Técnicas para compresiones torácicas y respiraciones de rescate – RCP 2

Técnicas de RCP

La RCP se lleva a cabo combinando las compresiones torácicas y respiraciones de rescate. Esto ayuda a que la sangre circule al cerebro manteniendo a la víctima con vida mientras el servicio de emergencia llega a la escena.

A continuación se indicará como llevar a cabo éstas dos técnicas:

La técnicas varían ligeramente dependiendo de la edad de la víctima. Se realizan compresiones torácicas y respiraciones de rescate de manera distinta en cada persona, basándose en la edad que ésta aparenta tener.

En los procesos de RCP, las víctimas se categorizan en 3 grupos de edad:

  • Adultos: (desde el comienzo de la pubertad)
  • Niños: (desde el primer año de vida hasta el comienzo de la pubertad, edad en que se desarrollan las características sexuales secundarias, por ejemplo: Vellos púbicos, axilares, etc.)
  • Infantes: (menores de un año)

Técnicas para Compresiones Torácicas y Respiraciones de Rescate

1. Compresión Torácica

La compresión torácica es un proceso en el cual se aplica presión en el pecho de una víctima que se encuentra en situación de emergencia, con el propósito de incrementar el flujo de sangre en el corazón y mantenerla con vida. Esta técnica se utiliza para ayudar a que la sangre circule en el corazón de una persona cuando este no late efectivamente .

A continuación se detallan las diferentes técnicas para cada grupo de edad:

Compresiones en Adultos y Niños

Se conoce como adulto a una persona desde el inicio de la pubertad. El inicio de la pubertad se define desde el comienzo del desarrollo de las características sexuales secundarias; como por ejemplo: vellos púbicos, axilares, etc.

Se conoce como niño, a una persona entre el primer año de edad, hasta el inicio de la pubertad.

Se recomienda que la profundidad de la compresión realizada en un adulto sea de al menos de 5 cm o  2 pulgadas, pero sin exceder los 6.10 cm o  2.4 pulgadas.

Se recomienda que la profundidad de una compresión realizada en un niño sea de aproximadamente  de 5 cm o 2 pulgadas.

  • Colocar el talón de la mano en el centro del pecho de la víctima, en el punto medio entre los pezones, colocar después la otra mano sobre la primera, tocando el pecho con las dos manos y entrelazando los dedos.
  • Colocar los hombros directamente sobre el pecho de la víctima y los brazos estirados.
  • Presionar el pecho 30 veces de manera fuerte y rápida a un ritmo de 100 a 120 compresiones por minuto. Contar en voz alta.
  • Permitir que el pecho suba y baje con cada respiración, no se debe apoyar en él. Es importante enfocarse en la calidad de las compresiones.
Entrelazar los dedos y ponerlos en el punto medio entre los pezones.
Apoyarse sobre la víctima. Hombros sobre el pecho. Brazos estirados.
Presionar de manera fuerte y rápida. Realice de 100 a 120 compresiones por minuto.
Adulto: Compresiones de al menos 5 cm, sin exceder los 6.10 cm.
Niño: Compresiones de aproximadamente 5 cm.
Presionar fuerte y rápido! Al menos 100-120 compresiones por minuto.

Compresión Torácica para Infantes

Se conoce como Infante a una persona menor de un año de edad.

Se recomienda que la profundidad de la compresión realizada en un infante sea de ⅓ de la profundidad del pecho (aproximadamente 3.80 cm o 1 ½ pulgadas).

  • Colocar al infante sobre una superficie plana y dura.
  • Colocar 2 ó 3 dedos sobre el esternón, justo debajo de la línea de los pezones.
  • Realizar 30 compresiones con los dedos a una profundidad de ⅓ del pecho del infante y contar en voz alta.
2 ó 3 dedos
2 ó 3 dedos
30 compresiones a una profundidad de ⅓ del pecho del infante . Contar en voz alta.

2. Respiraciones de Rescate (Respiración Boca a Boca o Ventilaciones)

Las Respiraciones de Rescate pueden suministrar suficiente oxígeno a una víctima para mantenerla con vida. Las respiraciones de rescate se administran respirando directamente en la boca de la víctima.

De ser posible, utilizar una mascarilla protectora u otro tipo de protector bucal.

Técnicas de respiración de rescate para cada grupo de edad

Respiraciones de Rescate para Adultos y Niños

  1. Inclinar la cabeza hacia atrás y elevar el mentón.
  2. Presionar la nariz cerrando las fosas nasales.
  3. Realizar respiraciones de rescate por al menos un segundo.
    • Cubrir la boca de la víctima con la suya completamente.
    • Soplar directamente en la boca de la víctima por al menos un segundo.
    • Observar que el pecho de la víctima se eleve y descienda.
    • Si se ve que el pecho no se eleva y desciende, es probable que haya algo obstruyendo la vía respiratoria y debe ser despejada. Entonces presionar el abdomen de la víctima para remover el bloqueo.

Cuando se realiza RCP es recomendable dar 2 respiraciones de rescate por cada 30 compresiones torácicas. Recordar la proporción de 30:2. La transición entre las compresiones torácicas y las respiraciones de rescate (respiración boca a boca) deben se de menos de 10 segundos.

Incline la cabeza hacia atrás y eleve el mentón.
Presione la nariz cerrando las fosas nasales.
Realice 2 respiraciones de rescate por al menos un segundo. Observe que el pecho se eleve y descienda.

Respiraciones de Rescate para Infantes

Se conoce como infante desde el nacimiento de una persona hasta el primer año de vida.

  • Comprobar que no haya un bloqueo en la boca del infante.
  • Inclinar la cabeza hacia atrás y elevar el mentón.
  • No presionar las fosas nasales con los dedos.
  • Cubrir la BOCA Y NARIZ del infante con la suya, sellándolas por completo.
  • Soplar por un segundo en la boca y nariz haciendo que el pecho se eleve claramente. No soplar demasiado fuerte ya que se podría dañar los pulmones del infante.
  • Si el pecho no se eleva y desciende con claridad, es probable que haya algo obstruyendo la vía respiratoria y debe ser despejada. Se debe dar golpes en la espalda o compresiones en el pecho para liberar el bloqueo.

Cuando se realiza RCP es recomendable dar 2 respiraciones de rescate por cada 30 compresiones torácicas. Recordar la proporción de 30:2.

Incline la cabeza hacia atrás y eleve el mentón.
Cubra la BOCA Y NARIZ del infante con la suya, sellándolas por completo.
Sople por un segundo en la boca y nariz haciendo que el pecho se eleve claramente.

Autor
  1. Plazas, Lorena. Enfermera. Elaboración de articulo para el blog Enfermeria Buenos Aires
  2. American BLS Services Corp.
Última actualización: [ 30/05/2020 ]