

Es uno de los tratamientos más efectivos para eliminar las várices.

Características

La microcirugía puede efectuarse siempre y cuando la vena no tenga una insuficiencia importante, de lo contrario sería contraproducente.

  • Procedimiento sencillo.
  • Se realiza bajo anestesia local.
  • Por medio de anestesia, se insensibiliza todo el trayecto de la vena a tratar y se hacen pequeñas incisiones.
  • Los cortes que se distribuyen a lo largo de la vena: parte superior, media e inferior.
  • Los cortes que se distribuyen a lo largo de la pierna son: en la zona de la ingle, en la zona inferior de la pierna y en el área del tobillo.
  • Una vez que se realizan las incisiones, el médico introduce un cable delgado por el primer corte hasta el corte siguiente.
  • El cable se extrae por el corte inferior, junto a la vena varicosa dañada con el mínimo de esfuerzo.
  • Suele tardar entre una hora y una hora y media, dependiendo del caso y de la gravedad de las várices.
  • No hay hospitalización, el paciente sale caminando de la clínica sin ningún inconveniente después del procedimiento y puede retomar el mismo día sus actividades diarias.

4. Radiofrecuencia

Características

  • Tratamiento que consiste en utilizar energía láser para cerrar las venas varicosas.
  • Procedimiento no invasivo, a diferencia de la safenectomía y la microcirugía.
  • Anestesia local.
  • Previo a la operación de varices con radiofrecuencia, el médico anestesia la zona de manera local y procederá a hacer una pequeña incisión en el lugar donde se colocará el catéter que aplicará el láser.
  • Se introduce un electrodo de radiofrecuencia en el lugar donde se tratará la vena varicosa.
  • El especialista procederá a aplicar láser en el área, que se calentará y hará que el vaso sanguíneo se cierre, quedando la vena cauterizada por completo.
  • Una vez que finalizado el procedimiento, la vena reducirá significativamente su tamaño y cicatrizará.
  • También es conocida como Ablación endovenosa.
  • Ayuda a aliviar síntomas que producen las várices como por ejemplo: dolor y calambres, hinchazón e irritación en la piel.
  • No deja cicatrices y la recuperación es rápida y sencilla.
  • Este procedimiento suele durar aproximadamente una hora.

Cirugía por radiofrecuencia

Riesgos de la cirugia

  • Cicatrices.
  • Infecciones.
  • Riesgos relacionados con el uso de la anestesia.
  • Es posible que si otras venas menos superficiales también estaban dañadas, la cirugia empeore el problema.
  • La reaparición de las venas varicosas puede darse hasta en el 10% de los casos.
  • Las personas con enfermedades crónicas, circulación muy deficiente y embarazadas no son candidatas a la operación.

Efectos secundarios 

Las complicaciones graves posteriores a una safenectomía no son muy frecuentes. Los efectos secundarios desaparecen después de unos días y pueden incluir:

  • Hipersensibilidad.
  • Falta de sensibilidad.
  • Moretones.
  • Dolor.
  • Cosquilleos.

Recomendaciones a tener en cuenta

  • Se deberá evitar realizar ejercicio de cualquier tipo. No hacer largas caminatas, correr o el uso de pesas hasta que el médico lo autorice.
  • Para acelerar el proceso de recuperación, es recomendable que el paciente mantenga las piernas en una posición elevada cuando esté en posición de reposo.
  • Evitar estar mucho de tiempo de pié después de la operación.
  • Prestar mucha atención a posibles síntomas de molestia, dolor o calambres, en caso de presentar alguno lo más recomendable es acudir inmediatamente al médico.
  • Si el médico indicó utilizar medias de compresión, se deben utilizar inmediatamente después de la cirugía. Las medias ayudarán a disminuir las molestias.
  • Tras la operación de várices, el paciente puede realizar sus actividades normales casi de inmediato.
  • Se deberá cuidar la higiene de las heridas y mantener las piernas vendadas hasta que el médico lo indique.
  • No hay hospitalización, el paciente sale caminando de la clínica y puede retomar sus actividades en ese mismo instante, siempre que no sean físicamente extenuantes.
  • En algunos casos en lugar de vendas se recomienda usar medias para várices especiales que venden en la mayoría de las farmacias.

Conclusión 

Como se dijo al comienzo, los avances tecnológicos han logrado que el láser sea un procedimiento sumamente exitoso y no invasivo. Pero el paciente siempre deberá seguir las recomendaciones del médico para cualquier tipo de intervención.

Información del autor
  1. https://devarices.com/operacion/
  2. Plazas Lorena. Lic. en enfermeria.

Última actualización: [17/09/2019]