Morfina – Administración de enfermería

Morphine vial

Morfina – Administración de enfermería

Descripción del Fármaco

Presentación: Ampollas: 10 mg/ml; Jarabe (preparado magistral): 0,1% (1 mg/ml), 0,3% (3 mg/ml), 1% (10 mg/ml)

Nombres comerciales: Amidiaz; M. Kilab; M. Norgreen; Neocalmans; Preparado magistral (solución acuosa de liberación inmediata).

Morfina en ampolla

Acciones

  • Agonista de opiáceos.
  • Analgesico.
  • Actúa sobre los receptores opiáceos en el SNC.
  • El sulfato de morfina es el estándar contra el cual se miden la eficacia y las reacciones adversas de otros medicamentos para el dolor.

La morfina alivia la dificultad respiratoria en el paciente con edema pulmonar (líquido en los pulmones) o insuficiencia cardíaca izquierda (incapacidad del corazón para bombear suficiente sangre para satisfacer las necesidades del cuerpo). Lo hace por medio de la dilatación de los vasos sanguíneos periféricos, manteniendo más sangre en la periferia y disminuyendo la precarga cardíaca.

Indicaciones

  • Dolor agudo y crónico, moderado o severo.
  • Tratamiento sintomático de disnea.
  • Crisis de disnea y cianosis.
  • A veces se prescribe para controlar la diarrea y suprimir la tos.
  • Opiáceo fuerte.

Vía de administración 

La morfina se puede administrar por cualquier vía, aunque la administración por inhalación es infrecuente.

  • V.O.
  • E.V.
  • I.M.
  • S.C.
  • Rectal.
  • Transmucosa.
  • Intratecal.

Administración

  • V.O.: Dosis inicial 0,1 mg/kg cada 4 hs.
  • I.V.; S.C.; I.M.: 0,05 mg/kg cada 4 hs.
  • Infusión continua: 0,1 mg/kg/hora.
  • >60 kg:Dosis inicial V.O.: 10 mg cada 4 hs (no tiene dosis tope)
  • I.V.: 5 mg cada 4 hs. Aumentar la dosis 50% cada vez hasta alcanzar dosis efectiva.
Morfina en jarabe – Preparado magistral

Valoración inicial de enfermería

  1. Obtener una evaluación inicial del dolor del paciente y reevaluar con frecuencia para determinar la eficacia del fármaco.
  2. Evaluar el estado respiratorio del paciente antes de cada dosis.
  3. Vigilar si se presenta una frecuencia respiratoria por debajo del nivel de referencia del paciente e inquietud, que pueden ser signos compensatorios de hipoxia. La depresión respiratoria puede durar más tiempo que el efecto analgésico.
  4. Valorar al paciente en busca de otras reacciones adversas.
  5. Observar al paciente en relación con la tolerancia y la dependencia al fármaco.
  6. El primer signo de tolerancia a la morfina es, por lo general, la duración reducida del efecto.
  7. Controlar al paciente para detectar efectos adversos como: sedación, euforia, convulsiones, mareos, pesadillas, bradicardia, shock, paro cardíaco, náuseas, estreñimiento, vómitos, trombocitopenia y depresión respiratoria.
  8. Mantener disponible un antagonista de opiáceos (naloxona) y un equipo de reanimación.

Claves del diagnóstico enfermero

  • Dolor agudo relacionado con el trastorno subyacente.
  • Patrón de respiración ineficaz asociado con el efecto depresor en el aparato respiratorio
  • Conocimientos deficientes relacionados con el tratamiento farmacológico.

Planificación de los resultados deseados

  • El paciente reconoce una disminución del dolor.
  • Durante el tratamiento, el paciente mantiene una función respiratoria adecuada.
  • El paciente y su familia refieren comprender el propósito de la medicación y su efecto.

Implementación del tratamiento

  1. Mantener disponibles los equipos de reanimación y un antagonista de opiáceos (naloxona).
  2. I.V: administrar la forma I.V. del fármaco mediante inyección lenta, de preferencia en una solución diluida. La inyección I.V. rápida aumenta el riesgo de efectos adversos.
  3. Inyección I.M o S.C: administrar con cuidado a los pacientes con recuentos de plaquetas bajos o escalofríos, hipovolémicos o en estado de shock; la perfusión reducida puede llevar a la acumulación y toxicidad del fármaco.
  4. Alternar los sitios de inyección para evitar la induración.
  5. Vigilar con cuidado la concentración de la solución al medir una dosis.
  6. Existen soluciones orales de diferentes concentraciones.
  7. Para una mayor eficacia, administrar el medicamento en un horario de dosificación regular, y no por razón necesaria.
  8. Instituir medidas de seguridad.
  9. Alentar a un paciente postoperatorio a girar, toser y respirar profundamente cada 2 h para evitar la atelectasia.
  10. En caso de irritación gastrointestinal, dar el fármaco V.O. con alimentos.
  11. Considerar que los síntomas de abstinencia, incluyendo temblores, agitación, náuseas y vómitos; pueden ocurrir si el fármaco se detiene abruptamente.
  12. Vigilar cuidadosamente al paciente en busca de estos signos y síntomas, y ofrecer terapia de apoyo.

Evaluación de la eficacia del tratamiento

  • El paciente declara que el dolor ha cesado.
  • El individuo mantiene una ventilación adecuada, según lo evidenciado por la frecuencia respiratoria y el ritmo normal, así como el color normal de la piel.
  • El paciente y su familia demuestran comprender el tratamiento farmacológico.

Efectos adversos

  • Depresión respiratoria.
  • Náuseas.
  • Vómitos.
  • Constipación.
  • Retención urinaria.
  • Miosis.
  • Hipotensión.
  • Contracción del esfínter de Oddi.
  • Embotamiento mental.
  • Prurito.
  • Rash.
  • Eleva la presión intracraneana.
  • Puede agravar los efectos de la isquemia cerebral o espinal.
  • Puede desencadenar crisis asmáticas en pacientes anestesiados.
  • Deprime la tos y el reflejo de la respiración.

Observaciones

  • Es recomendable asociar un AINE.
  • Recordar que el dolor neuropático responde parcialmente a los opiáceos (asociar adyuvantes).
  • Equivalencia analgésica: 1 mg de morfina I.V. = 2 mg de morfina V.O.; 1 mg de morfina I.V. = 10 µg de fentanilo

Capacitación sobre la morfina

Cuando se prescribe morfina es importante revisar los siguientes puntos con el paciente y sus cuidadores:

  1. Tomar el fármaco exactamente según lo prescrito.
  2. Llamar al médico si no se obtiene el efecto deseado o se experimentan reacciones adversas significativas.
  3. Recordar que el sulfato de morfina (MSO4) puede confundirse con el sulfato de magnesio (MgSO4).
  4. Verificar las abreviaturas o usar el nombre completo del fármaco para evitar confusiones.
  5. La morfina se clasifica como de categoría C en el embarazo y aparece en la leche materna; por lo general, los médicos recomiendan esperar 4-6 h después de la ingestión para amamantar.

Información del autor
  1. file:///C:/Users/loren/Downloads/Enfermeria/12-Coleccion-Lippincott-Enfermeria-Farmacologia.pdf
  2. https://web.archive.org/web/20161029160938/https://www.garrahan.gov.ar: 80/vademecum/vademec.php?
  3. https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Morphine_vial.JPG
  4. Autor de la imagen: Vaprotan- Trabajo propio
  5. https://web.archive.org/web/20181018172556/
  6. Lorena Plazas. Lic. en enfermería. Trabajo propio.

Última actualización: [24/02/2022]

92 / 100

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.