¿Cómo cuidar mejor de nuestros ojos?

¿Cómo cuidar mejor de nuestros ojos?

¿Cómo cuidar mejor de nuestros ojos?




La realización de este artículo tiene como objetivo brindar a la población 15 consejos para proteger la visión y así evitar o impedir consecuencias más graves. Enfermería ocupa un lugar muy importante en la educación al paciente para el cuidado de sus ojos; a continuación se describen los factores más importantes que influyen en una buena salud ocular.

Consejos claves para la salud ocular

  1. Alimentación.
  2. Buena iluminación.
  3. Control oftalmológico.
  4. Correcto uso de pantallas y ordenadores.
  5. Deporte.
  6. Evitar el uso de tabaco.
  7. Elección de gafas adecuadas.
  8. No mirar en forma directa las fuentes de luz.
  9. Higiene personal.
  10. Hidratación.
  11. Lectura adecuada.
  12. Maquillaje.
  13. Medio ambiente.
  14. Seguridad en el trabajo.
  15. Uso correcto de lentes de contacto.

1. Alimentación

La alimentación influye de manera directa en la visión. Una nutrición sana y equilibrada a cualquier edad; es recomendable para mantener una buena salud visual y reducir el riesgo de padecer patologías oculares. Es fundamental aumentar el consumo de ácidos grasos omega­ 3 (presentes en pescados azules o frutos secos); estos ayudan a paliar las carencias de una alimentación inadecuada.

Las lágrimas, como el resto del cuerpo, necesitan un aporte de nutrientes para mantener sus cualidades; muchas comidas procesadas producen una disminución en la calidad de la lágrima, o incluso un aumento de su evaporación, lo que genera sensación de sequedad en el ojo.

¿Cómo cuidar mejor de nuestros ojos?

2. Buena iluminación

La iluminación principalmente en el área de trabajo debe ser la adecuada. Por lo general, el cansancio visual se produce por una mala iluminación, ya sea una luz solar brillante o una iluminación interna muy fuerte. Se recomienda:

  1. Evitar trabajar bajo una luz fluorescente.
  2. Cerrar las cortinas o ventanas para ajustar la luz natural en el área de trabajo.
  3. No colocar un monitor frente a una ventana, a menos que se pueda controlar la iluminación de la habitación.
  4. A la hora de leer es imprescindible contar con una luz óptima y asegurarse que dicha luz sea directa y suficiente para no forzar la vista y leer cómodamente.
  5. Considerar pintar las paredes con una pintura mate o usar colores más oscuros: el brillo en los monitores de computadora puede provenir de las paredes o de la superficie de los escritorios.

3. Control oftalmológico

El control oftalmológico es recomendado al menos una vez al año; especialmente para el control de la presión ocular y prevención de daño por glaucoma.

No se debe esperar a tener molestias, síntomas o problemas oculares para un control oftalmológico; es imprescindible acudir a un control con el oftalmólogo al menos una vez al año. Algunas patologías tienen mejor pronóstico cuando se detectan a tiempo.

4. Correcto uso de pantallas y ordenadores

Con el uso de pantallas de ordenador, celulares, tabletas; es necesario desarrollar buenos hábitos; entre ellos se enumeran los siguientes:

  1. Distancia: el monitor debe ubicarse a una distancia aproximada de 50 cm a 65 cm en función de su tamaño y de las condiciones visuales. La parte superior del monitor tiene que estar ligeramente por debajo del nivel de los ojos y la pantalla debe estar inclinada en un ángulo de 10-20 grados.
  2. Posición adecuada: la espalda debe estar bien ajustada contra el asiento para que se adapte perfectamente al perfil de la columna vertebral. El ángulo que se forma entre el muslo y el torso debe acercarse a los 90 grados.
  3. Realizar descansos visuales cada 45-­60 min.
  4. Aplicar la regla 10-­10­-10: consiste: cada 10 minutos, mirar un objeto que se encuentre a 10 metros durante 10 segundos para ajustar los ojos a una distancia larga, de modo que esté listo cuando deje de usar la computadora.
  5. Tomar descansos de manera regular.
  6. Ajustar el brillo de la pantalla: el brillo de la pantalla debe coincidir con la iluminación del área de trabajo para evitar la resequedad en los ojos. Se puede cambiar esta configuración en el panel de control de la computadora.
  7. Adquirir un monitor antibrillo: hay monitores específicamente calibrados para reducir el brillo e incluso cambiar su configuración automáticamente con base en los niveles de luz.
  8. Descargar un programa de temperatura de color: existen aplicaciones para modificar los colores del monitor. Este tipo de programas cambian el color automáticamente para reducir el cansancio visual y la resequedad de los ojos.

5. Deporte

Realizar una actividad física es tan saludable como una buena alimentación. Hay patologías como: hipertensión, colesterol, cardiopatías o diabetes, que repercuten negativamente en la visión; especialmente en la retina (tejido altamente vascularizado). Por eso es primordial tener presente estos consejos:

  1. Evitar golpes en los ojos: al practicar un deporte es importante evitar golpes en los ojos; el uso de gafas protege los globos oculares de posibles traumatismos (especialmente en algunos deportes extremos) como así también del daño causado por factores ambientales: viento, polvo y la arena.
  2. Natación: siempre que se practique natación será necesario proteger los ojos con las gafas adecuadas; la no protección puede provocar efectos oculares negativos en pocos minutos. El agua de las piscinas contiene cloro añadido que daña la capa lagrimal protectora de la córnea, experimentando irritación temporal de los ojos y visión borrosa. En los lagos, ríos o el mar, la visión puede ser empañada por la suciedad y otras partículas del agua. Por ello es recomendable el uso de gafas al nadar para reducir la exposición a sustancias irritantes del agua.

6. Elección de gafas

Las gafas para lectura se dividen en 4 categorías y la elección depende de la corrección de visión que se requiera. El oftalmólogo es quien mejor aconsejara el diseño de lente para su visión. Dichas categorías de lentes son:

  1. Monovisión: están diseñados para corregir la visión a distancia. Pueden graduarse a cualquier distancia de enfoque, incluyendo visión de cerca o intermedia.
  2. Bifocales: tienen una corrección para lectura en el segmento inferior del lente y otra para visión a distancia en el segmento superior.
  3. Trifocales: tienen tres secciones: visión a distancia, visión intermedia y visión de cerca.
  4. Progresivos: tienen una transición suave entre la visión a distancia y el área focal para visión de cerca sin líneas divisorias visibles. Pueden ser más efectivos para corregir la visión intermedia que los bifocales o los trifocales.

7. Evitar el uso de tabaco

El fumar tabaco ha sido vinculado con el 25 % de casos con degeneración macular (trastorno ocular que destruye lentamente la visión central y aguda, lo cual dificulta la lectura y la visualización de detalles finos) y también produce de dos a tres veces más probabilidades de tener cataratas en comparación con una persona que no fuma.

8. Hidratación

Los ojos deben estar permanentemente hidratados por la lágrima. A lo largo del día es posible experimentar síntomas de sequedad ocular debido a ciertos factores como son: computadora, aire acondicionado, calefacción, celular, bajo parpadeo, contaminación. Para esto, se pueden utilizar lágrimas artificiales que ayudan a mantener la hidratación ocular, siempre bajo la recomendación del óptico u oftalmólogo.

Para una buena hidratación ocular se recomienda:

  1. Forzar el parpadeo varias veces al día.
  2. Limpiar las glándulas lagrimales con toallitas esteriles.
  3. Dormir las horas necesarias pues así se facilita la regeneración de la superficie ocular durante el sueño.

9. Higiene personal

Para el cuidado de nuestros ojos es imprescindible recordar estos procedimientos:

  1. Lavado de manos: lavar las manos minuciosamente ayuda a evitar la contaminación mano- ojo (bajo las uñas).
  2. Lavar las fundas de las almohadas: una vez por semana y no compartir.
  3. Ventilar la habitación cada mañana, mínimo 5 minutos.
  4. Evitar frotarse los ojos: el frotarse los ojos es uno de los gestos más habituales que se realiza inconscientemente; suele ser por cansancio, estrés o picor; y la mayoría de la gente lo realiza con las manos sucias; este simple gesto puede provocar infecciones o enrojecimiento ocular.

10. Fuentes de luz directas

Mirar en forma directa las fuentes de luz (sol, pantallas de ordenador, celular, luces LED); provoca un daño considerable en la retina. Para esto se recomienda el uso de gafas de sol homologadas durante todo el año (no solo en verano, ya que la luz ultravioleta es dañina los 365 días del año). Para las pantallas de ordenador, tablet o celular se recomiendan lentes con filtro azul y hacer descansos cada cierto tiempo para relajar los ojos.

11. Lectura adecuada

Para una lectura adecuada se aconseja realizar pausas para relajar los ojos y respetar la distancia de 35-40 cm entre un libro y nuestros ojos, por ejemplo. Cuando se lee en movimiento (medios de transporte, viajes); se aconseja realizar intervalos para relajar los ojos; ya que la lectura en movimiento provoca fatiga ocular, dolor de cabeza y mareos.

12. Maquillaje

El uso de maquillaje en los ojos puede resultar molesto, principalmente porque se añaden compuestos externos que pueden dar lugar a depósitos, irritación y enrojecimiento en párpados y ojos. Es importante recordar:

  1. Evitar dormir con el maquillaje.
  2. Utilizar productos reconocidos dermatológicamente.
  3. No compartir maquillaje de ojos con nadie.
  4. Desechar el rímel después de tres meses de uso, (pasado ese tiempo puede almacenar bacterias).

13. Medio ambiente

Es necesario contar con protección ocular para protegerse de la polución ambiental y evitar atmósferas con polvo. Los días ventosos de playa o campo, el polvo doméstico, aserrín, humo de tabaco y disolventes, son factores que dañan nuestros ojos; por tal motivo es imprescindible proteger nuestros ojos con lentes adecuados; preferentemente polarizados.

14. Seguridad en el trabajo

La seguridad laboral debe ser el objetivo de todos los empleados y un derecho irrenunciable de cualquier trabajador, por eso se debe contar con los Equipos de Protección Individual (EPIs) adecuados y la información suficiente para usarlos correctamente. Los soldadores, profesionales de laboratorios y equipo médico están más expuestos a impactos de partículas, salpicaduras de líquidos o radiaciones; por lo tanto deben proteger sus ojos con gafas de protección especiales (marcos de cristales rígidos, cristales resistentes al impacto).

15. Uso correcto de lentes de contacto

Cuando se utilizan lentes de contacto es necesario cumplir con el uso adecuado de los mismos. El uso continuado de lentes de contacto puede reducir la sensibilidad corneal, con aumento de la evaporación de la lágrima, lo que propicia los síntomas de ojo seco. Por tanto las recomendaciones son:

  1. Usar el desinfectante para los lentes de contacto indicado por el oftalmólogo.
  2. Desechar los lentes de contacto cuando hayan pasado el día de expiración.
  3. El uso de lentes de contacto no debe superar más de diez horas al día.
  4. Realizar una higiene diaria de los párpados y pestañas con un champú neutro o con toallitas de higiene ocular.
  5. Mantener las lentes húmedas y en buenas condiciones.

Información del autor
  1. Plazas Lorena. Licenciada en enfermería. Trabajo propio.
Fuentes consultadas
  1. https://www.allaboutvision.com/es/

Última actualización: [30/06/2022]

85 / 100

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.